10 cosas que deberías saber antes de viajar a Cerdeña

Si estás preparando una escapada (veraniega o no) a la Cerdeña italiana, ahí van varias sugerencias, recomendaciones y pistas que deberías tener en cuenta para disfrutar al máximo de tu tiempo en esta otra isla paradisíaca. Las más gastronómicas las detalló antes por aquí Isabel Loscertales y os irá bien leerlas para complementar este post.

  1. La mejor época para disfrutarla abarca de la primavera al otoño, así que valora obviar los meses más calurosos, cuando la legión de turistas puede llevar al traste tus ganas de desconexión o de vivirla simplemente sin agobios por encontrar un hueco en tal cala o de campar a tus anchas en plena práctica deportiva. Además, las principales fiestas regionales no se celebran precisamente en verano.
  2. Así como la movilidad se hace imprescindible para recorrer Cerdeña como merece, opta por embarcar tu vehículo en los ferries de Grimaldi, que no sólo te llevan en un pispás a la isla -cabezadita mediante-, sino que ofrecen una primera aproximación al paisaje y la cocina sardas en un trayecto marítimo durante el que también puedes refrescarte en la piscina al aire libre o sudar la gota gorda en el gimnasio, la sauna o las hamacas de cubierta.
  3. ¿Costa Norte o Sur? ¿Este u Oeste? Pues depende de lo que busques. Piensa que la extensión de la isla es considerable y no tiene nada que ver ni con la mayor de las Baleares.
    Mientras en torno a Cagliari, la capital al sur de Cerdeña, se encuentran playas de ensueño y espectaculares dunas; el noroeste vecino a Olbia concentra el glamur de poblaciones como Porto Cervo y Porto Rotondo, con su imponente marina repleta de yates en temporada alta. En el otro extremo, la amurallada Alghero aparece como una población la mar de apacible, con callejuelas repletas de tiendecitas donde comprar cualquier capricho o souvenir y tomar algo en sus terracitas con vistas. La mejor panorámica, por eso, la tienes en lo más alto del hotel Catalunya. Verás que aquí el catalán se habla tanto como el italiano.
    Pasando por el centro, hay que detenerse en Nuoro, sede del nuevo museo de arte contemporáneo.
  4. Si te van las visitas culturales, en Castelsardo podrás adentrarte en su Castillo y conocer la artesanía local en cerámicas, tejidos y cestos que aún hoy se elaboran a mano; también la iglesia de Santa María, que alberga el crucifijo más antiguo de la isla. En Porto Torres, imprescindible acceder a la cripta de la iglesia de San Gavino, referente del románico europeo. Cerquita de Alguero, no te pierdas la Grotta (o gruta) Neptuno. En Capo Testa contempla la piedra de granito con la que se construyó el Panteón de Roma y fotografía también el faro del cabo. En Orgosolo, te llamarán la atención los murales reivindicativos que adornan las calles y fachadas. No te pierdas tampoco el Parque de Porto Conte reservado a la flora y la fauna local, donde resaltan especialmente los burritos albinos. Es una delicia recorrerlo a pie, en bici o en boogie hasta llegar a los acantilados y cabos más próximos. En las mismas instalaciones se puede visitar el museo penitenciario de Tamariglio, que rinde tributo al pasado carcelario de la zona. Es evocador e interactivo.
  5. Vayamos a las playas. Ésta es una selección de las más bonitas, con nombres de lo más sugerente: Chia, Tuerredda, Tavolara, Poetto, Berchida, Tentizzos, Rena Maggiore, Stintino, Badesi, La Magdalena, Capriccioli, Porto Giunco, Feraxi… Siempre se cuela alguna entre las mejores del mundo. Se reparten a lo largo y ancho de la isla y todas tienen sus particularidades. Aguas más esmeraldas que azules, arena blanca o más bien dorada, popularísimas y aún desconocidas…
    La piscina del hotel Torreruja, en Isola Rossa, se funde con el mar del horizonte.

     

  6. Para amaneceres y atardeceres de excepción, desplázate hasta Sa Rocca Tunda, pero también a las playas de Is Arutas, a Cala Luna, Cala Goloritzè, ArgentieraPorto Taverna o a S’Archittu. Enclaves todos para quedarte ciertamente sin aliento…
  7. Alojamientos hay para todos los gustos; desde el más rural al más sofisticado, con detalles, atractivos y atenciones como para no querer salir de los mismos. Entre estos últimos destacan el Marinedda Thalasso & Spa, en Isola Rossa, con playa propia, amplísimas habitaciones, despensa de productos típicos y una premiada cocina para celíacos; pero también el Forte Village Resort, en Santa Margherita di Pula, que cuenta con hasta 21 restaurantes de autor. En plan pop up recala este año el histórico milanés Il luogo di Aimo e Nadia para servir sus menús degustación durante los meses de verano.
  8. Reserva mesa en alguno de los numerosos agriturismos que atesora la isla. Son refugios campestres con propietarios y gestores de trato campechano donde dan de comer bien y en grandes cantidades. Se impone la dieta mediterránea desde el aperitivo hasta el postre. Normalmente rodeados de olivos y viñas, aprovecha para catar referencias locales como las que se elaboran con Vemertino. Son vinos frescos que maridan muy bien con la cocina marinera que predomina en la isla.
  9. No todo va a ser il dolce far niente en Cerdeña, así que apúntate también a la práctica deportiva que facilitan sus aguas, pero también sus caminos interiores y sus montañas. Las buenas temperaturas durante prácticamente todo el año permiten ejercitarse con ganas al aire libre.
  10. Contempla la posibilidad de volver con exceso de equipaje ante la riqueza enogastronómica de la isla. Entre el crujiente pan carasao, el queso peccorino, la irresistible bottarga para rallar incluso sobre la pasta, el arroz para una buena paella algherese, la fregola con marisco, los malloreddus elaborados artesanalmente, las dulzonas seadas y los vinos sardos, saborearás igualmente Cerdeña en la distancia. Querrás hacerlo. La echarás en falta.
Belén Parra

Belén Parra

La primera vez que se sentó a una mesa para contarlo en las páginas de El Mundo aún no se comía bien en los hoteles. Ha probado las mieles del oficio en una editorial gastronómica y en congresos especializados. Mata el hambre y la sed con las historias que encierran restaurantes, cocineros y emprendedores del buen vivir.

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de email no se publicará.

Puedes usar estas etiquetas y atributos <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> HTML

Suscríbete a nuestra Newsletter

Síguenos en las redes sociales
  • twitter
  • facebook
  • pinterest
  • instagram
  • Spotify
Partner
imagen