¡Santo lugar (con piel de lobo)!

Mejillones al vapor con lima y cilantro.
Mejillones al vapor con lima y cilantro.

Suele pasar que pateando calles arriba y abajo, un local me invite a entrar. Y ya no sólo porque con tanto ir y venir me entra hambre -que también- sino porque es un lugar agradable, abarrotado y quienes ocupan sus mesas no manifiestan ninguna prisa por largarse. Me ha vuelto a ocurrir al dar con Ana La Santa, el restaurante de hotel con entrada independiente por esa castiza plaza que lo ambienta y da nombre. Enseguida entiendo que es éste uno de esos locales donde ver-y-ser-visto que tanto pirran a la gente de Madrid, independientemente de cómo se coma. Dicho lo cual, chapeau para Sandra Tarruella y para este primer proyecto de En Compañía De Lobos, el nuevo concepto de restauración liderado por Tomás Tarruella y Perico Cortés, ambos con un prolífico pasado en la gastronomía popular. No es ésta, en cambio, su primera inmersión en la capital y eso se nota. La carta incluye clásicos del tapeo como las croquetas -¡buenísimas!-, los calamares, los huevos fritos con jamón o la ensaladilla rusa -lástima que no esté aún mejor-; propuestas ligeras para agilizar también el servicio -léase cremas, ensaladas y sandwiches-; un capítulo de opciones a la brasa (con carnes rojas, blancas y pescados), y esos arroces que son la gran apuesta de la casa. También lo es el showcooking que brinda la barra cual tarjeta de presentación nada más rebasar la puerta principal. De ahí salen precisamente los mejillones al vapor con lima y cilantro, y la tortilla de patata hecha al momento servida con pan con tomate.

tortilladepatata
Tortilla de patata servida con pan con tomate.

Frente a los bocados que concentran el apetito de ejecutivos, parejitas, amigos reunidos y familias con críos, me cautivaron los sabrosos toques exóticos que tanto el chef como la propiedad quieren impulsar en este local y en las próximas aperturas de la ‘manada’. Los recetarios de México y Colombia están en el punto de mira y las vías de explotación sólo acaban de empezar. El chicharrón de pulpo -hot, hot-; el de cochinillo con lima y jalapeños, las judías verdes con chili o las tortitas de maíz con sashimi de atún y mayonesa chipotle, todos ellos platillos para compartir, van más allá del km.0 e imprimen a la carta un carácter cosmopolita y claramente ‘expansivo’. Las cocinas de este local aún tienen un largo recorrido por delante y no lo digo ya sólo por sus metros cuadrados ni por su horario de sol a sol (desayunos incluidos). Advierto que son tan vastos los diferentes espacios del lugar que si por casualidad os perdéis al ir al lavabo, pensad que no seréis los primeros.

Tortita de maíz con sashimi de atún y mayonesa chipotle.

Ana La Santa reúne también todos los ingredientes para caber en una crónica de sociedad -del estilo Carmen Rigalt, por ejemplo- puesto que una sentada en la barra, en el lobby con librería o en el jardín interior del local te da para advertir a más de una cara conocida. Porque aunque muchos no se atrevan a reconocerlo ni jartos de vino, hay rostros populares que se exponen precisamente para que los vean. No me atrevo a decir que este fuera el caso del interiorista Pascua Ortega y de Ignacio Lewin, el hombre a una sonrisa pegado del primer El día después, con los que coincidí en mi reciente visitaJuntos compartieron un exquisito arroz a banda de cigalas mientras yo daba cuenta de un calórico carrot cake sin desatender a ese hervidero de actualidad que siempre supone el epicentro de Madrid 

 

Lo mejor: el emplazamiento, las croquetas, las salsas y los fondos.
Lo mejorable: los tempos del servicio.

Ana La Santa. Plaza de Santa Ana, 14. Madrid.
Teléfono: 917016013.
Horario: Abierto todos los días de la semana en horario de hotel.
Precio medio: 30 euros.

Inspirada por mi colega Javier Sánchez, me permito esta última licencia: Banda Sonora. Pereza – Lady Madrid.

 

Belén Parra
Belén Parra

La primera vez que se sentó a una mesa para contarlo en las páginas de El Mundo aún no se comía bien en los hoteles. Ha probado las mieles del oficio en una editorial gastronómica y en congresos especializados. Mata el hambre y la sed con las historias que encierran restaurantes, cocineros y emprendedores del buen vivir.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.