“Averigua por qué engordas y adelgazarás cuanto desees” en 7 claves

A la redacción de Woman me llegan aluviones de libros sobre nutrición y dietas. Hay una saturación importante, supongo que porque estamos cada vez más concienciados en la importancia de comer bien para nuestra salud. Los que proponen milagrosas dietas que te prometen el cuerpo de Naomi Campbell en un mes son poco creíbles y los que te aseguran una alimentación anticáncer, totalmente reprobables. Dos cosas hicieron que me interesara especialmente por el libro Averigua por qué engordas y adelgazarás cuanto desees (Gaia Ediciones), de Mercedes Carandini.

En primer lugar, niega esa famosa frase de “somos lo que comemos”. A cuántas personas conoces que comen de manera moderada y equilibrada y no se quitan de encima su sobrepeso. En segundo lugar, apunta al estrés como una de las causas primordiales a la hora de aumentar peso. Además, insiste en un tema del que hablan muchos especialistas y que deberíamos grabarnos a fuego: no se trata de hacer una dieta adelgazante, sino de llevar una alimentación correcta siempre. “Las dietas milagro pueden ser peligrosas”, opina Mercedes Carandini (y ya somos legión).

Te avanzamos 7 claves del libro Averigua por qué engordas y adelgazarás cuanto desees:

  1. ¡No somos lo que comemos! “No somos lo que comemos, sino lo que asimilamos, por ello es fundamental optimizar la función de los órganos relacionados con el proceso digestivo, así como los órganos relacionados con la excreción de deshechos”, explica en una entrevista Mercedes Carandini. El metabolismo es clave para perder peso y ganar salud.
  2. El estrés engorda. “Durante un episodio de estrés se gasta mucha energía y micronutrientes necesarios para el metabolismo energético, enlenteciéndolo. Cuando nos sentimos ‘agredidos’, nuestro cerebro primitivo activa mecanismos para preparar la lucha o huida. En ambas situaciones se secretan dos hormonas: la adrenalina y el cortisol, la hormona del estrés crónico”, sigue diciendo la autora. El cuerpo da prioridad al cortisol sobre las hormonas sexuales (progesterona/testosterona), lo que se acaba produciendo en insomnio, flora intestinal alterada, deseo acuciante de azúcares, alteraciones de estado de ánimo… “Y dichos efectos dificultan cualquier régimen de adelgazamiento”, puntualiza.
  3. Nutrientes contra el estrés. “En situaciones de estrés hay que procurar una dieta rica en nutrientes porque el estrés merma la energía. También es conveniente restringir las grasas saturadas, los azúcares rápidos y aumentar el consumo de alimentos que propicien la síntesis de serotonina y un sueño reparador y lo que propician el equilibrio de la glucemia como los cereales integrales”, aconseja Carandini. Recuerda lo de los cereales integrales.
  4. Qué evitar si estamos de bajón. “Una alimentación basada en azúcares rápidos desestabiliza el estado de ánimo. El exceso de grasas bloquea la acción de la insulina. El alcohol también produce hipoglucemia reactiva ya demás se comporta como una neurotoxina agravando los problemas mentales y emocionales tanto del alcohólico como en fase de abstinencia. La afectación de la flora intestinal provoca una menor absorción de nutrientes alterando el equilibrio del funcionamiento cerebral, ya que el sistema más sensible a las modificaciones de las bacterias del intestino es el sistema nervioso central, particularmente el cerebro”, dice la autora de Averigua por qué engordas… y adelgazarás cuanto desees.
  5. La clave está en el equilibrio. Como se apunta en el libro, la forma más saludable de adelgazar es adoptar una dieta equilibrada que aporte proteínas, hidratos de carbono y lípidos suficientes para mantener un peso correcto y una masa muscular adecuada, así como para favorecer las funciones cognitivas y equilibrar la psique. No aconseja las tan de moda dietas hiperproteicas, “peligrosas y de relativa eficacia” (explica con detalle los motivos y son bastante creíbles).
  6. Y en saber combinar los alimentos… El libro Averigua por qué engordas… y adelgazarás cuanto desees explica cómo la digestión se complica cuando los macronutrientes se combinan inadecuadamente, se cocinan mal o se incluyen en menús mal planteados. Si vamos a someter el organismo a un proceso de adelgazamiento, es fundamental optimizar el proceso digestivo y ¡cuanto más sencilla es la comida, más fácilmente se asimila! Así, por ejemplo, si en la misma comida se asocian proteínas con carbohidratos, se deben incluir vegetales crudos, porque son ricos en encimas que facilitan la digestión.
  7. No comas más de lo que necesitas… pero tampoco menos. “Cuando una persona consume menos calorías de las que precisa (dietas hipocalóricas), el organismo disminuye el metabolismo basal (la actividad del cuerpo en reposo). Lo hace a fin de preservar energía para el funcionamiento de los órganos vitales, por lo que queda menos energía para el resto de actividades. En consecuencia, aparece una sensación permanente de fatiga.

El libro Averigua por qué engordas… y adelgazarás cuanto desees ofrece muchas otras claves, consejos, ejemplos y recetas interesantes para alcanzar un peso saludable sin poner en riesgo tu salud. Mercedes Carandini es directora y terapeuta del Centro Más Vida de Barcelona.

Foto apertura: Brooke Lark / unsplash

Isabel Loscertales
Isabel Loscertales

Prueba nuevos restaurantes con la misma pasión con la que devora un buen libro o visita una expo. Responsable de la sección de cultura y ocio en la revista Woman Madame Figaro, trata de descubrir nuevas tendencias y de promulgar que lo culinario está de moda.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.