Vinos catalanes como si estuviéramos en NY

dissetgraus3
Miguel Figgini, en el centro, en una maridaje de vinos con jazz.


Bueno, ya sabemos que el Born podría ser nuestro Greenwich Village, con gente guapa y moderna y bares chic de diseño agradable… Algo de eso tiene el barrio, pero hace tiempo que los indígenas huímos de tanto guiri: en uno de los barrios más históricos de la ciudad, nos sentimos forasteros. Aún así hay quien ha pensado que eso no debe ser así. El restaurador de origen argentino Daniel Cuasnicú decidió convertir su bar-à-vins Disset Graus en un local de referencia para los vinos catalanes. Buscó la complicidad de un compatriota suyo, Miguel Figgini, quien dice de él mismo que no sabe si es un profesional del vino catalán, pero que, en cualquier caso, “seguro que soy un monje, un evangelizador”. Figgini es un enamorado absoluto de los vinos de su tierra de acogida.

dissetgraus2
El ambiente cálido lo convierte en un local ideal para un afterwork como Dios manda.

El local es a al vez acogedor y trendy y, sí, tiene algo de neoyorquino que no nos molesta, porque queremos ser así de cosmopolitas. Pero, no tan paradójicamente, su objetivo es acercar el público de la ciudad a un patrimonio vinícola —el catalán— que desconocen demasiado y, a la vez, descubrirlo a los numerosos extranjeros que entran allí sin saber muy bien donde se meten. ¡Lo raro es que, en Barcelona, parezca raro que el vino catalán disponga de un escaparate tan atractivo!

En la carta, hay 51 referencias, que se pueden comprar a precio de tienda o bien degustar allí mismo —acompañadas de algunas de las diecisiete tostadas de pa de vidre que preparan con ingredientes de primera calidad—, pagando cinco euros más por el servicio. Si estáis estupendos, podéis pedir, por ejemplo, un tinto Les Tallades de Cal Nicolau 2010 (DO Montsant) o un cava Recaredo Resreva Particular 2004, ambos por 55 euros. Pero si el presupuesto está más ajustado, con un tinto Albet i Noya Tempranillo Clàssic 2013 (DO Penedès) o los blancos Pansa Blanca d’Alta Alella 2013 (DO Alella) o Bernat Oller Blanc de Picapoll (DO Pla de Bages), los tres por 10 euros, vuestro paladar quedará tranquilamente satisfecho. Y si lo que queréis es probar de aquí y de allá, hay una carta de 25 vinos a copas.

Un par de apuntes más: el local abre a partir de las 7 de la tarde, o sea que es para practicantes del afterwork y noctámbulos —y no sólo sirven vinos, también hay coctelería. Y, ¡atención!: hay que estar atento al programa de catas y presentaciones, pensadas todas para un público amateur, pero curioso.

 

Loading
Centrar mapa
Tráfico
En bicicleta
Tráfico
Google MapsCómo llegar

Disset Graus Bar de Vins
Carrer Antic de Sant Joan, 3
Tel. 93 268 19 87

Horario: de martes a viernes, de 19 a 3 h. Sábados, de 1 a 3 h.

Josep Sucarrats
Josep Sucarrats

Lo más fácil es que os lo encontréis comiendo, escribiendo o hablando, tres de las actividades que más le gustan practicar. Director de la revista gastronómica Cuina, también es colaborador habitual de Catalunya Ràdio, de la revista Time Out Barcelona y de varios medios más. Es coautor del libro ‘Històries de la Barcelona Gormanda’ (Angle Editorial, 2014) y de 'Teoria y práctica del vermut' (Now Books, 2015).

Sin comentarios aún

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Síguenos en las redes sociales
  • twitter
  • facebook
  • pinterest
  • instagram
  • Spotify
Partner
imagen