El ‘brunch’ de Trópico, imprescindible

El ‘brunch’ (y Trópico es una buena muestra de ello) no pasa de moda pese a que cada dos por tres le salgan competidores. Hubo quien auguró su fin cuando de repente se nos dio por salir a tomar vermuts como locos los domingos, sin saber que el ‘brunch’ es demasiado todopoderoso para dejarse aniquilar por cuatro conservitas y por el indiscutible poder anestesiante del vermut, que tan bien nos viene en esos domingos negros cada vez más frecuentes a los que nos enfrentamos con la edad.

En esta época de modas efímeras en que vivimos, un momento histórico en el que parece que tenemos la obligación de detestar esta semana lo que nos volvía locos la semana pasada  –y hacer ambas cosas con mucha intensidad– van poniéndose de moda locales de ‘brunch’ que olvidamos a las pocas semanas, maldita posmodernidad, en beneficio de otros nuevos.

Es el caso de Pícnic, en el Born, que fue de los primeros en apostar, hace años, por esta costumbre yanqui de pegarse una comida dominical surrealista en la que caben desde unos huevos a un Bloody Mary, un ‘pancake’ con Nutella, una hamburguesa o un capuccino. Y este apunte nos sirve para detenernos un momento con el objetivo de reflexionar sobre la esencia del ‘brunch’. Y de paso recriminar a muchos restauradores que con la excusa de que la palabrita tiene tirón aprovechen para vendernos como ‘brunch’ cosas que en realidad son comidas dominicales. Y eso es mentir y está pero que muy feo, pues la esencia del ‘brunch’ es combinar en un solo ágape desayuno y comida. Y todo lo que no sea eso no es ‘brunch’. Punto.

tropico_brunch

Tras Pícnic, que se fue desinflando poco a poco, llegaron ‘brunch’ ilustres como los de Federal, Tonka, el hotel Barceló Raval o Toto, los cuales, sin dejar de estar de moda, han quedado en segundo plano en beneficio de Trópico, ese lugar al que cualquiera que presume de estar en la onda tiene que haber ido ya unas cuantas veces y, a poder ser, haberse hecho amigo de sus dueños.

Hasta allí nos fuimos el sábado pasado un grupo variopinto formado por personas de talantes diversos cuyas edades oscilaban entre los 3 y los 40 años, a descubrir –tarde, lo admitimos– si realmente Trópico mola tanto como dicen. Y la respuesta es que sí. Que mucho.

Para empezar, aquí nadie intenta vendernos la idea de que un entrecot al Roquefort con ensalada y una botella de champán es un ‘brunch’. Eso, señores, se ha llamado almuerzo de toda la vida de Dios y, si seguimos desvirtuando palabras a esta velocidad, llegará un día en que nuestra madre llamará ‘brunch’ a su paella del domingo.

La oferta de Trópico es la que tiene que haber en un ‘brunch’: ‘pancakes’ con sirope de arce, huevos Benedict, ‘crêpes’ al estilo del Magreb (con huevos y verduras), arepas y el muy recomendable bol con açai –una fruta típica de Brasil, ahora muy de moda en nuestro país–, huevos rancheros con chipotle y, en definitiva, esos platos que tanto apetecen cuando uno se levanta desorientado un domingo por la mañana.

tropico_brunch

Sin olvidar, claro, una selección de ‘smoothies’, zumos y batidos que quitan el hipo, delicias multicolores que nos harán comprobar con dolor que eso que nos tomamos por ahí y que nos venden como ‘smoothie’ no es más que un licuado patatero muchísimo peor que el que nos haríamos en casa con nuestro exprimidor manual.

De hecho, como indica el nombre del local, aquí reina lo tropical, tanto en la carta como en sus zumos. Nosotros pedimos el batido de pitaya roja con coco y chía (en realidad no lo pedimos nosotros, sino nuestro colega de 3 años en un alarde de sibaritismo del que más tarde se arrepintió), una delicia. También tuvimos ocasión de probar el de agua fresca de sandía con agua de coco (elección final de nuestro amigo de 3 años, sin duda el más ducho de la mesa con muchísima diferencia en eso de enmendar sus errores con sabiduría, humildad y sin liarla excesivamente parda), y el de papaya, piña y maracuyá. Todos ellos deliciosos, de lo mejor que hemos probado en Barcelona en materia de zumos y ‘smoothies’, un mundo en el que nos engañan tanto y tan descaradamente que se nos debería caer un poquito a todos la cara de vergüenza: a ellos por timarnos y a nosotros por permitirlo.

huevos_benedict

Después está el local: bonito, agradable, muy luminoso, frecuentado mayoritariamente –o al menos así era el día de nuestra visita– por mujeres de entre 30 y 40 años con buen aspecto y ‘outfits’ bonitos. Mobiliario reciclado, mesas de madera, techos altísimos y flores en las mesas definen a este restaurante que consigue esa mezcla entre vintage y contemporánea, tan de moda, sin parecer de cartón piedra.

A nosotros el ‘brunch’ nos ha gustado mucho, y eso que últimamente estamos en plan ‘hater’ (¿será el calor?), y nos dicen por ahí que si nos ha molado el ‘brunch’ hay que probar sus cenas. Tomamos nota.

Trópico. Marquès de Barberà, 24.
Tel. 93 667 75 52.
De domingo a jueves, de 10 a 24 h. Viernes y sábado, de 10 a 2 h. 

Loading
Centrar mapa
Tráfico
En bicicleta
Tráfico
Google MapsCómo llegar
Laura Conde
Laura Conde

Como directora de la revista Guía del Ocio BCN se recorrió gran parte de restaurantes de Barcelona y escribió sobre ellos durante siete años. Es autora del libro ‘La felicidad en una croqueta’ (Now Books, 2014) y de 'Hecho en casa' (Now Books, 2015). En la actualidad escribe y habla, las dos cosas que más le gusta hacer además de comer, en diversos medios.

2 Comments
    1. Hola Paula, tienes toda la razón sobre la conveniencia de usar términos en español siempre que se pueda, y de hecho en Gastronomistas abogamos siempre por reducir los anglicismos. Pero el término ‘hater’ está tan extendido y nos parece tan sumamente explícito y clarificador que nos ha parecido conveniente usarlo en este contexto. No existe en español un término que designe tan bien al ‘odiador’ profesional, aquel al que todo le parece mal, o al menos nosotros hemos encontrado aproximaciones pero nada tan claro y contundente como ‘hater’. Y nos extraña que no exista en español, porque la verdad es que el país está lleno de ‘odiadores’ de gran nivel. 😉

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Síguenos en las redes sociales
  • twitter
  • facebook
  • pinterest
  • instagram
  • Spotify
Partner
imagen