Cal Gall, cocina ‘glocal’ en el Baix Empordà

Son muchos los atractivos de la comarca gerundense del Baix Empordà, entre ellos, sus pueblos medievales, pequeños núcleos como los que integran Palau-sator, un bello y silencioso conjunto donde el reloj, si no se ha detenido, seguro que avanza mucho más lento. Esa es la sensación que te invade en la villa de Sant Feliu de Boada, por ejemplo, guardiana de una sobresaliente iglesia datada del siglo XVI aunque documentada ya en el siglo X. De ahí la sorpresa de descubrir en el lugar Cal Gall, un restaurante ubicado en una masía catalana del siglo XVII con arcos y muros de piedra vista donde no comerás lo que esperas por su aspecto.

El establecimiento no es nuevo, pero está renovado. El chef Adrià Rubió quién fue jefe de cocina del restaurante Ca l’Enric (La Vall de Bianya, Girona) durante tres años— re(abría) las puertas de Cal Gall el pasado mes de febrero dispuesto a revolucionar la oferta de cocina casera catalana que ofrecían sus anteriores dueños. ¿Cómo? Mezclando lo global con lo local. Es decir, con una propuesta gastronómica que une con acierto productos de esta tierra con ingredientes procedentes de diversas partes del mundo. Cocina ‘glocal’ la llama. Recetas muy pensadas que, a la vez, rebosan improvisación. Marca Rubió.

Foie (de l’Empordà) micuit con guanaba, yuzu y remolacha picante. ¡Gran combinación!

Gallo no prepara pero sí tórtola, una sopa de ave aliñada con shiro miso de garbanzos, membrillo de zanahoria, amaranto y salmis. Me faltó probarla. Si pude degustar el tuétano con chipirones, tocino de ‘rubia gallega’, kimchi casero y brotes de wasabi; el pulpo de roca caramelizado con miso, trompetas de la muerte, guacamole y chutney de lima; el foie (de l’Empordà) micuit con guanaba, yuzu y remolacha picante y las vieiras con salsa huncaina, rebozuelos y brotes de bimi. ¿Arriesgado? Lo es. Apetitoso, sabroso y goloso, también.

Tuétano con chipirones, tocino de ‘rubia gallega’, kimchi casero y brotes de wasabi. Impresionante.

Adrià Rubió sirve sus platos ‘viajados’ de martes a viernes en un largo menú de mediodía, en una carta que hoy estrena periodicidad semanal y ocasionalmente en forma de menú degustación, previa reserva. Para armonizarlos, apuesta mayoritariamente por vinos catalanes y de la zona que no acostumbran a aparecer en cartas más convencionales.
El joven cocinero no viaja solo. Le acompañan su madre, Susanna Ruart, y Jesús García, pareja de ésta, como socios y atendiendo la sala.

Adrià Rubió define su cocina como ‘glocal’ porque une lo global con lo local.

Antes de despedirme me avanza que ya está trabajando en recetas de caza: jabalí, ciervo, gamo, corzo, paloma torcaz… No esperes a que se abra la veda para catarlos.

Cal Gall
Plaça de l’Església, 3. Sant Feliu de Boada (Girona).
Tel. 972 634 068
Precio medio: 40€
Menú mediodía: 18€
Horarios: abierto de martes a domingo. Lunes y domingo noche cerrado.

Carme Gasull

Carme Gasull

Se inició como periodista en la radio y con el gastrónomo Jordi Estadella en las cosas del comer. Hoy, modera ponencias y demostraciones culinarias en ferias y congresos, colabora en el programa 'Àrtic' de betevé y comparte experiencias en blogs diversos. Comisaria del proyecto 'Catalunya Regió Europea de la Gastronomia 2016', es autora del libro 'Catalunya en el paladar' (Austral Media, 2004) y del cuento 'Petita història de la Festa de la Ratafia' (Editorial Mediterrània, 2016).

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de email no se publicará.

Puedes usar estas etiquetas y atributos <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> HTML

Suscríbete a nuestra Newsletter

Síguenos en las redes sociales
  • twitter
  • facebook
  • pinterest
  • instagram
  • Spotify
Partner
imagen