Los ‘Bigotis’ que revolucionan el Poblenou

Que el Poblenou está de moda ya casi nadie lo duda. En los últimos años, este barrio barcelonés de contrastes se ha llenado de oficinas, de negocios que marcan tendencia, de estudios de diseño y de comunicación y, por ende, de restaurantes. La explosión gastronómica del barrio también se ha impregnado de la propia personalidad de la zona. Así es como pueden pasar desapercibidos entre bares setenteros casi ‘casposos’, restaurantes con propuestas culinarias más que atractivas.

Es el caso de Can Bigotis, que con poco más de dos años de vida, ha revolucionado la zona con su apuesta de cocina de autor a precios asequibles. Su punto fuerte, un menú de mediodía a 12 euros que es puro vicio, con platos para —literalmente— chuparse los dedos o ‘llepar-se’n els bigotis’, como decimos en catalán.

De hecho, sus fundadores, Beto Pedrós y Christian Pujades, bautizaron así su restaurante porque querían que tuviera la sencillez de un chiringuito, la modernidad de un hipster (con bigote incluido), y una oferta culinaria de máxima calidad, como la que el chef (Beto Pedrós) había ido aprehendiendo durante su periplo por grandes cocinas del país.

Y es que, antes de recalar en su propio negocio y en su propio barrio (Pedrós nació y se crió en el Poblenou), ya había pasado por ‘escuelas’ como Hofmann, El Bodegón Alejandro de Martín Berasategui, Ot Restaurant, El Racó d’En Freixa, elBulli, Santa María de Paco Guzmán, Les Petxines de Paula Casanovas o la pastelería Escribà.

El famoso crujihuevo de Can Bigotis.

El paso del tiempo y la dureza de llevar las riendas de un negocio propio hicieron que Christian se bajara del barco. Fue así como Beto siguió en solitario, aunque a él le gusta decir que Can Bigotis no sería nada sin su equipo. Y buena razón tiene, porque tanto engancha su oferta gastronómica, como la proximidad, simpatía y el engagement de su equipo de sala. Sin Guillem, Carme y Débora, el establecimiento no sería lo mismo, eso está claro.

Pero ellos también lo tienen fácil, porque de la cocina del restaurante salen exquisiteces muy fáciles de vender, como el famoso ‘crujihuevo’, un huevo poché rebozado sobre foie a la plancha y espuma de ceps o de patata absolutamente delicioso; la vieira fresca con foie poêlé, crema de boniato, ensalada de espárragos y demi-glace de carne; el risotto con rebozuelos, parmesano y aceite de trufa blanca; o las japo-costillas de cerdo BBQ con mayonesa de miel y jengibre.

Risotto con rebozuelos, parmesano y aceite de trufa blanca.

“Creo que podemos definir mi cocina como de mercado con toques fusión y un aderezo de autor”, confiesa Beto, mientras reitera que con Can Bigotis está cumpliendo su sueño. “Soy muy afortunado, porque poco a poco estoy dando forma a lo que siempre soñé, un restaurante en mi barrio donde poder ofrecer cocina elaborada, en un ambiente informal y distendido”. Y el sueño no solo está cumpliéndose si no creciendo, porque antes de la primavera abrirá un salón anexo al restaurante para dar capacidad a 16 comensales más, que se añaden a los 38 que caben en el local original.

Y es que el boca a boca ha hecho que los mediodías casi no quepa ni un alfiler, parroquianos atraídos por la calidad culinaria, el ambiente divertido, los precios ajustados y los toques de personalidad, impregnados incluso en su propia cerveza de barril, “la bigotuda”, elaborada con un 50% de Estrella Damm y un 50% de Voll-Damm. Porque, entre sus numerosas aficiones, Pedrós se confiesa amante de las cervezas. “Me gusta ofrecer cosas diferentes, por eso ahora también pondremos en carta una clara elaborada con limonada casera”. Son estos detalles los que hacen que este ‘bigote’ de Poblenou día a día pase menos desapercibido.

Can Bigotis Barcelona

Can Bigotis

Badajoz, 36. Barcelona – Teléfono: 932 218 815 – Menú mediodía: 12€ – Precio medio carta: 30€ – Horarios: Cerrado domingo noche y lunes.

Guardar

Guardar

Isabel Acevedo
Isabel Acevedo

Empezó a coquetear con el periodismo gastronómico en 2005 con el libro Sabores de Barcelona (Ed. Amat) pero donde más aprendió fue como subdirectora del mítico ‘El Pipiripao’. Hoy, asesora a restaurantes y empresas de hostelería en comunicación y RRSS. Es autora del blog www.gastropekes.com.

1 Comment
  1. Es diu Padros amb a en Beto.
    Un crack de tio que ja de jove ja tenia clar que volia dedicar-se a la cuina.
    Molt orgullosa d’ell perque s’ho ha treballat.

Leave a Reply

Your email address will not be published.