La carnicería es cool

IMG_4205Un universo gore de vacas cortadas a lonchas, cerditos troceándose los unos a los otros, jugando con una pata de jamón o secándose las lágrimas tras recibir una cuchillada en la espalda… Escenas surrealistas que ilustran Cárnicas Gráficas.

Este curioso libro, coeditado por Adicciones porquesí y Typerepublic, recopila gráficas de los años 70 hasta la actualidad de tarjetas, bolsas y envases de carnicerías. Aquellos papeles a los que nadie parecía prestar atención y que, una vez acabada la última loncha de jamón o puestos los filetes en la parrilla, mueren invariablemente en el cubo de basura. Dándole la vuelta, Cárnicas Gráficas ofrece siete historias escritas en torno al tema de la carne. Un libro de colección que, además de sorprender, apunta a que España será uno de los próximos países a rendirse a la tendencia de las carnicerías cool.

Esta movida culinaria ya causa furor en Chicago, Nueva York y San Francisco, ciudades en las cuales es lo más pagar centenares de dólares para aprender a realizar cortes de carne con maestría; dejarse ver comprando salchichas en las boutiques de carne más en boga; cuidar el diseño y decorado de carnicerías con estética deluxe o convertirse en artista-carnicero, una profesión cuyas jóvenes promesas son ultramediáticas y, seguramente, se convertirán en protagonistas de los próximos realities. Después de los chefs, a los carniceros les toca el turno de ser auténticas celebrities y, en EEUU, no eres nadie si no conoces a nombres como Tom Mylan, apodado de forma intimadadora el ‘Carnicero de Brooklyn’ (a tomar en primer grado) o Pat La Frieda Jr., llamado ‘Meat Men’ (el hombre de la carne, en castellano). ¡Qué tiemble Paris Hilton!

Gran Bretaña y Francia son otros países en los que ser carnicero está de moda. Yves-Marie Bourdonnec y Hugo Desnoyer son algunos de los nombres más famosos de este oficio y proveedores de los restaurantes más chics del país vecino. Prestan su imagen a utensilios de cocina con precios desorbitados y firman colecciones de libros en los que confiesan sus secretos de cocción, cortes y recetas exclusivas. Aquí va uno de los últimos consejos compartido por Desnoyer: «Sacar la carne de la nevera y dejarla a temperatura ambiente dos horas antes de cocerla. Nunca usar un tenedor para darle la vuelta en la sartén, ya que pierde su jugo y no quedan tan melosa».  Toma nota para preparar tu próximo bistec.

Morceaux Choisis, por Hugo Desnoyer (ed. First).
Morceaux Choisis, por Hugo Desnoyer (ed. First).

 

 

 

 

 

 

 

 

Laia Zieger
Laia Zieger

Una periodista francesa ‘expatriée a Barcelona’ que ha trabajado en El País y El Periódico de Catalunya, colabora con medios de ambos lados del Pirineo, y coordina el portal www.vinovidavici.com. Es autora del libro ‘Portraits de Barcelone’ (Hikari Editions, 2016).

1 Comment

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Síguenos en las redes sociales
  • twitter
  • facebook
  • pinterest
  • instagram
  • Spotify
Partner
imagen