El ‘todo en uno’ del Casa Suecia

Tanto ver a Lluís Canadell pillar un AVE semana va, semana viene, en una de éstas decidí seguir sus pasos y conocer su trabajo en Casa Suecia. Tras llenar El Nacional y el Boca Grande de turistas, el Puerto Chico de parejas y familias bien avenidas y el Lomo Alto de carnívoros, todos locales en BarcelonaCanadell comienza a hacer también lo propio en Madrid. Sólo es cuestión de tiempo -del implacable y del meteorológico- que el Casa Suecia esté también en boca de cuantos saben reconocer su ‘todo en uno’.

Está en una localización inmejorable, aloja tanta Historia como historias para contar, coquetea con la cocina nórdica, esconde una coctelería con música en vivo, se muta en cafetería con tartas dignas de la mejor pastelería y se reinventa en una envidiable azotea donde echar las horas incluso en estos días de invierno. Como su apertura es tan reciente, aún no se puede comer en las alturas porque el restyling de esta Casa no comenzó precisamente por el tejado. Para la remodelación de este otro impecable NH Collection, Canadell y su equipo, encabezado por el interiorista Lázaro Rosa Violán, han invertido y compartido ideas con las que hacer del Suecia el punto de encuentro deseado desde el desayuno hasta la última copa.

berenjenas casa suecia madrid

Los chefs catalanes que asesoran el restaurante aún in situ, tan pronto coquetean con la cocina nórdica más básica en un guiño al nombre de la Casa, como imprimen su carácter mediterráneo en la presentación de mariscos, pescados y arroces que sobresalen frente a las cocas y otros platillos que encuentras también en la carta del room-service. La sopa de cebolla, el cangrejo real acompañado de pico de gallo y el arroz de temporada son los más recomendables.

coca casa suecia madrid

Casi, casi como alguno de los postres que no deberías saltarte por muchas ganas que tengas de acceder al speakeasy del mismo local. Éste está tras una de las cuatro paredes del baño mixto recreado también por Rosa Violán. Me gustaría verlo siempre tan lleno como la noche que lo pisé por primera vez cuando sonaba una bonita versión de La vida es un carnaval, de Celia Cruz. Buenos cócteles y mejor ambiente en el clandestino Hemingway, bautizado así en honor a uno de los tantísimos personajes ilustres que optaron por este hotel durante sus respectivas estancias en Madrid.

hemingway hotel suecia madrid

Para el amanecer, el atardecer o las noches de verano siempre quedará la azotea en dos alturas que ofrece unas vistas de 360º sobre la ciudad, además de una carta esencialmente de producto, bebidas de todo tipo y una decoración acorde al emplazamiento. El próximo verano será la Casa del momento. Al tiempo. Prometo no hacerme la sueca si yerro en mi pronóstico.

azotea hotel suecia madrid
Casa Suecia
. Calle del Marqués de Casa Riera, 4. Tel. 912 00 05 70.

Loading
Centrar mapa
Tráfico
En bicicleta
Tráfico
Google MapsCómo llegar
Belén Parra
Belén Parra

La primera vez que se sentó a una mesa para contarlo en las páginas de El Mundo aún no se comía bien en los hoteles. Ha probado las mieles del oficio en una editorial gastronómica y en congresos especializados. Mata el hambre y la sed con las historias que encierran restaurantes, cocineros y emprendedores del buen vivir.

Sin comentarios aún

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Síguenos en las redes sociales
  • twitter
  • facebook
  • pinterest
  • instagram
  • Spotify
Partner
imagen