Un cava con termómetro

Que levante la mano quien tenga un amigo que se hace el entendido en vinos, en espumosos, en destilados, en lo que sea.

Que levante la mano quien nunca ha tenido claro a qué temperatura hay que servir un vino, un espumoso, un destilado, lo que sea.

Que levante la mano quien quiera acertar, de una vez, con esta historia que, no nos engañemos, es básica si se quiere disfrutar de un vino, un espumoso o lo que sea.

La bodega Jaume Giró i Giró ha dado en el clavo con su cava Elaboració Artesana Brut Nature, el primero con un termómetro incorporado en su contraetiqueta que nos indicará la temperatura óptima de su consumo. ¿Cómo funciona el invento? Es simple: el termómetro pasará de color blanco a color azul y aparecerá un OK cuando esté entre 4 y 7 grados. Se acabaron las dudas. Una vez haya alcanzado ese margen, solo toca disfrutar de este espumos de notas florales y afrutado (manzana, plátano y frutas tropicales) que combina con pescado y marisco.

 

 

 

 

Ah, y para quien pase de estar pendiente del termómetro pero sí de la estética, Jaume Giró i Giró ha lanzado también el Grandalla de Luxe Gran Reserva Brut 2004: etiqueta de estaño y piedras de Swarovski. Una joya de edición limitada elaborada a partir de un cupaje sumamente floral que evoca El Narcissus Poeticus, la Flor de los Pirineos. Es complejo y marida tanto con carnes como con pescados. Resulta ideal con sushi y ahumados.

Ferran Imedio
Ferran Imedio

En los últimos dos años ha visitado más de 300 restaurantes, pero su colesterol sigue en niveles normales. Esta rareza sin explicación biológica le permite seguir escribiendo sobre gastronomía en El Periódico de Catalunya, donde antes fue responsable de la sección de Gente y ahora, de Cocina's de la revista 'On Barcelona'.

Sin comentarios aún

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Síguenos en las redes sociales
  • twitter
  • facebook
  • pinterest
  • instagram
  • Spotify
Partner
imagen