El 300 del Born, un espacio gastronómico que dará guerra

Han tenido que pasar 300 años para que redescubriéramos cómo vivían y comían los barceloneses antes del asedio de las tropas borbónicas desde 1713 hasta el 11 de septiembre de 1714, una fecha que quedaría grabada en la memoria de todos los catalanes para siempre, ya que, tras la capitulación de la ciudad condal, se abolieron las leyes y las instituciones catalanas. Las obras de remodelación del mercado de El Born desvelaron que, bajo sus cimientos, habían quedado sepultadas las ruinas de la Barcelona de esa época. Ahora han salido a la luz para descubrirnos los hábitos de los barceloneses de hace tres siglos, que podemos conocer visitando en el nuevo Born Centre Cultural.

En el marco de dicho centro cultural, Moritz ha creado el espacio gastronómico El 300 del Born, donde se ha hecho una clara apuesta por recuperar y actualizar los platos de la cocina histórica catalana, pero también hacen un guiño a lo que denominan cocina historiada, con platos inspirados en historias y leyendas con un toque moderno, sin olvidar la cocina de mercado, en homenaje al espacio que ocupan, sonre el antiguo mercado de El Born.

_OMC0848

Para esta aventura han lanzado una nueva cerveza llamada Barcelona Born 17.14, un número que hace una clara alusión a los acontecimientos del año 1714, pero que en realidad se refiere a los 17,14º Balling, un indicador del porcentaje de azúcares que contiene el mosto antes de la fermentación de esta cerveza en particular, que además tiene toques de miel aromatizada con jengibre y notas de bergamota y cardamomo, algunas de las especias más utilizadas en la cocina catalana de hace 300 años, según se ha podido descubrir en el yacimiento oculto bajo el que fuera el mercado central de Barcelona desde 1876 hasta 1971.

_OMC1337

El chef Jordi Vilà, con una estrella Michelin, es el artífice de la carta de El 300 del Born, además de las propuestas gastronómicas de la Fàbrica de Moritz Barcelona y de El Velódromo, del mismo grupo. La carta se divide en dos partes: Entre batalla y batalla, con ofertas para todo el día, y ¡A la Guerra!, para el almuerzo y la cena. Entre sus platos encontramos platillos de entre 4€ y 12€ como las típicas bombas de la Barceloneta, un clásico que hace un guiño a los múltiples bombardeos que Barcelona sufrió a lo largo de su historia; el Bacallà a la llauna o los macarrones, muy populares en la cocina barcelonesa desde el siglo XVIII; Pan negro, una reedición del que comían los catalanes durante el asedio, elaborado con harinas muy poco refinadas y de origen incierto que comían quienes no tenían acceso a otra cosa.

Otros platos que rememoran la cocina catalana de siempre son los callos con capipota, la coca de recapte o la codorniz en escabeche. Uno de los postres más emblemáticos del local será el Pastel de Santa Eulàlia, en alusión a la patrona original de la ciudad de Barceona y el pendón del mismo nombre que enarboló Rafael Casanova. Lleva jengibre, canela, naranja y crema de vainilla, ingredientes rescatados de los recetarios ancestrales catalanes. Los paladares más modernos podrán optar por el Pastel de la Mercè, en realidad un brownie de chocolate, que simboliza la patrona de la diócesis de la ciudad que posteriormente fue declarada copatrona de Barcelona.

_OMC1360
Bacalao a la naranja y oliva negra.
_OMC1563
Desde la sala de El 300 del Born puede verse el yacimiento bajo el techo del mercado de El Born.

El 300 del Born
Pl Comercial, 12
Barcelona

Roger Ortuño

Roger Ortuño

Gastrónomo, publicista y profesor universitario. Su adicción por la comida japonesa lo llevó a iniciar su blog ComerJapones.com. Tras más de una década blogueando sobre el tema, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Japón lo definió como el blog más influyente en España y Latino-América sobre gastronomía japonesa. Coordinador de los talleres gastronómicos del Salón del Manga de Barcelona , Premio Bloguero Cocinero de Canal Cocina (2012) y finalista en los Premios Gastroblogs de Cocina.es (2011) y en los Premios Bitácoras (2010 y 2009). Ahora sigue dando la brasa desde Gastronomistas.com

4 comentarios
  1. Un espacio que podrían haber aprovechado para montar un espacio gastronómico brutal, tipo EATALY, pero made in Catalunya/Spain, con una oferta de producto catalán e ibérico en general brutal. Esas cuatro piedras, con todo el respeto, se podían haber tapado con un suelo de cristal. Dudo mucho que ese espacio atraiga a tanta gente, después del efecto novedad. Cada día alucino más con la administración local…

Deja una respuesta

Tu dirección de email no se publicará.

Puedes usar estas etiquetas y atributos <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> HTML

Suscríbete a nuestra Newsletter

Síguenos en las redes sociales
  • twitter
  • facebook
  • pinterest
  • instagram
  • Spotify
Partner
imagen