Elsa Yranzo, una ‘food designer’ reivindicativa

Barcelona acoge el viernes 20 y el sábado 21 de octubre una nueva edición del Blanc Festival, un encuentro que tendrá lugar en el Casino l’Aliança del Poblenou y que reunirá a las grandes figuras del diseño internacional. Entre todos los nombres en cartel (desde la norteamericana Paula Scher a Enric Huguet, un referente histórico en el diseño barcelonés, o el estudio Vasava) nos detenemos en el de Elsa Yranzo, una ‘food designer’ cuya reivindicativa obra se basa en un solo material: la comida. Yranzo utiliza los alimentos para generar nuevos lazos entre la comida y las personas, a través de la creación de experiencias gastronómico-artísticas que nos hablan, entre otras cosas, de justicia, belleza y sostenibilidad.

Podremos verla en el Blanc el sábado 21 a las 10.40 h, pero antes hemos querido hablar con ella sobre un trabajo que se mueve en la delicada frontera entre lo naïf y lo reivindicativo. Porque si algo ha sabido captar esta artista es, entre otras cosas, la belleza que se oculta tras los alimentos cuyo aspecto no encaja con lo estéticamente normativo.

¿Por qué la comida? ¿En qué momento decides que va a ser el medio de expresión de todo tu trabajo?
No cierro puertas a ningún otro material. Pero la comida tiene un gran potencial, forma parte de nuestras vidas, ya no solo para alimentarnos, sino para configurar cosas bellas.
Los alimentos son materias primas que tienen propiedades táctiles como la textura, la temperatura, la dureza, el color… Pero también comprendí que estas materias primas multisensoriales tienen significados, que a través del diseño, se desarrollan y pueden transmitir emociones. Comer es una necesidad básica, pero también forma parte de nuestra cultura, configura rituales e interacciones humanas y esto es difícil de encontrar en otro material.

¿Cuál es tu proceso creativo para desarrollar un concepto?
Me creo un gran mapa visual, me hago preguntas, miro a mi alrededor, investigo, pregunto, consulto a expertos, hago pruebas, prototipos… Los límites y pautas me los pongo dependiendo de si el proyecto es propio o es para un cliente.

¿Qué alimento te inspira más? ¿Tienes algún fetiche?
La verdad es que desde siempre me chiflan las gelatinas. ¡Soy fan del mundo ‘jelly’!

Si hay algo que caracteriza tu obra es que es completamente efímera: ¿qué sensación te despierta esto como artista?
No me importa en absoluto que sea efímera. De hecho, casi lo prefiero. Voy evolucionando y me gusta dejar atrás las cosas que ya he hecho.

Elsa-Yranzo
‘Mini-Breakfast’

¿Cuál es el encargo más loco que te han pedido?
Tengo en mi lista de proyectos pendientes contactar con una chica que me propuso diseñar un artilugio perruno para poder comer con su mascota.

Tu obra es una bofetada a una buena parte de la industria alimentaria actual. ¿Cuáles crees que son sus grandes males?
Yo no lo veo como una bofetada, lo veo como un toque de atención sobre ciertos temas que nos afectan a todos. El desperdicio alimentario, la industria del ‘fast food’, la seguridad alimentaria del planeta y su dependencia de grandes multinacionales, la pérdida de conocimiento gastronómico y cultural, el cambio climático que añade dificultad al sector, la pérdida del respeto por la tierra y los animales… y podría seguir.

elsa_yranzo
‘Art & Food: la comida del futuro’

¿Cómo influye el hecho de ser ‘food designer’ en tus hábitos alimenticios?
Yo creo que ha sido al revés, mis hábitos alimentarios han influido en mi trayectoria como diseñadora. Siempre he tenido una relación muy respetuosa con la tierra, los alimentos y los animales.

‘La Imperfecta Belleza’

¿Hay alguna marca, cocinero, proyecto o empresa del ámbito gastronómico con la que te gustaría colaborar?
¿Es muy atrevido si escojo a los hermanos Roca? ¿Mugaritz?

En tu proyecto ‘La imperfecta belleza’ nos pides que demos una oportunidad a los alimentos feos. ¿Por qué?
Porque sin darnos cuenta hemos asimilado una belleza como natural cuando en realidad no lo es: no todas las naranjas tienen el mismo diámetro, ni todos los tomates tienen el mismo color. Hemos confundido esta belleza “perfecta” con lo artificial y lo no natural. ¡Lo natural es feo!

elsa_yranzo
‘La Imperfecta Belleza’

Eres parte de Extraordinaria, un proyecto de mujeres emprendedoras. ¿Cómo explicas que la cocina sea un ámbito esencialmente masculino –o al menos lo son los grandes nombres– teniendo en cuenta que las que hemos cocinado hemos sido siempre nosotras?
No te sé decir porque motivo ha sido así hasta ahora, pero espero que con iniciativas como Extraordinaria que dan impulso a la profesionalidad de las mujeres deje de ser así muy pronto.

elsa_yranzo
‘Donut Worry Be Healthy’, for Extraordinaria

Por otra parte, ¿por qué crees que las mujeres nos tenemos que unir y crear estos espacios propios para emprender (o lo que sea)?
Porque aún estamos lejos de la igualdad y todo el apoyo que nos podamos prestar las unas a las otras es impagable. Somos muchas las mujeres que creemos en el apoyo para conseguir el éxito profesional y personal y en desarrollar un liderazgo en femenino mucho más alineado con nuestras necesidades de género.

Para acabar, ¿hay algún alimento que a Elsa Yranzo no le guste?
No soporto la casquería.

 

Blanc Festival 2017
Rambla del Poblenou, 42
Viernes 20 y sábado 21 de octubre.
Elsa Yranzo estará en el festival el sábado 21 a las 10.40 h.

Loading
Centrar mapa
Tráfico
En bicicleta
Tráfico
Google MapsCómo llegar
Laura Conde
Laura Conde

Como directora de la revista Guía del Ocio BCN se recorrió gran parte de restaurantes de Barcelona y escribió sobre ellos durante siete años. Es autora del libro ‘La felicidad en una croqueta’ (Now Books, 2014) y de 'Hecho en casa' (Now Books, 2015). En la actualidad escribe y habla, las dos cosas que más le gusta hacer además de comer, en diversos medios.

Sin comentarios aún

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Síguenos en las redes sociales
  • twitter
  • facebook
  • pinterest
  • instagram
  • Spotify
Partner
imagen