Entrepanes Díaz es un bocadillo de mejillones

Ya he estado dos veces en Entrepanes Díaz, la nueva propuesta de Kim Díaz, el hombre que acoge en el Bar Mut a Robert de Niro cada vez que el actor va a Barcelona (hace unos meses expliqué lo que ‘Toro Salvaje’ comía a dos carrillos en un post que, dejadme que lo diga, me salió divertido, o al menos yo me lo pasé de cine escribiéndolo). En fin, a lo que iba. Que estuve allí, y me gustó. Había abierto hacía poco (fue el 12 de febrero). Así que llamé a Kim y le pedí cita porque quería volver para probar nuevos bocatas, porque ya había estado la primera vez y disfruté. Hacer fotos, tomar notas.

Quería volver a ver ese local pequeñito, de aires viejunos, con camareros de la vieja escuela, con chaleco y pajarita, trato excelente, profesional y un punto coñón de los que me habían hablado. De los que tiran bien la cerveza. Les faltó tiempo para posar para www.gastronomistas.com. Es la foto que abre este artículo. ¡Gracias, amigos!

restaurante entrepanes diaz exteriorrestaurante entrepanes diaz interiorrestaurante entrepanes diaz interior 2restaurante entrepanes diaz pizarraY, una vez salí de allí pensé que eso de llamarse Entrepanes es un acierto porque ya es una declaración de intenciones que cumplen: miman el pan, lo tienen tan en cuenta como los ingredientes que encierra. Con un punto crujiente, consistente con todas las salsas que le echan encima pero sin ser muy grueso para que luzca el interior y no la masa del exterior, que en algunos sitos confunden con La Masa…

Eso sí, consideraréis no sin razón que son caros los 16 bocatas de la carta, que en realidad es una megapizarra colgada de la pared. No son muy grandes y oscilan entre los 6 y 10 euros. Puede, pero Kim lo tiene claro: el producto es de lo mejorcito y el concepto bocadillo estaba tan degradado que cualquier creación gourmet de este tipo que se sale del precio ‘normal’ parece una locura. Pero el local ha conseguido una clientela fiel y, como es pequeñito, siempre lo tiene lleno, así que se puede permitir ese lujo.

Aunque he decir, por ejemplo, que pagaría a gusto los siete euros que vale el de mejillones en escabeche (es un icono de lo que propone este establecimiento) o los ocho del de calamares. Al fin y al cabo, no es una fortuna. Estos son los cinco entrepanes Díaz que probé (no caté las ensaladas ni los vermutitos, y no era día de brunch, así que las propuestas a base de huevo como las tortillas, el revuelto y los huevos Benedictine ni las olí) .

 

restaurante entrepanes diaz bocata calamaresCalamares

Comparado con los típicos y tópicos bocatas de calamares de Madrid, de pan grueso, basto y con el cefalópodo más basto aún, este es pura seda. Con salsa de tinta de calamar y mayonesa y un poco de perejil, convencerá al más sibarita de la clase. 8 euros.

 

restaurante entrepanes diaz bocata antxonAntxón

Pieza flamígera (por aspecto y sabor) que Kim Díaz concibió en honor a su amigo Antxón Gómez, director de arte de Pedro Almodóvar, que decoró el local. Como es vasco, seguro que le quiso arrancar un “¡ahí va la hostia, joder!”. A mí me lo arrancó: es puro fuego, potente y marrano porque te pringas los dedos (y las venas, en este caso, de colesterol). Lleva un huevo poché que explota al apretar los panes, chistorra picantita y patatas paja. Para gente de Bilbao y alrededores. 7 euros.

 

restaurante entrepanes diaz bocata mejillones 2Mejillones en escabeche

Me susurran los camareros que es el preferido del jefe. Y descubro tras el primer mordisco que coincidimos en el gusto. Mejillones en escabeche, pimiento rojo y verde sazonado con aceite de soja. Una maravilla, muy equilibrada, que deja un gusto largo en el paladar. Si no fuera porque ya viene en formato bocadillo sería para mojar pan. Vale los 7 pavos que piden por él.

 

restaurante entrepanes diaz bocata cochinilloCochinillo

El que menos me gustó. Será la rúcula, que ya la tengo muy vista; será el queso brie, que no es mi preferido (también lleva cebolla roja). Y 10 euros me parecieron una pasada, aunque entiendo que el cochinillo será muy bueno y se mima la elaboración con cocciones al vacío a baja temperatura. O fue al revés: el precio (10 euros) me hizo prejuzgarlo y verlo con peores ojos. Pero esto es como el fútbol: si eres el mejor pagado del Barça, tienes que ser tan bueno como Messi. Y este no es el mejor bocata de la carta. Acaso es el Rakitic de la alineación de Kim.

 

restaurante entrepanes diaz bocata kokotxasKokotxas

Me gustó el contraste entre el crujiente del pan y lo pegajoso de las kokotxas, que vienen rebozaditas. Funciona muy bien, la verdad. Ayudan mucho el allioli suave y las algas que las acompañan. 8 euros.

 

Lo mejor: el respeto por el pan y el producto que encierra.

Lo mejorable: es pequeño y algunos bocatas son caros.

 

Entrepanes Díaz

Calle Pau Claris, 189.
Teléfono: 93 415 75 82.
Horarios: de martes a sábados, de 8.30 a 23.30 horas; domingos, de 11.00 a 16.00 horas.
Precio medio: 15-20 euros.

 

 

Ferran Imedio

Ferran Imedio

En los últimos dos años ha visitado más de 300 restaurantes, pero su colesterol sigue en niveles normales. Esta rareza sin explicación biológica le permite seguir escribiendo sobre gastronomía en El Periódico de Catalunya, donde antes fue responsable de la sección de Gente y ahora, de Cocina's de la revista 'On Barcelona'.

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de email no se publicará.

Puedes usar estas etiquetas y atributos <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> HTML

Suscríbete a nuestra Newsletter

Síguenos en las redes sociales
  • twitter
  • facebook
  • pinterest
  • instagram
  • Spotify
Partner
imagen