Épicerie: la cocina dulce de Caelis ya tiene pastelería propia

Pues no habrá veces que degustando un postre o un petit four de restaurante te habrás dicho aquello de “si pudiera, lo comería todos los días”. Poder, se puede. Porque vuelves al restaurante en cuestión y asunto zanjado, pero de ahí a poder hacerlo todos los días… Para sortear ese llamemos ‘peaje’ que a veces se cobra el recuerdo y sentirte reconfortado al practicar la variedad y por tanto el gusto, nada mejor que optar por ese establecimiento capaz de proporcionarte justo lo que te apetece en un mismo espacio (y momento). Ése es el caso de Épicerie, la panadería-pastelería-salón-de-té que el chef Romain Fornell acaba de abrir en el Eixample barcelonés. Prácticamente enfrente de ‘su’ Café Emma, para más señas.

brownies cookies épicerie
Los brownies y las cookies de la Épicerie.

En el recién estrenado local da un paso al frente Miguel Costa, el responsable de la cocina dulce del restaurante Caelis, a quien Fornell otorga toda la libertad creativa pero también todo el peso de la oferta de Épicerie en un ejercicio inusual de cesión de protagonismo. Gana el equipo. El local sigue ganando adeptos a diario. El emplazamiento tiene buena parte de culpa, pero también el hecho de que la gente llama a la gente y de que las elaboraciones entran por los ojos. En especial, las tartas y los pasteles (individuales). Lo dice quien no pudo estarse de probar cuanto pasó ante su mirada. La Rajola BCN (baldosa Barcelona), con esa rotunda combinación de cacaos -todos Valrhona-, resulta un acierto. Como también la ‘liviana’ Lemon pie. Entretenimientos como los brownies, las cookies -de chocolate negro o de chocolate blanco y nueces de macadamia-, los macarons o los profiteroles destacan en la carta del establecimiento, que con el tiempo ha ido ampliando su oferta inicial.

Hay que dejarse caer y dejarse tentar por Épicerie. Sobre todo si no se conoce ni la cocina dulce ni la panadería a las que nos tiene acostumbrados Miguel Costa –su pan hojaldrado es sencillamente delicioso-. Tanto el café como los tés e infusiones del local son los mismos que los de Caelis; el zumo natural de naranjas exprimidas in situ presume de ser “el mejor de la ciudad” -pero escrito en inglés, que vende más- y la fruta fresca está a la orden del día. No así los helados que con la definitiva llegada del buen tiempo asomarán por una de las vitrinas cara a la calle.

Porción de la tarta de limón o Lemon pie del local.

A diferencia del restaurante, aquí es más fácil repetir de todo (¡basta con ponerse a la cola!) e incluso llevarse directamente la ‘mercancía’ a casa puesto que hay servicio de take away con packaging propio. Uno de los mejores cocineros dulces de Barcelona -hoy en ‘La Dolça‘ de Ticketsapostó ayer sin ir más lejos por una de esas dos opciones. ¿Adivináis cuál?

 

Épicerie. Pau Claris, 145. Barcelona

Loading
Centrar mapa
Tráfico
En bicicleta
Tráfico
Google MapsCómo llegar

 

 

Belén Parra
Belén Parra

La primera vez que se sentó a una mesa para contarlo en las páginas de El Mundo aún no se comía bien en los hoteles. Ha probado las mieles del oficio en una editorial gastronómica y en congresos especializados. Mata el hambre y la sed con las historias que encierran restaurantes, cocineros y emprendedores del buen vivir.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Síguenos en las redes sociales
  • twitter
  • facebook
  • pinterest
  • instagram
  • Spotify
Partner
imagen