Flax & Kale Passage: pizzas sin gluten, kombucha y otros hitos healthy

El nuevo Flax & Kale Passage es un restaurante ‘healthy’, pero no uno más (ahora que están proliferando tantos y convirtiéndose en tendencia cada vez más creciente). Podríamos decir que es la culminación de un proyecto que empezó una señora de Lleida allá por 1979. Fue entonces cuando Teresa Carles abrió un restaurante vegetariano, toda una rareza por aquel entonces. Hoy es una cocinera referente en el mundo de la restauración saludable. Con sus vegetarianos Teresa Carles (tiene uno en Lleida y otro en Barcelona) nos demostró que la cocina verde podía ser sabrosa y original.

Con la incorporación de su hijo, Jordi Barri, al negocio familiar, la compañía despegó y se convirtió en un grupo puntero en tendencias ‘healthy’. Fueron los primeros en apostar por la cocina flexiteriana y por los zumos cold-pressed con su restaurante Flax & Kale de la calle Tallers. Luego abrirían Flax & Kale à porter, en el macro espacio de H&M en la Gran Vía y, desde hace pocos meses, el Flax & Kale Passage.

Los Flax & Kale comparten nombre de pila pero cada uno es diferente, tanto por la carta como por la filosofía. El nuevo Flax & Kale Passage recopila lo último de lo último en tendencias saludables. A saber, dieta flexiteriana o plant-based (casi vegetariana pero con alguna licencia ocasional a la proteína animal, en este caso solo de pescado azul), sin gluten (celiacos, este está llamado a ser vuestro nuevo restaurante favorito), con predilección por los fermentados y, especialmente, por la kombucha (ya os hablamos de ello en el post Por qué los fermentados son la nueva tendencia) y con cafés premium 100% naturales pasados por el filtro de la primera Modbar de la ciudad. Por supuesto, no faltan los zumos cold-pressed, muy asociados a la marca Flax & Kale, ni la pastelería vegana que preparan con mimo en un obrador en Lleida.

Las estrellas, sin embargo, son dos: la pizza sin gluten y la kombucha. La primera ha sido todo un reto para Teresa Carles, que incluso ha hecho un curso de pizzaiolo en Italia para hacer unas pizzas lo más parecidas posibles a las napolitanas. Salvando las inevitables diferencias, hay que decir que le han quedado muy logradas para ser que no tienen nada de gluten. Las hacen en un espectacular horno de piedra que queda a la vista.

Pintaza de la pizza de berenjena sin gluten

La kombucha la elaboran en un laboratorio que tienen en el mismo restaurante: “Fermented Probiotic Lab”. Si aún no conoces este elixir de salud, debes saber que se trata de una bebida fermentada a partir de té y customizada con diversas hierbas, especias y demás, que es probiótica y, por lo tanto, una maravilla para tu sistema digestivo (o segundo cerebro, como se le llama ahora). Pronto comercializarán la kombucha en el restaurante y en botellas para llevar pero, mientras tanto, hemos podido degustar algunas (tendrán seis sabores) y están muy ricas. Es perfecto para tomar como un refresco pero en una versión mil veces más saludable.

Los scoby de la kombucha, listos para alimentar y fermentar.

En la carta encontraréis también creaciones muy divertidas. Cuentan con varios trampantojos como la plant-based oyster, que no solo parece una ostra sino que sabe como tal (está hecha con seta shiitake hervida con algas y agua de mar y con hoja de ostra), el konjac risotto (no es arroz lo que comes sino una raíz asiática llamada Konjac con mucha fibra y muy poco calórica) o el BBQ Pulled Pork Bao (un bao sin gluten relleno de algo que parece carne pero no, se trata de una fruta asiática llamada jackfruit). Todo muy sorprendente y riquísimo. Tampoco te pierdas el kingfish sashimi, un pescado azul japonés muy desconocido.

La plant-based oyster o el trampantojo de ostra, con shiitake, hoja de ostra, caviar de algas y espuma de agua de mar.
Risotto de Konjac. Con boletus edulis, espinacas, espárragos trigueros, alcachofas y salmón salvaje de Alaska.
BBQ Pulled Pork Bao. Con jackfruit, cacahuetes, bao sin gluten y mayonesa chili jam.
Kingfish Sashimi, con ponzu, crema dulce de wasabi y rábano sandia.

Flax & Kale Passage se ubica en el precioso Passatge de les Manufactures, un pasaje que une las calles de Trafalgar y de Sant Pere Més Alt, que ha sido reformado para dar cobijo al hotel Yurbban Passage y a este restaurante. Está dividido en dos partes y decorado con el mismo buen gusto que sus hermanos. Cuenta con unas pequeñas salas a modo de mini-reservados que prometen estar muy reñidas y con una barra donde podrás comer a cualquier hora del día. Así si que dan ganas de pasarse al lado saludable.

La entrada al Passatge dels Manufacturers

Flax & Kale Passage

Sant Pere Més Alt, 33. Barcelona.

Te. 93 524 00 52.

Precio medio: 25 €.

Centrar mapa
Tráfico
En bicicleta
Tráfico
Google MapsCómo llegar
Isabel Loscertales
Isabel Loscertales

Prueba nuevos restaurantes con la misma pasión con la que devora un buen libro o visita una expo. Responsable de la sección de cultura y ocio en la revista Woman Madame Figaro, trata de descubrir nuevas tendencias y de promulgar que lo culinario está de moda.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.