Helados saludables para hacer en casa (sin máquina ni complicaciones)

Después de las vacaciones, probablemente lo que más nos guste del verano sean los helados. Que se pueden tomar todo el año, sí, pero es indiscutible que el buen tiempo invita más. Hacerlos en casa puede parecer un engorro porque generalmente es necesario contar con una máquina para prepararlos. Por eso ha sido un hallazgo el libro Helados saludables. Más de 70 irresistibles recetas, de Margie Broadhead (Libros Cúpula, 16,95 €).

Esta chef, que triunfa con su blog Made by Margie, propone una alternativa al helado tradicional para que sean fáciles de hacer, saludables, naturales y aptos para los alérgicos a la lactosa. ¿El truco? Hacerlos a base de plátanos. Mejor si están maduros (una buena manera para aprovecharlos y evitar que acaben en la basura). Y con un robot de cocina o una batidora, no es necesario aparatos específicos.

Tan solo necesitas pelar y cortar a rodajas de entre 2,5 y 5 cm. los plátanos. Posteriormente los colocas en una bandeja con papel vegetal (una sola capa) y los metes al congelador. Cuando estén congelados los puedes pasar a una bolsa y tener siempre dispuestos en el congelador para preparar los helados. Cada helado precisa entre uno y dos plátanos.

La receta base es el helado de vainilla:

Ingredientes para 1 persona:

1-2 plátanos cortados y congelados

1/4 cucharadita de extracto de vainillla

una pizca de sal

Elaboración:

Introduces todos los ingredientes en un robot de cocina o en vaso de una batidora (si no es muy potente deja que se derritan un poco) y batir. Al principio pueden tener un aspecto desmigajado pero rebañando paredes y siguiendo con el batido al final obtendrás una textura cremosa.

Se puede servir ya en versión cremosa o si prefieres que tenga un acabado más similar al helado tradicional, se coloca en un molde para helados y se mete unas horas en el congelador.

Si quieres un sabor más similar al helado tradicional puedes añadir a la anterior mezcla dos dátiles Medjool sin hueso y dos cucharadas de crema de coco.

A esta receta base se añaden diferentes variantes. Una muy sencillita y buena: añadir unas cucharadas de Nutella. Irresistible.

Además de estas sencillas fórmulas, encuentras otras recetas como polos de cereza con cobertura mágica de doble chocolate y vainilla, gofres con helado de melocotón melba y frambuesa,  o helado de piña colada. ¡Feliz verano!

 

Isabel Loscertales
Isabel Loscertales

Prueba nuevos restaurantes con la misma pasión con la que devora un buen libro o visita una expo. Responsable de la sección de cultura y ocio en la revista Woman Madame Figaro, trata de descubrir nuevas tendencias y de promulgar que lo culinario está de moda.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.