Kitchen 154: fuego en el mercado de Vallehermoso

Hay mercados y mercados. El de Vallehermoso es uno vivo con sus puestos de pescado, sus fruterías y, ¡coño! ¡si hay hasta una mercería! Por eso, quizá, tiene todo el sentido que Kitchen 154 abriera sus puertas allí. Es un restaurante que tiene pinta de bar en permanente estado de verbena, en el que cobran lo justo y donde todo está (muy) rico. Sin historias. Sin divismos. Tan a pie de calle están que, igual es que estamos malacostumbrados, nos sorprendemos. Porque a lo que nos hemos acostumbrado es a que nos saquen el cuchillo de jamón para pelarnos 50 euros y luego nos miren por encima del hombro (tatuado).

El equipo de Kitchen 154 despliega mesas alrededor de su puesto (aunque también se puede comer en barra) y te pone en la mano un menú escueto, con pocas referencias, pero donde sospechas que todo va a estar bien. Está en la onda de un Nakeima, de un Chuka, pero aquí todo resulta más simpático, más informal, más entrañable. No sabemos por qué. Quizá lo del mercado ayude. Porque, esto es importante, si no hay sitio hay unos vecinos que hacen carnes a la parrilla, otros que tienen sushi y otros que ofrecen antojitos mexicanos. Así que siempre habrá un lugar para ti.

Pero volvamos a la comida. Señoras y señores, empezamos con unos buenos dumplings variados. Quizá no es lo más especial de todo el menú, pero están bien ejecutados, con una excelente concentración de sabor, algo que es la marca de la casa de este restaurante. El día que visitamos Kitchen 154 eran de butifarra, ternera y kimchi. Muy ricos.

Fantástica es la merluza de pincho con pimienta negra y miso que se presenta en una cazuela y que, entre la calidad del producto -mérito de los puestos de alrededor- y el mimo con el que está hecha, a baja temperatura resulta en un plato jugosísimo y en uno de los mejores platos de pescado que hemos probado últimamente.

Y ganas teníamos de hincarle el diente a las costillas BBQ coreanas con kimchi y salsa juché. No nos decepcionaron. Es poner encima el cuchillo y ver cómo automáticamente se separa la carne del hueso: una maravilla, un plato adictivo, para regresar en muchas ocasiones. Ah, y pese a las advertencias sobre el picante, que nadie se eche atrás: todo es llevadero. Aunque siempre existe la posibilidad de jugar al desafío picante que proponen para ver hasta dónde somos capaces de llegar.

Por supuesto, quedaron cosas pendientes: unas alitas de pollo con salsa dulce de chiles, un curry thai con gambones, un khao soi (albóndigas de pavo, noodles y curry amarillo) y un curry de garbanzos vegano. Los botellines de cerveza, a 1,50 euros y vinos que van rotando según mercado. Todo esto: por 20 euros de media. Un viaje por el sabor que sale muy bien de precio.

Kitchen 154. Mercado de Vallehermoso. Puestos 60-61-62. Vallehermoso, 36.
Madrid. Teléfono 91 138 99 95/ 682 63 38 37. kitchen154.com. Precio medio: 25 euros.

Banda sonora. The Avalances – Because I’m me

 

Javier Sánchez

Javier Sánchez

Lleva comiendo prácticamente toda su vida, así que sabe de lo que habla. Un hombre, un reto: conocer TODOS los restaurantes de Madrid. Sigue en ello y empeñado en descubrir las últimas tendencias gastronómicas como coordinador de Cocinatis.com junto a Laura Conde, en el blog de gastronomía Oído Cocina de Yahoo! y como colaborador en sitios como Dominical, VICE o distintos medios del Grupo Prisa.

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de email no se publicará.

Puedes usar estas etiquetas y atributos <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> HTML

Suscríbete a nuestra Newsletter

Síguenos en las redes sociales
  • pinterest
  • instagram
  • Spotify
Partner
imagen