La Bellvitja, desde Londres con amor

Es nuevo en la ciudad y está ubicado en el corazón de Barcelona, al lado del Mercado de La Boqueria, de donde se abastece buena parte de la despensa. Practican una cocina catalana de inspiración tradicional con algunas reminiscencias medievales y, sí, tiene un nombre difícil de pronunciar. Pero es que antes de ser restaurante, allá por el siglo XV, este edificio fue una capilla dedicada a la Virgen de la Bellvitja de la que se conservan algunos elementos arquitectónicos. Respeto por los orígenes y los productos de proximidad.

Hasta aquí nada nuevo, puedes pensar, pero es curioso si te sientas a comer con Monika Linton, la propietaria del local, y descubres que es la fundadora de la empresa londinense Brindisa, importadora de productos artesanos catalanes y españoles, y socia de Brindisa Tapas Kitchen, empresa que cuenta con 5 exitosos restaurantes en Londres. Nos bastó un almuerzo para entender el perquè de tot plegat. Tuvimos un flechazo con unas impresionantes aceitunas gordal rellenas de naranja, nuestra fe creció con las patatas con butifarra negra y almadroc (una salsa emulsionada de queso con ajo muy popular en la Barcelona medieval), empezamos a rezar con unas cocochas de bacalao con almejas gallegas y salsa oruga (también nacida en el Medievo) y llegamos al éxtasis con un plato de albóndigas de buey al punto con sepia guisada que nos pareció brutal.

Processed with Moldiv

Esperamos que el vecino Sant Agustí no se enfade por nuestra estrenada devoción porqué la culpa no fue nuestra sino del buenhacer del personal que diariamente trabaja en La Bellvitja: Josep Carbonell, el chef ejecutivo, Carles Ramon, el jefe de cocina (en la fotografía), Oriol Lagé, sub chef (y ex-socio del añorado restaurante Ot de Barcelona) y Ángel Alonso, el responsable de sala. Un equipo, el de sala, que nos atendió por encima de la media durante nuestra visita. ¿Influirán en la armonía del oficio esas baldosas y esos arcos de la antigua capilla que lucen en el local? Todo puede ser en la viña del Señor.

Últimas virtudes del establecimiento para los más incrédulos. Los horarios, solo cierran los lunes y de martes a domingo alimentan almas desde las 12 hasta la medianoche. Si vas con prisa, quieres picotear, darle al buen vermut y a una caña bien fresquita tienen una estupenda barra en la entrada desde la que verás toda la liturgia puesto que la cocina está abierta al comensal. Si guardas fidelidad al menú de mediodía no te pierdas su propuesta y disfrútala en su comedor con amplios ventanales. Y si te mueves en comunidad echa un vistazo a la parte superior del restaurante, un reservado con capacidad para hasta 20 personas y menús que se adaptarán a tus necesidades.

En los cálices, vinos y cervezas catalanas e inglesas cuidadosamente seleccionados. ¿Brindamos? Cheers and good luck, friends!

La Bellvitja
Hospital, 38. Barcelona
Tel. 934 618 246
Menú diario: 15€ (incluye primero, segundo, postre o café y bebida)
Precio medio: 30€
Menú grupos: 30€ (bebida no incluida)
Horario: de martes a domingo, de 12 a 24h.
www.la-bellvitja-brindisa.com

Carme Gasull

Carme Gasull

Se inició como periodista en la radio y con el gastrónomo Jordi Estadella en las cosas del comer. Hoy, modera ponencias y demostraciones culinarias en ferias y congresos, colabora en el programa Àrtic de BTV y comparte experiencias en su blog (Entaulats). Actualmente, es la comisaria técnica del proyecto 'Catalunya Regió Europea de la Gastronomia 2016'.

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de email no se publicará.

Puedes usar estas etiquetas y atributos <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> HTML

Suscríbete a nuestra Newsletter

Síguenos en las redes sociales
  • twitter
  • facebook
  • pinterest
  • instagram
  • Spotify
Partner
imagen