La Raquetista, una casa de comidas que no te esperas

La calle del Doctor Castelo se está convirtiendo en uno de los ejes favoritos de los madrileños para comer o tapear. En la propia calle o en los alrededores se concentran locales como Arzábal, Taberna Marcano o Pedraza y La Raquetista es, desde hace unas semanas, la última incorporación a esta lista ilustre. La Raquetista, de los mismos propietarios que Taberna Cachivache, es una casa de comidas elegante y recoleta (apenas dispone de cinco mesas en un pequeño comedor), pero que se expande a través de una barra, animada y divertida, de esas en las que apetece acodarse.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Una vez sentado a la mesa, comienzan las sorpresas ya que la carta va cambiando según la temporada y es, como mínimo inquieta. Merece la pena dejarse llevar por la amplia oferta de setas que, en temporada, se sirven en el local. Se ofrecen primorosamente preparadas y con un respeto total al producto, ya sean níscalos o lengua de vaca. Las setas vuelven a aparecer en el sensacional plato que son los garbanzos con butifarra negra, chantarelas y foie: un pelotazo calórico para pasar el duro invierno.

No todo es cocina de referencias ibéricas: también hay incursiones un poco más exóticas como los tacos a la mexicana de parpatana de atún rojo, chiles chipotle y mango: picantones y deliciosos. Otro hallazgo es el salmón a la noruega en media cocción con cinco especias y crema de coliflor, un plato de resonancias escandinavas pero que se acomoda perfectamente al espíritu de la zona.

La Raquetista (5)

Pero el mercado, como hemos dicho anteriormente, manda: por eso, de repente te cae un lomo de potro tiernísimo que apenas necesita un poco de sal gorda para lucir y realzar el sabor. Pero hemos dejado para el final lo que creemos que es el punto verdaderamente diferencial de La Raquetista: los torreznos. Un plato tan humilde como ignorado luce perfecto en una preparación primorosa a baja temperatura. Hasta tal punto están buenos que podríamos llegar a decir que son de los mejores de Madrid. El juego de texturas entre lo cremoso y lo crujiente y su potencia de sabor los convierten en imprescindibles, ya estemos en el comedor o en la barra.

De los postres, nos quedamos con la torrija de sobao ‘El Macho’, donde la potencia en mantequilla del dulce cántabro sirve de base para que el dulce que resulta sea extraordinario. De la carta de bebibles, destaca una interesante apuesta por los champanes y una selección muy fina de tintos, donde nos topamos, aparte de con los consabidos riojas y riberas, con un Juan Gil de Jumilla o un El Sequé de Alicante que realzan la comida. Por cierto, el nombre es un homenaje a la abuela de los propietarios, que le dio a la raqueta en el frontón a principios de siglo. Punto, set y partido para la familia.

La Raquetista
Doctor Castelo, 19. Teléfono 91 831 18 42. Horario: de martes a sábados, de 12 a 16 horas y de 17 a 23.45. Domingo, solo comidas. Lunes, cerrado.

Banda sonora. Lorde – Tennis court.

Javier Sánchez

Javier Sánchez

Lleva comiendo prácticamente toda su vida, así que sabe de lo que habla. Un hombre, un reto: conocer TODOS los restaurantes de Madrid. Sigue en ello y empeñado en descubrir las últimas tendencias gastronómicas como coordinador de Cocinatis.com junto a Laura Conde, en el blog de gastronomía Oído Cocina de Yahoo! y como colaborador en sitios como Dominical, VICE o distintos medios del Grupo Prisa.

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de email no se publicará.

Puedes usar estas etiquetas y atributos <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> HTML

Suscríbete a nuestra Newsletter

Síguenos en las redes sociales
  • twitter
  • facebook
  • pinterest
  • instagram
  • Spotify
Partner
imagen