Aquí se tiran las 10 mejores cañas de Madrid

Brillante, con su espuma y su fuerza. En vaso corto y de trago ligero. Salir de cañas implica movimiento, barra, amigos y algo de picoteo. Y por supuesto un buen tiraje y baja temperatura. Si te apetece una ronda con nosotros, síguenos en esta ruta por las 10 mejores cañas de Madrid:

El Cangrejero

Comenzamos por el principio de los tiempos. Por una taberna fundada en 1932 y situada a escasos números de la primera fábrica de Mahou, en la calle Amaniel. Su serpentín de 180 metros y su escuela hacen de El Cangrejero uno de los lugares de peregrinaje para los fans de la caña bien tirada. Fría y con una espuma que se mantiene, aquí la puedes combinar con conservas de primera, anchoas, mojama o buen marisco. De ahí su nombre. (Calle Amaniel, 25).

El Cantábrico

Y es que es curioso pero en los locales donde uno puede quitarse el antojo de marisco a golpe de barra suelen tener buenísimas cañas. Como es también el caso de El Cantábrico. En este local del barrio de Salamanca, de azulejos y barra de metal, uno puede acompañar unas buenas cañas con una ración de gambitas, percebes, berberechos o cigalas. Muy animado en el aperitivo de los fines de semana. (Calle Padilla, 39).

mejores cañas de Madrid bar cantábrico
Marisquería El Cantábrico / Facebook El Cantábrico

El Boquerón

Y de Salamanca a Lavapiés, cambiando totalmente de ambiente pero no de estilo. Seguimos con el mar como referente y nos lleva a estar taberna, de la que ya dimos buena cuenta hace tiempo en Gastronomistas. Popular, centenaria y con una carta que demuestra que el pescado y el marisco que se puede tomar en Madrid es tan fresco como el de las costas, tiene, además, el gran aliciente de que sus precios son más de lonja que de restaurante. (Calle Valencia, 14).

El Doble

Mítico de la zona de Ponzano, otra de las que todo buen cañero debe anotar en su hoja de ruta, este local es un ir y venir de gente a todas horas. Cañas muy fresquitas, suaves, bien tiradas y un picoteo que sigue la estela de los anteriores, con el mar por bandera. También tienen embutidos, conservas y buenos montados. Eso sí, su precio es un poco más elevado. (Calle Ponzano, 58)

El Boquerón de Lavapiés mejores cañas de Madrid
El Boquerón de Lavapiés

Fide

Parada obligada en la misma calle, Fide es un clásico que goza de una salud de hierro, en una zona donde han abierto conceptos gastronómicos de todo tipo en los últimos tiempos. Más de moda que nunca, esta zona ya era referencia para los amantes de una buena caña por lugares como este desde hace muchos años. Tabernero y marinero, tampoco es barato pero no falla. (Calle Ponzano, 8)

Bodega La Ardosa

Y de Ponzano a Malasaña, donde cambiamos por completo de registro. Dejamos el mar lejos y nos colamos en uno de los locales que más han cuidado la cerveza desde que en la década de los 70 tomara sus riendas la familia Monje. Las grandes cerveceras internacionales les llegaron a confiar su distribución, mientras que sobre la barra no han dejado de servir una de las cervezas mejor tiradas de Madrid. Para picar, la popular tortilla de Conchita, el salmorejo o las croquetas. Siempre lleno, que no te sorprenda ver pasar gente por debajo de la barra. (Calle Colón, 13)

Fábrica Maravillas

Un auténtico ‘brewpub’ en el centro de Madrid que desde que abriera sus puertas en 2012 se ha colado en todos los top gastro en materia cervecera. Esta micro-fábrica llamada Maravillas es un lugar donde uno no va a tapear sino a descubrir y dejarse llevar por nuevos tragos de sello artesanal en Malasaña. (Calle Valverde, 29)

Bar Stop

No nos desplazamos demasiado. Nos vamos a Chueca, donde cruzamos la puerta de una taberna inaugurada en 1929 que funcionó como charcutería y despacho de vinos. Hoy, aunque los vinos siguen siendo una de sus especialidades, Stop es uno de esos locales que demuestran que la solera suele ser garantía de una cañita bien servida. (Calle Hortaleza, 11)

Casa Emilio

‘La Prospe’ es una zona de Chamartín que mantiene esa esencia de barrio-barrio, con sus tabernas y sus parroquianos fieles al aperitivo de los domingos. Muy recomendable si no la has explorado, tiene entre sus pistas un lugar donde disfrutar de buenas cervezas. En Casa Emilio uno se siente castizo de verdad, apurando los mediodías de descanso con una caña tirada con maestría, unas anchoas, unos quesos y buenas conservas. (López de Hoyos, 98)

La Falda

Volvemos a Lavapiés para cerrar esta selección arrojando un poco de actualidad. Una lista donde la solera ha mandado, por derecho propio (y porque era necesario fijar un criterio para dejar en diez la inmensa oferta cervecera de calidad en Madrid), pero en la que no podemos dejar de abrir paso a nuevos referentes taberneros. Es el caso de La Falda que, además de una caña buenísima, ofrecen un picoteo en barra y mesa original y de buen producto, como los bastones de berenjena frita con miel o una buenísima burrata. (Calle Miguel Servet, 4)

La Falda de Lavapiés mejores cañas madrid
La Falda de Lavapiés
Silvia Artaza
Silvia Artaza

Adicta al queso y devota de la mencía. Actualmente coordina contenidos de estilo de vida en Gtresonline y reparte pluma en proyectos editoriales de la A.A. de la Real Academia de Gastronomía. Madrileña, enamorada de San Sebastián, a la que le apasiona comerse el mundo a bocados.

2 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.