Los primeros guisantes llegan a La Volàtil… ¡En octubre!

El tiempo se está volviendo loco. Llamémosle cambio climático. Lo es. Y no mola. Pero pasa que, de repente, ocurren anomalías maravillosas. Me llama Javi Jovells, nuevo chef de La Volàtil, en Barcelona, desde finales de agosto. Le conocimos en el mítico Can Pineda, donde cocinaba con su padre. Participó en la apertura de Els Tres Porquets. Regentó el Floreta del barrio de Poblenou hasta el verano pasado. Él, Javi, siempre me llama para avisarme de alguna excentricidad. Una vez me chivó que le habían traído huevos de cisne (qué huevo frito tan enorme nos zampamos entre cuatro). Y ayer el mensaje era: “Han llegado los primeros guisantes“. Tío, si es 17 de octubre, que los guisantes no llegan hasta finales de enero. Pero tal cual.

Víctor Company, Susana Company y Javi Jovells presntándonos los guisantes en cuestión.

Guisantes buenísimos, “del Maresme de verdad. Este calor, la poca lluvia, el cultivo en invernaderos abiertos durante el día y cerrados por la noche… Han salido ahora. Pero no sé si habrá muchos días”. Pues puras perlas verdes, tiernísimas, que el sirve poco cocidas, con su caldo aparte. Los catalanes no sabemos que va a ser de nosotros dentro de dos horas, pero en La Volàtil se adelantan tres meses a la legumbre más golosa del invierno-primavera.

Caldo por un lado, guisantes por el otro: así nos los sirvieron.

Este post puede no ser muy útil si ahora os encapricháis de estos guisantes y cuando os sentéis en La Volàtil no podéis comer ni uno. En tal caso, me envidiáis, pero no perdáis el tiempo: Javi ha trasladado allí su cocina de 100% producto con recetas básicamente tradicionales —ojo a las albóndigas con setas—, aunque algo de soja y guacamole también hubo. Hay que tener en cuenta que Javi coincidió con Susana Company (hermana de Víctor, los dueños de La Volàtil) en Can Pineda.

Así llegaron los langostinos a media cena.

En la cena que os cuento, además de los guisantes, hubo otras sorpresas de empaque. Como cuando apareció el pescadero con unos langostinos fresquísimos recién salidos de la lonja de la Barceloneta. Fue verlos llegar, pasarlos (casi nada) por la cocina, servirlos y comerlos. No mintáis: ¿cuánas veces más os ha pasado esto? La bandeja de rovellons del Pirineo o el boletus en dos cocciones (sombrero al horno, pie a la paella, con su jamoncito) fueron el apogeo micológico (este sí tocaba por temporada) de la noche.

Y así llegaron los langostinos a nuestra mesa en un plis plas.

Apuesto a que la alianza Company-Jovells va a durar. Se conocen bien desde hace un porrón de años. Y los vinos naturales que dan carácter a La Volàtil necesitan una carta de platos acorde. A los Company les gusta el buen comer, a Jovells el buen beber. Y a los que vamos a La Volàtil, ambos dos. Qué suertudos somos de que se hayan puesto a trabajar juntos.

La Volàtil

Muntaner, 6. Barcelona.
Tel.  931 721 199
www.lavolatil.com

Horario: abierto de martes a domingo (mediodías y noches)
Precio medio: 35-40€
Plato del día (laborables): 12 € (incluye entrante ligero, el plato, bebida y pan).

Loading
Centrar mapa
Tráfico
En bicicleta
Tráfico
Google MapsCómo llegar
Josep Sucarrats
Josep Sucarrats

Lo más fácil es que os lo encontréis comiendo, escribiendo o hablando, tres de las actividades que más le gustan practicar. Director de la revista gastronómica Cuina, también es colaborador habitual de Catalunya Ràdio, de la revista Time Out Barcelona y de varios medios más. Es coautor del libro ‘Històries de la Barcelona Gormanda’ (Angle Editorial, 2014) y de 'Teoria y práctica del vermut' (Now Books, 2015).

Sin comentarios aún

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Síguenos en las redes sociales
  • twitter
  • facebook
  • pinterest
  • instagram
  • Spotify
Partner
imagen