Barcelona a la donostiarra

maitea2
El Maitea como nunca lo vais a ver: vacío.

¡Pues será que no son miles los catalanes que año tras año se escapan al País Vasco atraídos por su gastronomía sin par! Y aún así, en el recuerdo de esta ciudad de débil memoria culinaria, uno retiene que quizás esta cocina estuvo mejor representada en Barcelona años ha, por aquellos tiempos en que en el barrio de Fort Pienc se concentraron espontáneamente media docena de tabernas vascas… Hoy, allí, no queda casi ninguna. Pero, alerta, que quien quiera bacalao a la vizcaína, chuletón o chacolí no está desatendido. Que los vascos no se rinden así como así y, los buenos, resisten e incluso se amplían. Eso ocurrió el agosto pasado con el Maitea, célebre taberna vasca ya mayor de edad —ha cumplido los 18— y que en agosto del año pasado se amplió ocupando un nuevo local a escasos metros del primero. Al frente están los hermanos Montaner, Nico y Andrés, hijos de los fundadores, que tratan con extremo respeto el legado vasco (por parte materna) y catalán (por parte paterna) que han heredado.

maitea3
Más de cien pintxos: lo sentimos, tendréis que escoger.

Extremo respeto significa que en su larguísima barra se puede escoger entre un centenar de pintxos diferentes, empezando, claro, por el de tortilla de patatas de la amatxo (o sea, mamá), Maite, que Nico, al frente de los fogones, seguro que prepara con emoción (¡se nota!). Por supuesto, la inmensa mayoría de pintxos nos remiten a la tradición vasca (la de pimiento del piquillo relleno de bacalao, la chistorra de Arbizu con huevito de codorniz, etc), pero los Montaner no quieren olvidar que están en Catalunya i se empeñan en ofrecer también alguna fusión vascomediterránea, como el pintxo de sobrasada de cerdo negro con queso Idiazábal de pastor. Nosotros nos dejamos aconsejar y, aunque básicamente queríamos dedicarnos un festín de grandes clásicos de la gastronomía vasca, nos quedó claro que de lo nuestro en el Maitea también saben cocinar un rato largo.

maitea4
Unas pochas a la vasca, como deben ser.

Fue así que por nuestra mesa desfilaron unas pochas a la vasca —que no sabéis cuánto deseábamos—, a las que siguieron una coca de sardinas y unos guisantes —los primeros de la temporada del Maresme— con cebolla y panceta, el imprescindoble bacalao a la vizcaína —que bien poco duró en el plato— y una pequeña degustación —a petición nuestra, que pedimos moderación— de una chuelta de vaca vieja de primera calidad. Sí que quisimos postres euskaldunes, y, después de un Idiazábal de reverencia (el ahumado de Uitzi, navarro), la goxua —ya sabéis: nata, crema pastelera, bizcocho: todo muy ligero— puso un necesario punto y final. Y por si fuera poco, maridamos el dulce con otro dulce: el chacolí de vendimia tardía Itsas Mendi Urezti.

Maitea es, como proclaman, una taberna (más tradicional que la última que acaba de llegar a la ciudad, Zeruko, que visitamos hace unos días) . Y ese local enorme con taburetes en vez de sillas, esa sensación de disfrutar más que nadie comiendo y bebiendo, esa convivialidad que siempre favorecen los grandes ágapes, pues, la verdad, nos hace sentir un poco donostiarras al corazón del Eixample barcelonés. Más o menos eso es lo que se debería proponer la amatxu Maite. Sus hijos la explican que ella “es quien nos enseñó a amar la gastronomía. Donostiarra afincada desde joven en Barcelona, se encargó de hacernos sentir un vínculo especial con su tierra”. Y algo —o mucho— de eso percibimos disfrutando en el Maitea.

Lo mejor: Su barra de pintxos no tiene competencia en Barcelona, pero nosotros os animamos a probar sus platos de cuchara y tenedor. Esas pochas, ese bacalao…

Lo mejorable: Paradójicamente, tanta oferta —con lo que nos gusta—… ¡nos apabulla!

 

Maitea Taberna Vasca
Casanova, 157. Barcelona.
Tel. 93 439 51 07 y 93 321 97 90.
www.maitea.es

Abierto de lunes a viernes de 11 h a 24 h y sábado y domingo de 12 h a 24 h (cocina ininterrumpida).

Precio medio: 30 €.
Menús: Trinkete (25,45 €), Remonte (29,95 €) y Pelotari (34,95 €).

 

Josep Sucarrats

Josep Sucarrats

Lo más fácil es que os lo encontréis comiendo, escribiendo o hablando, tres de las actividades que más le gustan practicar. Director de la revista gastronómica Cuina, también es colaborador habitual de Catalunya Ràdio, de la revista Time Out Barcelona y de varios medios más. Es coautor del libro ‘Històries de la Barcelona Gormanda’ (Angle Editorial, 2014) y de 'Teoria y práctica del vermut' (Now Books, 2015).

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de email no se publicará.

Puedes usar estas etiquetas y atributos <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> HTML

Suscríbete a nuestra Newsletter

Síguenos en las redes sociales
  • pinterest
  • instagram
  • Spotify
Partner
imagen