Tres ‘food trucks’ para no bajarse de ellos

En la montaña rusa de las tendencias gastronómicas, hay quien considera que lo de los food trucks lleva incluso más camino avanzado hacia el baúl de los recuerdos que la omnipresente col kale. Pero, afortunadamente, cada subidón trendy acaba dejando algo bueno —o muy bueno— en el panorama. Y por eso justo ahora nos apetece aplaudir estos tres food trucks que se lo han tomado en serio y que, si se lo proponen, sabemos que seguirán rodando años y años.

Fileteando

El cocinero-emprendedor leridano Enric Millà se tomó en serio lo de cocinar sobre ruedas. Por ello, junto con los socios de la hamburguesería eco barcelonesa El Filete Ruso, de la que os hablamos aquí, diseñó un supercamión con el que cocinar en condiciones buenísimas hamburguesas. Que también son eco y con producto de proximidad (siempre que el food truck no se mueva muy lejos, claro). El resultado: en conciertos y concentraciones varias, siempre es de los puestos con más clientela. Las hamburguesas, además de eco, también pueden ser vegetarianas. Y tienen una oferta interesante para el numeroso colectivo celíaco.

fileteando food trucks

El Bandarra

La palabra que, en catalán, vendría a significar ‘el gamberro’ sirvió a los hermanos Àlex y Albert Virgili para bautizar a su vermut. Antes ya habían nombrado a su vino xarel·lo con otro entrañable taco catalán, Xitxarel·lo (algo así como ‘petimetre’). Y al cabernet sauvignon le pusieron Cabronet (esto es, ‘cabroncete’). Tendencia sobre tendencia, un vermut pedía una vermutería ambulante a gritos. Con Jordi Bonilla pintaron de rojo una roulotte, le pusieron el divertido nombre de su vermut, El Bandarra, y empezaron a servir bocadillos y copas como locos. Y desde el pasado verano que no han parado.

bandarra food trucks

L’Agosarada

El cocinero Jordi Galobart define este food truck como su ‘hijo rebelde’, en contraposición al niño bueno que es el Contrast, el restaurante que tiene en Sabadell. Pero Jordi es un culo inquieto, y su compañera, Carla Garcia, pasa de frenarle y se apunta también a un bombardeo. Es por ello que, cuando la ocasión es interesante,  cierran el restaurante de Sabadell, se montan en L’Agosarada y se van donde haga falta. Dentro de la caravana, Jordi se toma su trabajo igual de seriamente que en su restaurante. Suele ser el más gourmet de los food trucks, especializado en pescado y cocina creativa mediterránea. Que el chaval trabajó con el mismísimo Santi Santamaria en Can Fabes. Cosa seria.

agosarada food trucks

Josep Sucarrats

Josep Sucarrats

Lo más fácil es que os lo encontréis comiendo, escribiendo o hablando, tres de las actividades que más le gustan practicar. Director de la revista gastronómica Cuina, también es colaborador habitual de Catalunya Ràdio, de la revista Time Out Barcelona y de varios medios más. Es coautor del libro ‘Històries de la Barcelona Gormanda’ (Angle Editorial, 2014) y de 'Teoria y práctica del vermut' (Now Books, 2015).

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de email no se publicará.

Puedes usar estas etiquetas y atributos <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> HTML

Suscríbete a nuestra Newsletter

Síguenos en las redes sociales
  • pinterest
  • instagram
  • Spotify
Partner
imagen