Música, cocina… y Spotify (primera parte)

… Y tras el Día del Libro… Hoy hablamos de música…

Mientras trastreamos para tener abierta ‘oficialmente’ al público una cuenta de Spotify con las canciones que sugiere Javier Sánchez en casi todos sus posts (puedes consultarla al final de este texto), descubrimos no sin asombro que la mismísima Spotify tiene ya una lista bajo el título ‘¡Para cocinar!’ dentro del apartado ‘Estados de ánimo’ (sí, amigos, cocinar, además de un trabajo y una afición también es un estado de ánimo). ¡Tiene más de 11.000 seguidores! La encontraréis en la pestaña ‘Explorar’ con este subtítulo: “Menea el esqueleto mientras cocinas, ¡no hay mejor ingrediente para tus platos!”. O sea, que mejor no la escuchéis mientras cortáis algún ingrediente en juliana a no ser que tengáis el pulso de un cirujano de hospital de campaña.

Así pues, aceptado pulpo como animal de comp… perdón, aceptado ‘Cocina’ como un estado de ánimo al que le va bien una música (Javier busca en sus sugerencias un maridaje que suele ir más ligado al concepto que tratan sus posts), procedemos a dar un somero repaso, siempre en clave de gastronomistas, de algunos de los temas escogidos por este gigante de internet. En unos días, seguiremos con él (¡son 24 canciones!), o quién sabe, a lo mejor os anunciamos el lanzamiento de nuestro canal propio de Spotify y barremos para casa y comentamos nuestra lista.

 

image

‘¿Por qué te vas?’, de Jeanette.
Primera canción y primera sorpresa porque ‘Jeanette’ y ‘Cocina’ jamás habrían sido dos palabras que hubiéramos asociado. Es que ni Google las asocia. Ponemos ‘Jeanette’ y ‘Cocina’… y nada. Ni una triste foto de la vocalista en delantal, ni una ensalada con su nombre. Así que solo vemos un motivo a su inclusión en la lista: acaso ese aliño musical que se oye de fondo y que podría ser el sonido de dos tapas de cacerolas metálicas chocando. ¡Chaaas! ‘¿Por qué te vas?’. Nosotros nos preguntamos ¿por qué Jeanette en esta lista? ¿Qué cocina Jeanette?

 

 

 

‘La conga Blicoti’, de Josephine Baker.
Aparece en ‘Midnight in Paris’, de Woody Allen. La vemos como banda sonora de final de fiesta, cuando todos vuestros amigos (bueno, no todos porque siempre está el que se escabulle y cuya figura merece un post con las 5 claves para escaquearse) comienzan a ayudarte a recoger la mesa. Vosotros habéis cocinado tan maravillosamente y ellos han bebido tanto y tan bien que te dejan el comedor limpio como una patena al ritmo de esta conga de película.

 

image

‘Barcelona’, de Giulia y los Tellarini.
Otro misterio de esta lista como el intrigante ‘caso Jeanette’. ¿Por qué?, que diría Mourinho. ¿Porque aparece en ‘Vicky Cristina Barcelona’ y eso demuestra que el autor de la lista, que ha puesto también ‘La conga Blicoti’ que aparece en ‘Midnight in Paris’, es muy fan de Woody Allen? ¿Porque la capital catalana es un destino gastronómico de primer orden mundial? ¿Porque Tellarini se parece a tagliatelle? ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Tú lo sabes, Mou?

 

‘Cola-Cao’, de Roberto Rizo y su orquesta.
Un clásico en blanco y negro que varias generaciones conocen, especialmente las más veteranas, así que imaginamos a papá, a mamá, al abuelo y a la abuela en la cocina (si caben) discutiendo sobre la receta de toda la vida que hacía aquella tía del pueblo de la que siempre te hablaron, a la que viste cuando teníais tres años y de la no recuerdas ni su nombre por más que se empeñen en repetírtelo. Ideal para corear mientras pruebas las recetas de nuestra tía preferida (esta sí) de Gastronomistas: Palmira. Su tarta cuajada fácil de hacer y de comer es un hit de nuestro blog que sigue entre los posts más leídos. Te recomendamos seguir los consejos de esta entrañable familiar de Isabel Loscertales. Tiene alguna receta más en el blog. Buscadlas; no os defraudarán.

 

‘Ojalá que llueva café’, de Juan Luis Guerra.
“Oh ohh ohh, oh oh ooohh, ojalá que llueva café en el campooooo”. Una bachata para la hora del café con la que animar una charla de sobremesa, especialmente en una tarde de verano. ¿Obvio? Sí, pero tan alegre y contagiosa melodía tiene su razón de ser aquí, sobre todo si se marida con un café caribeño (con ron, azúcar moreno y vainilla), un trifásico, un amaretto, un carajillo, un irlandés o cualquier otro con alcohol, que dan más alegría al cuerpo.

 

image

‘Los feos pa’ la cocina’, de Moscovita.
Otro descubrimiento, esta vez en positivo. Por divertido y por adecuado. La letra es insuperable (no os daremos más pistas que el inequívoco título) y al escuchar esta canción (y bailarla porque las caderas van solas siguiendo su ritmo salsero) dan ganas de que nos llamen feos y nos pongamos a los fogones. Pero, ojo, meneando el trasero. Que eso sí lo tenemos bonito, para qué negarlo.

 

 

 

 

 

Gastronomistas

 

 

Gastronomistas

Gastronomistas

Somos gastrónomos y periodistas. En una palabra: gastronomistas. Escribimos sobre gastronomía popular con lenguaje popular. Trabajamos en periódicos, en revistas de cocina y de tendencias, en plataformas digitales, en editoriales gastronómicas, en agencias de comunicación... Escribimos sobre restaurantes, cocineros, coctelerías, vinos, libros, recetas, exposiciones, rutas, viajes, hoteles con mesa y mantel… Nos gusta tanto comer y beber como contarlo.

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de email no se publicará.

Puedes usar estas etiquetas y atributos <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> HTML

Suscríbete a nuestra Newsletter

Síguenos en las redes sociales
  • twitter
  • facebook
  • pinterest
  • instagram
  • Spotify
Partner
imagen