8 propuestas de hotel en Nueva York

En la ciudad que nunca duerme no veáis la vida que llevan los hoteles, sean de la categoría que sean. Nueva York (NYC) es una diferente cada vez que la visitas y la misma siempre que la recuerdas. Abierta, despierta, acogedora, vibrante, luminosa, nostálgica, evocadora, gastronómica… Sí, también gastronómica aunque haya gente que todavía crea lo contrario.
Habría que pisarla, por lo menos, una vez al año. Tanto si ya os habéis marcado ese objetivo para 2018 como si os escapáis en breve a disfrutar del (frío) invierno en Nueva York, ahí va una ruta un tanto particular de hotel en hotel aunque no sea precisamente para dormir. En unos podréis disfrutar de las vistas, en otros desayunar al aire libre, brindar por todo lo alto con un cóctel de Grant Achatz, escuchar a Woody Allen al clarinete, tomar un hot dog de autor o codearos con un porrón de celebrities copa va, copa viene.

No hace falta estar alojado en ellos para disfrutar de sus instalaciones y participar en sus planes. Os animo a ir de uno al otro mientras pateáis Nueva York calle arriba, calle abajo. Os invito, de algún modo, a seguir mis pasos:

· The NoMad. Bajo la consigna de Make it nice, el grupo empresarial liderado por el equipo del Eleven Madison Park, el actual mejor restaurante del mundo, firma la oferta gastronómica de este hotel de Manhattan. Reservad mesa en la primera planta de su coctelería para disfrutar del flair bartending desde lo alto, pero también para degustar sus bocatas de autor o sus chocolates sin ‘estrecheces’. Probad en especial el perrito caliente del chef Daniel HummHumm Dog, con bacon, trufa negra y céleri.


· ROW. Entrad en este imponente hotel de Times Square y acceded hasta su lobby, donde en el lado opuesto a la Recepción encontraréis una escalera de pocos peldaños que os llevará directamente a la City Kitchen, un mercado de puestos de comida donde se os antojará hacer un break con un buen donut Dough de chocolate.

· Mandarin Oriental. Tras un largo paseo por Central Park antes o después de cenar, optad por este hotel de lujo del Columbus Circle para una copa de autor. En The Aviary encontraréis la propuesta de gastronomía sólida y líquida de Grant Achatz sin tener que desplazaros hasta Chicago. Cócteles y snacks adaptados a cada trago conforman la carta de este bar, en el que no hay que perder tampoco de vista el trajín de sus bartenders.

 

· Yotel. En los 650 metros cuadrados de su terraza, la más grande de la ciudad, podéis desayunar al aire libre y a la carta. También cenar y copear hasta altas horas de la madrugada entre los rascacielos que la escoltan gracias a la oferta del restaurante Green Fig. Su cocina fusión de influencia europea y africana pone el contrapunto exótico a un hotel tan práctico como funcional, ubicado en pleno Times Square.

· Dream Downtown. Para los que prefiráis Nueva York en primavera o verano, tened en cuenta que la playa de este hotel abrirá, como cada año, durante el mes de mayo. Habéis leído bien: playa. Bueno, digamos mejor beach, que así la llaman. Es un auténtico oasis en la Gran Manzana, con propuestas ligeras, enunciados de food porn y refrescantes cócteles que disfrutar bajo el sol.

· Soho House. Referente absoluto de la movida del Meatpacking District, no hay día o noche que no prometa en el Club o en la azotea de este hotel que es más hogar que otra cosa. Ahora que ya conocemos sus reglas, más vale que os hagáis socios de la ‘Casa’ para poder disfrutar de sus numerosos atractivos. Por ejemplo, el que permite el acceso a dos de los espacios más cotizados a este lado de Manhattan, donde no os extrañe coincidir con varios famosos en su rol más despreocupado. Desayunad con vistas, picad entre horas mientras tomáis el sol en sus tumbonas o brindad con el Empire State de fondo.

· Carlyle. En su mítico Café se dan cita artistas de la escena local pero también entrañables estrellas aún en boga. Es el caso del cineasta Woody Allen, para quien el hotel reserva su mejor escenario todos los lunes por la noche. Ahí toca el clarinete con su New Orleans Jazz Band quien ha inmortalizado Nueva York como nadie en la gran pantalla. Ya veréis como tampoco podéis evitar tomar algo durante la actuación…

· The Standard. Este otro conocido hotel de Nueva York -ahora ya cuenta con dos establecimientos en Manhattan– tiene en su renovado restaurante The Grill una de sus mejores bazas. Suele estar hasta los topes en cualquier época del año y todos los días de la semana. Su horario ininterrumpido lo hace propicio tanto para desayunar en plan light como para darse un homenaje con su apartado de huevos, o simplemente tomar una copa en una de las zonas más animadas y cosmopolitas de la ciudad.

Belén Parra
Belén Parra

La primera vez que se sentó a una mesa para contarlo en las páginas de El Mundo aún no se comía bien en los hoteles. Ha probado las mieles del oficio en una editorial gastronómica y en congresos especializados. Mata el hambre y la sed con las historias que encierran restaurantes, cocineros y emprendedores del buen vivir.

Sin comentarios aún

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Síguenos en las redes sociales
  • twitter
  • facebook
  • pinterest
  • instagram
  • Spotify
Partner
imagen