Palo Cortao, mucho más que salmorejo

Más que restaurante, Palo Cortao es una taberna. Más que cocina andaluza, es cocina con acento andaluz, algo viajada ella. Más que salmorejo, fritura de pescado, rabo de toro y olé, es dumpling de pringátartar de salmón con aguacate o mejillones con jengibre, galana, lima y coco. Por eso me gusta, me encanta este local del Poble Sec sin pretensiones. Cocina sencilla, directa, sin artificios, hecha con cariño. Y a precios también cariñosos.

Vas porque te aconsejan que vayas un amigo, y otro, y otro. Y cuando te sirven la cerveza tan bien tirada antes de comenzar a jalar ya sabes que tenían razón, que comeré bien.

Y comienzo con el salmorejo, del que oía maravillas y que están más que justificadas. Seda en la boca, la gota que no acaba de caer de la cuchara porque su textura es simplemente perfecta, el sabor largo por el jamón de ‘calité’ que corona la crema…

Me descubro ante el tartar de salmón con aguacate. Fresco. sensacional. Un plato que por sí solo merece la visita, aunque está fuera de carta. Salmón terso y suave, huevas de mujol, soja clarificada. miri, aceite de sésamo… El ejemplo de la cocina sencilla directa y sin artificios de Palo Cortao.

Ataco la fritura de cazón, caballa y pez araña con adobo especial, a base de kimchi, lima kefir, aceite, pimentón dulce, sal, pimienta y soja para no saturar tanto. Y la clavan. Ligera y casi fresca, con un rebozado crujiente y grueso que parece panko pero no, es harina. En la cocina hay oficio. 

Me sorprenden los mejillones, porque de Andalucía poco tienen: al estilo tailandés, picantes, picantones, exóticos. Con una salsa tan rica que quieres mojar pan en ella pero no te atreves a quedar mal y coges una cáscara y la usas a modo de cuchara. ¡Qué sopita!

Y acabo con un rabo de toro deshuesado (en Córdoba te lo sirven con hueso incluido), meloso, un punto pegajoso, con forma de brownie, acompañado de parmentier y con salsa de su propia carne y de huesos de ternera cuyo sabor reconcentrado se clava en la lengua y en la memoria.

Como muy bien, mucho. Con una regularidad sorprendente, pues no hay plato que tuviera tacha. Tanto me gusta que al final disculpo lo excesivamente ruidoso que es el local. Pero aviso: si tienes una cita romántica puede ser que las cosas bonitas que susurres a tu pareja se acaben perdiendo en los escasos centímetros que os separan. Y el amor a gritos… como que no.

 

Palo Cortao

Nou de la Rambla, 146. Barcelona.
Teléfono: 93 188 90 67.
Horarios: de martes a domingo de 20.00 a 23.00 horas (viernes y sábados hasta las 00.00); sábados y domingos, de 13.00 a 16.00. Cerrado del 14 al 22 de agosto.
Precio medio: 25 euros.

 

Loading
Centrar mapa
Tráfico
En bicicleta
Tráfico
Google MapsCómo llegar

 

Ferran Imedio
Ferran Imedio

En los últimos dos años ha visitado más de 300 restaurantes, pero su colesterol sigue en niveles normales. Esta rareza sin explicación biológica le permite seguir escribiendo sobre gastronomía en El Periódico de Catalunya, donde antes fue responsable de la sección de Gente y ahora, de Cocina's de la revista 'On Barcelona'.

Sin comentarios aún

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Síguenos en las redes sociales
  • twitter
  • facebook
  • pinterest
  • instagram
  • Spotify
Partner
imagen