Pastel de coliflor, una manera divertida de comer esta verdura

Hay que reconocer que la coliflor no resulta, para muchos, el plato más apetecible del mundo. Solo por no tener que cocinarla y aguantar ese olorcillo muchos ya se plantan. Y luego pues sí, está buena y es muy saludable, pero… Este pastel de coliflor es una manera divertida de comer esta verdura, y hasta los niños la devorarán sin rechistar. Está inspirada en una receta de nuestro amado Yotam Ottolenghi, autor del libro Exuberancia. La vibrante cocina vegetariana que ya os recomendamos en el post Verdura power: con estos libros dan ganas de hacerse vegetariano. Como todas las recetas que os proponemos es sencillísima de hacer. Manos a la obra.

Ingredientes:

1 coliflor pequeña

1 cebolla mediana

7 huevos

1/2 cucharadita de romero picado fino

15 gr. de albahaca picada

1/2 cucharadita de cúrcuma molida

120 gr. de harina blanca tamizada

1 cucharada y media de levadura en polvo

150 gr. de queso curado rallado o parmesano

1 cucharada de semillas de sésamo blanco

aceite de oliva

sal y pimienta

mantequilla para untar el molde

Elaboración:

Precalentar el horno a 200º.

Hervir la coliflor cortada en cogollos en agua con sal (unos quince minutos) y escurrir.

Cortar cuatro rodajas de la cebolla de medio centímetro aprox. y reservar. El resto de la cebolla cortar en trozos gruesos y cocer durante diez minutos en aceite y con el romero (ir removiendo). Retirar del fuego y dejar enfriar.

En un cuenco grande batir los 7 huevos. Añadir la cebolla cocida con el romero, los 15 gramos de albahaca picada, los 120 gramos de harina tamizada, la cuchara y media de levadura, la media cucharadita de cúrcuma, el queso rallado, una cucharadita de sal, abundante pimienta y la coliflor. Mezclar todo bien cuidando de no deshacer la coliflor.

Forrar la base y los lados de un molde desmontable para pasteles de 24 cm de diametro con papel de horno. Untar los laterales con la mantequilla derretida para que se adhieran las semillas de sésamo. Verter la mezcla de la coliflor y disponer encima los aros de cebolla que habíamos reservado. Colocar a media altura en el horno durante 45 minutos (haz el truco del palillo para asegurarte de que está bien cocido). Retirar del horno y dejar reposar al menos 20 minutos antes de servir.

Isabel Loscertales
Isabel Loscertales

Prueba nuevos restaurantes con la misma pasión con la que devora un buen libro o visita una expo. Responsable de la sección de cultura y ocio en la revista Woman Madame Figaro, trata de descubrir nuevas tendencias y de promulgar que lo culinario está de moda.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.