Plata Bistró: cada día, carta nueva

Qué gusto da cuando descubres a un cocinero nuevo, con pasión por su trabajo, ganas por agradar y con las ideas claras. Y si encima es de tu tierra, razón de más para desear que le vaya bien con su proyecto. Víctor García es de Fraga (Huesca), tiene 33 años y tras formarse en los fogones de Paco Roncero, Pedro Larumbe, Juan Mari Arzak y en la ciudad “suiza-casifrancesa” de Lausanne (Palace y Au Chat Noir), abrió este pasado verano un pequeño bistró en Barcelona: Plata Bistró. Más exactamente en la gentrificadísima zona de Sant Antoni, aunque en la orilla de la zona más tumultuosa, en Sepúlveda con Vilamarí.

Este es Víctor García. El chef.

Bien acompañado por su hermano Mario, al frente de la sala, se decidió por un pequeño local para llevar a cabo su proyecto. Apenas caben 30 comensales, pero cuenta con dos de sus requisitos imprescindibles: tener una barra larga y una mini-cocina abierta a los comensales. Lo bautizó Plata en honor al bar que regentaba su abuela en Teruel, una de sus maestras en la cocina (especialmente con los callos) y Bistró para dejar claro su espíritu tabernario y sus influencias francesas.

Pero lo mejor de todo es su filosofía: Víctor García quiere divertirse y divertir al comensal, con una propuesta en la que no existe carta y en la que cada día se reinventa. Aquí es difícil que pruebes un mismo plato dos veces (con honrosas excepciones como, otra vez y por algo será, los callos). Al chef le motivaba la idea de inventarse algo nuevo cada día pero también hay otra razón para descartar una carta fija: si otra cosa caracteriza el Plata Bistró es su excelente relación calidad precio y eso se consigue yendo cada día al mercado y viendo in situ los productos más interesantes al mejor precio, especialmente el pescado. El objetivo: comer bien por un ticket que no supere los 30-35 euros. “Cada vez me interesan más los productos humildes como las sardinas o el bonito”, explica Víctor. También le interesa cocinar de una manera cada vez más sencilla y tradicional, resaltando la calidad del producto. Los platos del día aparecen proyectados en la pared y se trata de que ninguno supere los 20 euros. Para que te hagas una idea estos son los platos que comimos y que, seguramente, no encontrarás cuando vayas:

Croquetas de rostit, sa-bro-sí-si-mas. Cocina de aprovechamiento diez.

Tortilla de patata a la minute, hecha al momento como sabe mejor, melosita por dentro.

Bonito escabechado. producto, producto y producto.

Foie micuit hecho por Víctor, con higo y crema de naranja amarga. Le faltaba un poco de sal.

Sargo con patatas a la provenzal. Exquisito.

Canelón de conejo con pasas, locurón.

Los famosos callos de la abuela de Víctor. Sin garbanzos y con mucho amor y pimentón, con el puntito justo de picante.

Tarta tatin con crema chantilly servida aparte. Una delicia.

Además, los domingos cuentan con la experiencia “La grande bouffe”: bajo petición, cocinan piezas enteras para grupos. Pregunta por sus desayunos de cuchara y tenedor.

Plata Bistró

Sepúlveda, 23

Tel. 93 516 91 30

Horario: cerrado domingo noches y martes… ¡lunes abren!

Web: platabistro.com

 

Isabel Loscertales
Isabel Loscertales

Prueba nuevos restaurantes con la misma pasión con la que devora un buen libro o visita una expo. Responsable de la sección de cultura y ocio en la revista Woman Madame Figaro, trata de descubrir nuevas tendencias y de promulgar que lo culinario está de moda.

Sin comentarios aún

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Síguenos en las redes sociales
  • twitter
  • facebook
  • pinterest
  • instagram
  • Spotify
Partner
imagen