Prepárate mermelada de melocotón para todo el invierno

Sabemos que da una pereza atroz, pero también sabemos que hay mucha gente que adora empezar el día con unas tostaditas con mantequilla y mermelada, y que una de las que tienen más éxito entre el personal es la de melocotón. Pues todas esas personas que adoran la mermelada de melocotón deben saber que uno de los grandes favores que pueden hacerse es aprovechar el verano, en plena temporada de estas frutas, para prepararse en casa kilos de mermelada que les acompañará durante las mañanas de invierno.

Si nos retiramos por una tarde de la playa y las cañas y dedicamos ese tiempo a preparar una mermelada, vamos a asegurarnos de aprovechar todos los nutrientes de las frutas, que además adquiriremos más baratas, y de tener una mermelada sin un solo aditivo. Teniendo en cuenta que es un producto de consumo habitual, que comemos prácticamente a diario, vale la pena dedicarle unas horas, ¿no?

Elaborar una mermelada es, además, facilísimo. Solo requiere de un poco de paciencia y de kilos y kilos de melocotones.

Ingredientes:

– 1 kg de melocotones.
– 700 g de azúcar.

Preparación:

– Pela y trocea los melocotones, añádeles el azúcar y déjalos macerar durante 12 horas, bien tapados con un trapo. La idea es que el azúcar quede totalmente disuelto en el líquido que la fruta va a soltar durante estas horas de maceración.

– Una vez pasado este tiempo, pon a hervir los melocotones en una cazuela a fuego muy alto durante un par de minutos, siempre con cuidado de eliminar la espuma que se va creando.

– Baja el fuego y hierve las frutas durante 15-20 minutos aproximadamente. Sería ideal disponer de un termómetro de cocina para retirar la mermelada del fuego cuando llegue a 105 grados, lo que se considera la temperatura óptima de cocción. Si no disponemos de termómetro de cocina, podemos comprobar si la mermelada ya está a punto cogiendo una pequeña cantidad, poniéndola en un plato y cogiéndola suavemente con dos dedos. Si se crea un hilo resistente querrá decir que la mermelada ya está a punto.

– Retírala del fuego y déjala enfriar.

– Colócala en diferentes recipientes de cristal previamente esterilizados. Para esterilizar los recipientes lo único que hay que hacer es introducirlo durante unos minutos en agua hirviendo, completamente cubiertos.

– Es importante para la conservación de la mermelada que no quede aire en el interior de los recipientes. Para ello, da unos cuantos golpes al recipiente para que se ajuste bien al contenido, y déjalo sin tapar, bien cubierto con un trapos, hasta que se forma una película. Una vez esto haya ocurrido, puedes tapar las mermeladas y guardarlas en un lugar fresco y seco, donde va a aguantar varios meses lista para el consumo.

melocoton

¿Sabías que…? Pese a que la receta que indicamos es de melocotón, puedes hacer mermelada de cualquier cosa siguiendo exactamente esta receta: naranja, cerezas, fresas, albaricoques… Recomendamos hacerla siempre con frutas de temporada, así que la de fresas conviene elaborarla en primavera, cuando la materia prima no sólo es más buena, sino más económica.

Laura Conde
Laura Conde

Como directora de la revista Guía del Ocio BCN se recorrió gran parte de restaurantes de Barcelona y escribió sobre ellos durante siete años. Es autora del libro ‘La felicidad en una croqueta’ (Now Books, 2014) y de 'Hecho en casa' (Now Books, 2015). En la actualidad escribe y habla, las dos cosas que más le gusta hacer además de comer, en diversos medios.

Sin comentarios aún

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Síguenos en las redes sociales
  • twitter
  • facebook
  • pinterest
  • instagram
  • Spotify
Partner
imagen