¿Qué se coció en Breaking Bad?

Pasado el ‘shock’ del excelentísimo y muy ‘destroyer final’ de Breaking Bad, hemos recordado los locales en los que se han cocido algunos de los momentos más emblemáticos de la serie. Os descubrimos sus localizaciones reales en Albuquerque (Nuevo México), ciudad que sirvió de escenario a este ya considerado mito de la pequeña pantalla.

En Gastronomistas somos poco convencionales así que, aunque no se trate de una cocina tradicional, creemos necesario destacar en primer lugar uno de los fogones más recordados de Breaking Bad: la antigua caravana Fleetwood Bounder convertida en laboratorio de metanfetamina en la que Mr. White (interpretado por Bryan Cranston) y Jesse Pickman (Aaron Paul) asentaron las bases de su lucrativo negocio. Pasará a la posteridad el característico humo azul que se escapaba por la chimenea del furgón, en pleno corazón del desierto.

breaking-bad-rv-642-380[1]

Si hay un local emblemático para los fanáticos de la serie éste es, sin lugar a dudas, Los Pollos Hermanos. El dueño de este ‘fast food’, Gus Fring (Giancarlo Esposito), y el álter ego malo malísimo de Walter White, Heisenberg, inician aquí su colaboración. La cadena Los Pollos Hermanos no existe, pero sí el local en el que se ha ubicado por necesidades del rodaje. Se llama Twisters y su especialidad no es el pollo frito, sino las hamburguesas y los burritos.

imagesCAU6IU8Ipollos

¿Qué habría sido de la tropa de Breaking Bad sin los maquiavélicos planes del entrañable, pero podrido hasta la médula, Saul Goodman (Bob Odenkirk)? “Si tienes un problema y quieres contactarlo”, no encontrarás su dudoso bufete sino un bar-taberna, The Hooligans. Un antro con pinta de muy mala muerte.

saulofficeoutside[1]hool

 

Las familias White y Schraders deciden reunirse tras descubrir que el capo de la droga más buscado del estado de Nuevo México no es otro que Walter. Quedan en la taquería Garduño’s. Pero nunca llegaron a pedir su famoso guacamole casero… Las circunstancias no dan para celebraciones.

skygar

 

 

Otra figura que propulsa Walter a la cima de la producción de droga es Lydia. A la siempre misteriosa morena le gusta organizar sus reuniones entre mesa y mesa del Groove Café, mientras que Jesse prefiere zamparse las enormes burgers del Dog House. Dicen que en la vida real, el actor que da vida al socio de Heisenberg también era un cliente habitual de este garito conocido por su neón en forma de perro salchicha, uno de los más antiguos de la Ruta 66.

dog

 

Los afortunados que un día peregrinen a Albuquerque también podrán visitar otros escenarios donde se rodó la popular serie. Aquí os dejamos un mapa con sus diferentes localizaciones:

A los demás, para olvidar vuestras penas, solo os queda hincharos a Heisenberg Meth Rock Candy, unas chuches de color azul que simulan la metanfetamina producida por el genial Mr. White. Aprovechando el tirón de Breaking Bad, los lanzó la dueña de la tienda The Candy Lady, que también los comercializa en su ‘e-shop’ homónimo. Seguro que causan adicción.fr

Otra opción es adquirir en la red el kit de final de Breaking Bad. Quizá a golpe de chocolate y vodka podréis sobreponeros al final de la serie.

 

bd

Laia Zieger

Laia Zieger

Una periodista francesa ‘expatriée a Barcelona’ que ha trabajado en El País y El Periódico de Catalunya, colabora con medios de ambos lados del Pirineo, y coordina el portal www.vinovidavici.com. Es autora del libro ‘Portraits de Barcelone’ (Hikari Editions, 2016).

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de email no se publicará.

Puedes usar estas etiquetas y atributos <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> HTML

Suscríbete a nuestra Newsletter

Síguenos en las redes sociales
  • twitter
  • facebook
  • pinterest
  • instagram
  • Spotify
Partner
imagen