¿Y si maridamos el vermut con quesos?

¿Quién dijo que el vermut solo puede combinarse con unas bravas o unos berberechos? Por fortuna, la transgresión ha llegado a nuestras mesas y cada vez son más los establecimientos de cocina creativa que sugieren platillos espectaculares para tomar tranquilamente a la hora del vermut sin que su combinación suponga un atentando a la gastronomía, sino todo lo contrario.

La regla es que no hay reglas: en materia de vermut todo vale, y hay múltiples opciones para organizar un aperitivo sui generis en el que no habiten, por imposible que parezca, ni las olivas ni las conservas.

Es el momento de revolucionar la hora del vermut, y nosotros hemos decidido hacerlo a base de quesos. Para ello, nos hemos pasado por La Fromagerie, un establecimiento de Barcelona –con sede en el Mercat de La Concepció y en el de Sant Gervasi– especializado en quesos franceses, donde sus propietarios, Marion y Aymeric, nos han dado algunos consejos para no fallar a la hora de maridar sus quesos con un buen Martini. 

Ambos aseguran que bastan unos tacos de queso, sin pan (por eso no nos han recomendado ningún queso cremoso), y un buen vermut para crear un aperitivo 10, sofisticado, resultón y apto para todos los paladares. ¿Algunas sugerencias? Aquí van unas cuantas.

1- Roquefort con Martini Rosso

la_fromagerie
Los quesos azules contundentes suelen ser grandes amigos del vermut rojo, cuyo sabor dulzón y suave complementa a las mil maravillas los matices de uno de los quesos más reputados de Francia. Ellos proponen el Carles, reconocido como el mejor queso Rochefort artesanal del país, un producto de pequeña producción que se ha convertido en una de las joyas de la corona de La Fromagerie.

Otro Rochefort de gran nivel es el Papillon Noir, un queso con mucho carácter, con fuerza, salado y a su vez cremoso en boca, que se funde sobre la lengua: la mejor de las maneras de complementar a un buen Martini Rosso, un vermut exótico y de fuerte personalidad, con matices cítricos, equilibrado y muy perfumado.

2- Saint Maure con Martini Bianco

En líneas generales, cualquier queso de cabra combina estupendamente con las notas amargas y refrescantes de un vermut blanco. El preferido de Aymeric y uno de los hits de La Fromagerie es, curiosamente, el Selles sur Cher, un quesito que es todo refinamiento con una relación calidad-precio envidiable: cuesta 6,50 €. Estamos ante un queso redondo, nada agresivo, perfecto tanto para postres como aperitivo, “o en bocadillo, cocinado, para la merienda o el desayuno”, asegura Marion.

la_fromagerie

Otra opción magnífica es el Saint Maure, también de precio ajustado (8,60 €), que por sí solo constituye el más refinado de los aperitivos. En realidad, cualquier queso de cabra es una buena opción si la cosa va de Martini Bianco, ya que son quesos blandos, ligeramente harinosos sin llegar a ser cremosos, nada agresivos, se complementan a la perfección las notas amargas del vermut blanco, una bebida que combina la voluptuosidad de las hierbas aromáticas con un ligero aroma de vainilla.

la_fromagerie

Otro gran amigo del vermut blanco es el Petit Munster, un queso alsaciano delicioso elaborado con leche de vaca, de fuerte olor y gusto suave, que va a ser el complemento perfecto para un licor seco y elegante, como puede ser el Martini Extra Dry.

3- Comté con Martini & Tonic
Es el queso versátil por excelencia, ese que gusta a toda la familia en todos los momentos, y que vamos a poder utilizar tanto para ese vermut con amigos previo a la comilona del domingo como en el bocadillo del colegio si tenemos hijos. El Comté va a ser nuestro mejor amigo cuando, tras la cena, decidamos prepararnos unos Martini & Tonic y acabar la noche a la francesa, es decir, comiendo quesos de postre.

la_fromagerie

El Comté es fácil de servir –basta con cortarlo en cubos– y su sabor salado y lechoso va a ser el complemento perfecto para los miles de matices de un buen Martini con tónica.

Dicho esto, conviene recordar en todo momento que tanto los quesos como los vermuts son dos productos que destacan por su versatilidad: funcionan tanto en aperitivos como en cualquier otra circunstancia, solos o combinados con otros ingredientes. Solo es cuestión de poner toda la imaginación encima de la mesa y empezar a hacer pruebas. ¿Quién se anima?

La Fromagerie

Mercat de La Concepció. Calle Aragó, 313-317.
Mercat de Sant Gervasi. Plaza Joaquim Folguera, 6.

 

 

 

Laura Conde

Laura Conde

Como directora de la revista Guía del Ocio BCN se recorrió gran parte de restaurantes de Barcelona y escribió sobre ellos durante siete años. En la actualidad coordina mano a mano con Javier Sánchez www.cocinatis.com, el portal vertical de cocina de Antena 3, y escribe en diversas revistas, entre ellas Time Out Barcelona. Es autora del libro ‘La felicidad en una croqueta’ (Now Books, 2014) y de 'Hecho en casa' (Now Books, 2015).

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de email no se publicará.

Puedes usar estas etiquetas y atributos <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> HTML

Suscríbete a nuestra Newsletter

Síguenos en las redes sociales
  • twitter
  • facebook
  • pinterest
  • instagram
  • Spotify
Partner
imagen