¿Hablamos de raclettes y fondues? Hablemos de Can Luc

“Cenar a base de quesos no solo es posible, sino que es una opción sencilla y deliciosa”. La afirmación no es mía, aunque podría. Su autor es Luc Talbordet, alma mater de la Fromagerie Can Luc, establecimiento consagrado a este producto desde su apertura hace tres años en el barrio barcelonés de Gràcia. La tienda gourmet acaba de renovar sus instalaciones y esto ha permitido a Talbordet ampliar su oferta hasta alcanzar las 150 referencias de toda Europa, consolidando así su apuesta por trasladar a la clientela el espíritu de una quesería francesa.

Más que una tienda, Can Luc es un espacio de divulgación del mundo del queso.

Tal es su pasión y su labor divulgativa que les ha (re)descubierto las raclettes y las fondues. La variedad de mezclas, sus precios asequibles, la idoneidad para grupos, la facilidad de manejo y el coste cero de los recipientes para prepararlas son las claves del éxito de dos preparaciones que comparten un ingrediente común: el queso fundido.

A grandes rasgos, y para diferenciarlas, la raclette se derrite en la plancha del mismo nombre junto a otros alimentos que ejercen de acompañantes mientras que el queso de la fondue funde en una cazuela donde se mojan alimentos similares pinchados en tenedores alargados.

Esto es una ‘raclette’.

“En Can Luc ofrecemos hasta 8 variedades de raclettes: clásica de Francia (del Jura y de leche cruda), clásica de Suiza (de leche pasteurizada y más potente y densa); ahumada, con trufas, a la mostaza, al vino blanco, a las finas hierbas y con pimienta verde. También preparamos el surtido, listo para fundir, a gusto del cliente. En este caso, solemos recomendar que mezclen tres variedades (una clásica y dos con sabor extra)”, explica Talbordet.

“Completan el plato patatas al vapor, jamón (del país y cocido) y pepinillos. A partir de aquí, está todo permitido. Podemos añadirle huevos, de codorniz si seguimos la tradición; salmón marinado, verduras asadas y embutidos varios, tradicionalmente viande des grisons o lomo de vaca curado, una especialidad de los Alpes“. ¿Su opción personal? “Una mezcla de crema y queso fresco con chalota y cebollino que le queda de maravilla”, confiesa. Maravilla escucharle a él.

Esto es una ‘fondue’.

“La fondue ya era más habitual para nuestros clientes”, prosigue Talbordet. La solían consumir y tienen el recipiente en casa pero muchos la compraban envasada y, al probar nuestra receta, no vuelven a comprar la anterior”. Lógico. La receta de Can Luc mezcla queso Comté, Appenzeler y Tomme de Savoie aunque también preparan todas las recetas habituales, como la moitié-moitié suiza, la saboyana, la normanda o la americana. “Además de con pan, recomendamos comerla con apio, manzana, zanahoria, champiñones y brócoli”. Deliciosa.

En ambos casos, calculan unos 250 gramos de queso por persona. Una ración que, traducida en precio, resulta a 5-6€ la raclette y 6-7€ la fondue. No encontrarás una cena más socorrida y de calidad que ésta por menos dinero. Porque, además, si nos los tienes, te presta los recipientes (para 2, 4, 6 u 8 personas) sin coste alguno. “Los de raclette son eléctricos y los de fondue, eléctricos o con quemador. Los entregamos limpios y confiamos en que nos los devuelvan igual”, cuenta Talbordet. Aunque parezca increíble, el sistema funciona.

La experiencia quesera se completa con patés, ‘crackers’, ‘chutneys’, mermeladas y vinos.

“Si pudiese vender pan, lo haría”, afirma el propietario de Can Luc. Pan recién horneado no tiene pero sí una amplia diversidad de crackers y tostadas (una trentena) que casan très bien con las recetas. Su precio, entre 4,50€ y 5,50€ la caja. Y para redondear la reunión aconseja maridajes de entre la veintena de vinos, y algunas cervezas, que también vende en la tienda. “Para acompañar la fondue recomendamos beber el mismo vino con el cual hemos fundido los quesos, o sea, un blanco seco. Nosotros proponemos un Bourgogne Aligoté AOC; a 9,50€ la botella. En cambio, para acompañar la raclette, recomendamos un vino tinto no muy potente, fácil de beber, como el Malepère AOC; a 7,50€ la botella”, concluye. Merci, fromager.

Can Luc
Berga, 4. Barcelona
Tel. 930 074 783
Horarios: lunes, de 17 a 20.30h. De martes a sábado, de 10 a 14.30h y de 17 a 20.30h.
www.canluc.es

Loading
Centrar mapa
Tráfico
En bicicleta
Tráfico
Google MapsCómo llegar
Carme Gasull
Carme Gasull

Se inició como periodista en la radio y con el gastrónomo Jordi Estadella en las cosas del comer. Hoy, modera ponencias y demostraciones culinarias en ferias y congresos, colabora en el programa 'Àrtic' de betevé y comparte experiencias en blogs diversos. Comisaria del proyecto 'Catalunya Regió Europea de la Gastronomia 2016', es autora del libro 'Catalunya en el paladar' (Austral Media, 2004) y del cuento 'Petita història de la Festa de la Ratafia' (Editorial Mediterrània, 2016).

Sin comentarios aún

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Síguenos en las redes sociales
  • twitter
  • facebook
  • pinterest
  • instagram
  • Spotify
Partner
imagen