Barracuda, un gran día de playa y paella en Castelldefels

Sí, es una suerte que Barcelona tenga playa, pero si no quieres estar como sardina en lata entre guiris requemados y prefieres una arena más dorada y un agua más transparente hay que coger el coche o el tren. Esto es así. A pocos kilómetros, la de Castelldefels se extiende larga, ancha y agradable. Allí nos fuimos a comer recientemente tras enterarnos de la apertura de un nuevo restaurante playero: Barracuda. La excursión valió la pena.

Barracuda - Guido Weinberg i Xavier Pellicer
Guido Weinberg, el jefe, Xavier Pellicer, el asesor gastronómico.
collage entrantes barracuda
Los entrantes que probamos en Barracuda: croquetas, ensalada de burrata y almejas regadas con un blanco ecológico.

Barracuda es el hermano pequeño de otro local situado en la Barceloneta y del que ya os dimos cuenta en este post: Barraca. También el de Castelldefels es del dueño de los mercados sostenibles Wokimarket, Guido Weinberg, y está asesorado gastronómicamente por el famoso chef Xavier Pellicer. Esto se traduce en dos cosas buenas, que los productos son ecológicos y de proximidad (como el local de Guido) y las tapas y arroces de su carta están tratados con mimo (como manda Xavier). Las cartas de Barraca y Barracuda son similares, sencillas y con el arroz como gran protagonista, aunque no iguales. Por ejemplo en éste tienen arroz negro, fideuà, el arroz con salchicha cambia en la receta, así como también la paella.

De entrantes probamos unas croquetitas de jamón ibérico (5,40 €), una ensalada ecológica de burrata, tomate, rúcula y pesto suave (14,80 €) y unas almejas en salsa verde (14,90 €), acompañadas por un singular vino ecológico y catalán (como los prefieren aquí) de Finca Parera: Clar, con 60% de xarel·lo, 25% Gewürztraminer y 15% Chardonnay (13,80 € la botella). Un buen aperitivo para esperar a la reina de la fiesta: una paella generosa en tamaño y muy sabrosa (quizás un pelín salada pero rica y con muchos “tropezones” como a mi me gusta), hecha con rape, calamar, salchicha, pollo, judía verde y mejillones (18,90 €). El arroz procede de un pequeño productor de Delta del Ebro. Un flan de naranja casero y una tartaleta de limón y chocolate blanco pusieron punto final al festín. Por cierto, para aquellos que no quieran arriesgar con el ticket final cuentan con un menú a 29 € por persona que incluye: ensalada verde ecológica, paella, helado o flan y agua o copa de vino.

paella barracuda
Paella sabrosona con rape, calamar, salchicha y pollo.
interior barracuda
El interiorismo, la mar de mono.

Pero aún no hemos hablado de uno de los grandes valores de Barracuda y es que se trata de un lugar muy bonito y relajado, que desprende realmente buen rollo. La terraza al lado de la playa es magnífica: amplia, a base de madera, con parasoles estéticos y rodeada de cuerda marinera y ristras de bombillas muy hipsters. Dentro, el restaurante está decorado con muy buen gusto, con arcadas, sillas Thonet, cojines, plantitas, alfombras y cerámicas dignas de una revista de decoración. Probablemente lo definirían como un estilo rústico-chic. Cuando estuvimos aún estaban ultimando el piso de arriba, pero tenía ya una pinta estupenda: un pequeño cuarto acristalado con excelentes vistas a la playa, que en principio lo reservarán para grupos.

Lo mejor: tomar una buena paella en un entorno actual y relajado al lado del mar.

Lo mejorable: las sillas de madera plegables de la terraza son estéticamente bonitas pero incómodas.

Barracuda.

Ribera de Sant Pere, 17. Castelldefels (Barcelona).

Tel. 638 265 261.

Horario: de lunes a domingo de 12 a 00.00 horas.

Precio medio: 35 €. Menú por 30 €.

 

Isabel Loscertales
Isabel Loscertales

Prueba nuevos restaurantes con la misma pasión con la que devora un buen libro o visita una expo. Responsable de la sección de cultura y ocio en la revista Woman Madame Figaro, trata de descubrir nuevas tendencias y de promulgar que lo culinario está de moda.

3 Comments
  1. Hoy hemos comido en el restaurante Barracuda. Sinceramente el precio me parece un poco elevado tanto para la calidad como para la cantidad. Los camareros también estaban desbordados y eso ha hecho que nos trajeran casi a la vez los primeros y el arroz.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Síguenos en las redes sociales
  • twitter
  • facebook
  • pinterest
  • instagram
  • Spotify
Partner
imagen