Bodegón: las apariencias no engañan

No falla. Cuando llegues al tumulto en pleno paseo marítimo y la gente no te deje pasar por miedo a perder su tanda para pillar mesa, sabrás que has llegado a tu destino. Estás en Torredembarra, una localidad costera a un cuarto de hora de Tarragona, que tiene en el restaurante Bodegón uno de sus mejores reclamos. Gastronómico, en este caso. Al grano. En esta taberna con aires de chiringuito, las apariencias no engañan. ¿Que no hay ni una mesa libre?, ¿Que no aceptan reservas?, ¿Que la gente repite un día sí y al otro también? Pues sí. Basta pisar el local para dar crédito. Éste es un lugar que convence (y vence a la competencia).

Las bravas del Bodegón.
Las bravas del Bodegón.

Siempre he creído que su fórmula de éxito es la de aplicar el más estricto sentido común: una carta sin rodeos, precios ajustados y un marco vestido con gracia. No hay más. Bueno, sí: un servicio joven, eficiente y garbado, controlado de cerca por María López, la mujerona que gobierna el local, reconoce a sus fieles entre la multitud y mima a todos los clientes. De hecho, no te extrañe verla ya entrada la madrugada repartiendo golosinas entre las mesas con niños -¡y no tan niños!- mientras los mayores (de edad) apuran el primer cóctel tras la cena. Porque a decir verdad, el Bodegón es punto de encuentro principalmente nocturno. Lo saben bien los refuerzos que engrosan el personal de la casa al caer la tarde y esas colas de gente en busca de mesa que te hacen creer que la crisis veranea en otro lugar…

Dados de salmón con soja, queso para untar y tostaditas.
Dados de salmón con soja, queso para untar y tostaditas.

 

El encanto del Bodegón -que ya avisa en su tarjeta de visita que “es diferente”- no sólo radica en que su terraza gana metros por momentos; sino en su menaje de Ikea, sus más que correctas raciones y su coqueta puesta en escena. Porque en este lugar, la comida no es lo único que entra por los ojos. Me atrevería incluso a decir que esa estudiada disposición de los elementos en la mesa y su entorno le hace ganar enteros entre sus competidores más cercanos. Desesperados los tiene…

La carta es tan clara como las aguas del mar que serena las vistas. Platillos que no entrañan dificultad en cocina, con producto óptimo y de enunciados reconocibles por todos. Hay un primer bloque para matar el hambre con las bravas, los nachos con guacamole, el chanquete y los camarones entre los más aceptados. Luego ya vienen los entrantes, donde tan resultona es la respectiva materia prima como las presentaciones: trompetas de langostinos (rebozados), gulas al ajillo, alitas de pollo picantes… Aún con todo, pinchan las frituras.

Ensalada Bodegón.
Ensalada Bodegón.

Compensa el ‘resbalón’ el notable capítulo de ensaladas de la casa y el ingenio que pone el equipo de cocina para idear tostadas (frías y calientes) que son el complemento perfecto a “delicatessen” del tipo tartar de atún, huevos estrellados con foie, carpaccio de buey gratinado… Por si la carta fuera corta, también hay platos del día que canta el camarero según espera a que decidas tu elección. Un día tempura de verduras; otro, pescaíto frito. ¡Y dale con las frituras!

Confieso que éste es de esos pocos lugares en los que me salto el postre a conciencia porque donde esté un buen helado artesano en un rincón cercano, que se quiten sucedáneos… Pero que no se asusten los más golosos: la oferta es aceptable. Al igual que en el tema vinos: los justos y necesarios. No hay de qué extrañarse ni por qué sorprenderse. Es lo bueno de aparentar simplemente lo que se es y se quiere ser.

 

Lo mejor: la facilidad para compartir platos y las propuestas para niños.

Lo mejorable: las frituras, los postres y las esperas.

 

Bodegón. Passeig Colom, 25. Torredembarra.
Teléfono.: 680 257 956
Horario: Abierto todos los días de la semana durante el verano. Desde las 11h para los desayunos hasta las 2am (viernes y sábados, hasta las 3am).
Precio medio: 18 euros.

Belén Parra
Belén Parra

La primera vez que se sentó a una mesa para contarlo en las páginas de El Mundo aún no se comía bien en los hoteles. Ha probado las mieles del oficio en una editorial gastronómica y en congresos especializados. Mata el hambre y la sed con las historias que encierran restaurantes, cocineros y emprendedores del buen vivir.

5 Comments
  1. Buenas!

    Vivo cerca y he ido muchas veces a este restaurante (que ahora me entero que es un restaurante), la mujerona que dice esta periodista no debe tener muy buen gusto o paladar. Por favor!!! en Torredembarra hay muy buenos restaurantes con MAYÚSCULAS, que no se pueden ni comparar con lo que expone esta crítica. Hay mejores propuestas en cuanto la calidad del la materia prima (pescados frescos…) y no muy caros. El éxito de este bar radica en que es un bar de copas que aglutina mucha juventud y ahora también sirven comida. Esta señora no debe tener muy buen gusto desde mi punto de vista.

    1. Ruth, es precisamente esa informalidad y esa alternativa a lo que ofrecen prácticamente todos los locales del entorno cercano lo que motivaron este post. Reseñar el Bodegón en ningún caso supone desmerecer al resto de restaurantes de Torredembarra. Es simplemente una opción de restauración más que, tras haberla degustado, recomendamos abiertamente.

  2. Pues sí que vale la pena responder!!!…yo voy mucho a cenar con mis amigos y mi familia y os puedo asegurar que se come genial, !

    Ruth, el Bodegon es un bar informal que se ha ganado la fama por ser diferente y que yo sepa no tienen ni pescados frescos, ni paellas….sino productos de primera calidad, presentados con gracia…

    Para no gustarte nada, dices k has ido muchas veces…..

    Las envidias son muy malassssss!

  3. Muy pocas veces me he ido del Bodegón sin pedir el que es mi postre favorito, se llama Splash: Rollitos de choco con avellana sobre helado con chocolate blanco, un toque delicioso para compartir y acabar una cena estupenda. 😉

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Síguenos en las redes sociales
  • twitter
  • facebook
  • pinterest
  • instagram
  • Spotify
Partner
imagen