10 motivos por los que merece la pena quedar con Gloria

Desde hace años, casi todos los grandes cocineros españoles disponen de locales más informales en los que poder disfrutar de su buen hacer a precio más cercano a los mortales. En lugar de las tres cifras que suele costar comer o cenar en un restaurante con estrella Michelin (o con varias), aquí la cosa se solventa con una cuenta que ronda los 30 euros y que permite una primera introducción a su cocina. Es el caso de Gloria, la casa de comidas de Nacho y Esther Manzano que cuenta con dos sedes, una en Oviedo y otra en Gijón. Llamada así en homenaje a su abuela, es una propuesta urbana y chic, pero a la vez desenfadada, donde se pueden comer platos basados en la temporada, el producto y propuestas clásicas de Casa Marcial, adaptadas a este formato. Estuvimos en el de Gijón y hemos extraído 10 motivos por los que merece la pena pasarse por allí.

 

  1. Su cocina vista. Comer en barra en Gloria es mucho más divertido que en mesa. Hágannos caso. La cocina a la vista está rodeada por una barra circular que expone a miradas indiscretas (¡las nuestras!) lo que se hace en el local.
  2. Decoración elegante y cosmopolita. Un local que bien podría estar en Nueva York o Londres y que, sin embargo, se encuentra en la desembocadura de la calle Los Moros. Esto es la (buena) globalización.
  3. Una carta de vinos diferente y convicente. Vinos atlánticos, un par de generosos,  referencias asturianas, bodegas jóvenes… La carta está diseñada por el laureado sumiller de Casa Marcial y eso se nota. Los precios, asequibles, desde los 2’5 euros por copa.
  4. Las croquetas de Casa Marcial. Consideradas entre las mejores de España (y del mundo, por tanto), Gloria las pone al alcance de todo el mundo. ¿Hay mejor razón para ir?
  5. Sardinas y bonito. Que quiere decir que se trabaja producto local y de temporada. Con el otoño (si algún día llega) desaparecerán de la carta y entrarán cosas nuevas porque en Gloria se respeta la rotación natural.
  6. Porque se come con las manos. ¡Y es divertido! Pasa con el impresionante cabracho que llega frito entero a la mesa o con el nem de papada ibérica y gamba.
  7. Porque informal no significa que no se pueda comer de cuchara. Efectivamente, aquí hay fabada también para el que la quiera.
  8. Por tablas de queso que son auténticos abc de la gran riqueza asturiana. Rey Silo Rojo, Gamoneu, Pría Tres leches, Cueva de Llonín, Ovín de Cabra y Tedeyu. ¿Hace falta decir algo más?
  9. Por la torrija. Vale, el arroz con leche es de sobresaliente, pero lo de la torrija no tiene nombre. Brutal.
  10. Porque es un local de primera copa clarísimo. Buenos vinos, vermús, cocktails… La parte de bar de Gloria está cuidada y surtida. ¿Quién se resiste a tomarse aquí la primera?

Restaurante Gloria. Plaza Florencio Rodríguez Rodríguez, 3. Teléfono 984 29 94 90. Horario, de lunes a jueves, de 12 a 17 horas y de 20 a 00.30 horas. Viernes y sábado, de 12 a 17 horas y de 20 a 01.30 horas. Domingo, abierto solo a mediodía. Precio medio: 30-35 euros.

Banda sonora. Them – Gloria

Javier Sánchez
Javier Sánchez

Lleva comiendo prácticamente toda su vida, así que sabe de lo que habla. Un hombre, un reto: conocer TODOS los restaurantes de Madrid. Sigue en ello y empeñado en descubrir las últimas tendencias gastronómicas como coordinador de Cocinatis.com junto a Laura Conde, en el blog de gastronomía Oído Cocina de Yahoo! y como colaborador en sitios como Dominical, VICE o distintos medios del Grupo Prisa.

Sin comentarios aún

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Síguenos en las redes sociales
  • twitter
  • facebook
  • pinterest
  • instagram
  • Spotify
Partner
imagen