Lluerna, el encanto del extrarradio

“Te llevaré a comer fuera de Barcelona”, me dijo. Fue la única pista de mi regalo sorpresa. Salimos de la ciudad. Cierto. Pero llegamos a nuestro destino en metro. Creo que la proximidad con la capital catalana ha perjudicado a Santa Coloma de Gramenet. Y muchos barceloneses nos estamos perdiendo numerosos atractivos, culturales, paisajísticos y gastronómicos de esta localidad. Uno de ellos, el restaurante Lluerna, del chef Víctor Quintillà y la sommelier Mar Gómez.

Quizás os preguntaréis por qué estoy reseñando un restaurante con estrella Michelin. Puedo explicarlo. Lluerna es un lugar ideal para regalarse una comida o una cena. Su menú degustación cuesta 31,50€ y su menú presentación —más largo— no llega a los 50€. No son precios de diario. Cierto. Pero para una celebración —pongamos que de un 40º aniversario— me parece más que razonable.

llobarroA eso fuimos, y escogimos la propuesta más larga, pues la ocasión lo merecía. Enseguida nos desvelaron en qué consistían los dos entrantes, el arroz, el pescado, la carne y los dos postres que Víctor elabora según los mejores productos del día.
Tras un mojito sólido de bienvenida llegaron la oliva Gordal rellena de Campari, la espuma de ‘mongetes del ganxet’ y sardina ahumada y la obra de arte que abre este post: un plato bello y sabroso elaborado con un humilde y sencillo jurel marinado que nos cautivó.

verduresLe siguieron unas verduras de primavera frescas y crujientes que se dejaban querer por una loncha de Jabugo. Detalle flamenco. Nos encantó el arroz cremoso de gambas de playa, al punto de cocción, y nos sorprendió gratamente la lubina —también de playa— con guisantes y vegetales marinos.
El cordero, lacado, ecológico y de raza ripollesa fue la carne del día y las colmenillas, sus acompañantes.

abrilNos brindaron unos quesos bien afinados y, evidentemente, no los rechazamos. Y a continuación, llegaron los postres. Abril, otro plato bello: crema de limón, hierba luisa, hibisco, yogur y jengibre. Un tiramisú deconstruido. Y tres dulces más: trufa con naranja y almendra, sorbete de infusión de canela y brandy y ‘coca de llardons’, crujiente y delicada.

‘Enlluernar’ puede significar deslumbrar, fascinar o alucinar con cosas falsas o aparentes. Nada que ver con lo que pasa en este establecimiento. Aquí todo es verdadero, auténtico, y las luces de la estrella Michelin no se han traducido en fastos. Sólo es un reconocimiento merecido al trabajo bien hecho.
Y sí, en el extrarradio.

Lo mejor: la calidad de la materia prima y la armonía de los platos.
Lo mejorable: la espuma nos pareció demasiado sutil, no se reconocía el producto.

Lluerna Restaurant
Rafael Casanova, 31.
Santa Coloma de Gramenet.
Teléfono: 93 391 08 20.
Horario: de martes a sábado, de 13 a 16 h y de 21 a 23 horas.
Precio medio: 40-50 €.
Menú Degustación: 31,50 €.
Menú Presentación: 48,50 €.

Loading
Centrar mapa
Tráfico
En bicicleta
Tráfico
Google MapsCómo llegar
Carme Gasull
Carme Gasull

Se inició como periodista en la radio y con el gastrónomo Jordi Estadella en las cosas del comer. Hoy, modera ponencias y demostraciones culinarias en ferias y congresos, colabora en el programa 'Àrtic' de betevé y comparte experiencias en blogs diversos. Comisaria del proyecto 'Catalunya Regió Europea de la Gastronomia 2016', es autora del libro 'Catalunya en el paladar' (Austral Media, 2004) y del cuento 'Petita història de la Festa de la Ratafia' (Editorial Mediterrània, 2016).

Sin comentarios aún

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Síguenos en las redes sociales
  • twitter
  • facebook
  • pinterest
  • instagram
  • Spotify
Partner
imagen