Maná 75º: hay otros arroces y están aquí

En el mundo de las paellas hay poca gente que se atreve a las innovaciones. Pero siempre hay algún valiente que decide ir un pasito más allá. Y hay que aplaudirlo. Es el caso de Maná 75º, un elegante, amplio y luminoso restaurante ubicado detrás del hotel W y de la sede de Desigual.

Solo por la oferta en arroces (12 tipos, algunos raros-raros como el de caviar y vieiras y el de foie braseado y setas) y la puesta en escena merece la visita: ¡19 paelleros en medio de la sala haciendo chup chup! ¡El paraíso!

Acudí a Maná 75º con ese reclamo y me llevé una buena sorpresa con otros platos marineros y sin gramínea. Divertidos, distintos, coloridos…

El mejor ejemplo de esas ganas de ser diferentes acaso fue la ensalada de gambas con aguacate, fresas y germinados. Una gamba fresquísima y con el punto de cocción ideal, que por sí sola, sin nada más, valdría como plato. Pero venía con el aguacate y la fresa formando un excelente maridaje.

Otro ejemplo es el Singapur Day, con bogavante, navajas, mejillones y almejas a la brasa con cebolla y cilantro y aliñadas con una salsa Singapur (a base de gamba y bogavante) que también te sirven en un bol por si quieres mojar el pan chino que te dan. Dicen que es el plato estrella de la casa. Lógico: entra por los ojos y es agradecido al paladar. ¡Sobre todo las almejas!

Más normalitos me parecieron los mejillones, aunque también tenían intención de ser diferentes (al menos la cebolla acompaña más que atropella), y la ensalada de mango con parmesano y mezclum, con un toque caramelizado porque lleva un coulis de mango (más espectacular a la vista que al gusto).

Al llegar la hora de escoger el arroz, me salió la vena conservadora y pedí un caldoso de bogavante. También era una manera de comprobar cómo tocan el grano y hacerme una idea de cómo lo hacen en general en Maná 75º. Y la verdad es que estaba muy bien. Nada salado y muy concentrado, con un pedazo de bogavante que no cabía en el plato. La paella, por cierto, daba para que comieran cuatro personas y no dos como fue mi caso.

Por lo que vi, aciertan con la cocción del arroz porque cada paellero lleva un termostato que regula el tiempo y la temperatura de lo que están cociendo. De hecho, el 75º del nombre del restaurante se refiere a la temperatura ideal para hacer un buen caldo o fumet a fuego lento.

Otros detalles de Maná 75º que me gustaron: el interiorismo elegante, cómodo, con mesas redondas; la terracita con zona chill out; el aperitivo de la casa que te ofrecen como cortesía (el día que fui, alcachofas con salsa de romesco y berenjena con miel y sésamo)… y, sí, el lavabo con vistas al exterior y esas puertas que diferencian “paellas” y “paellos”.

Maná 75º

Paseo Joan de Borbó, 101. Barcelona.
Teléfono: 93 832 64 15.
Horarios: cada día, de 12.00 a 00.00 horas.
Precio medio: 40 euros.

Loading
Centrar mapa
Tráfico
En bicicleta
Tráfico
Google MapsCómo llegar

Ferran Imedio
Ferran Imedio

En los últimos dos años ha visitado más de 300 restaurantes, pero su colesterol sigue en niveles normales. Esta rareza sin explicación biológica le permite seguir escribiendo sobre gastronomía en El Periódico de Catalunya, donde antes fue responsable de la sección de Gente y ahora, de Cocina's de la revista 'On Barcelona'.

Sin comentarios aún

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Síguenos en las redes sociales
  • twitter
  • facebook
  • pinterest
  • instagram
  • Spotify
Partner
imagen