Alicante y Madrid se encuentran en Xanverí

Xanverí no es otra cosa que Chamberí pasado por el filtro de Levante. Una grafía, la X, con la que el cocinero César Anca ha querido rendir homenaje, en el barrio madrileño que le vio nacer, a la tierra en la que ha encontrado el reconocimiento gastronómico. Madrid y Alicante se encuentran, así, en un proyecto en el que el cocinero ha depositado, no solo la ilusión de ‘volver’, sino también la experiencia que le han dado los años tras los fogones.

Xanverí es desde finales de año una realidad, un escenario de dos plantas ideado para satisfacer dos conceptos: una zona de barra y mesas de corte informal y un restaurante gastronómico. Ambos espacios comparten casi casi carta, y ofrecen ambientes completamente diferentes. Tuvimos la suerte de sentarnos en el segundo y disfrutar de un paso a paso con algunos de los bocados más representativos de su propuesta en la capital. Arrancamos.

Milhoja de manzana ácida con foie, bacalao ahumado y queso de cabra, pulpo sobre torrija de patata en ajada y gratinado suave de alioli, tigre a nuestra manera –servido en vaso a varios extractos: mejillón, espuma de patata y tierra de pan- y canelón de rabo de buey con crujiente de ibérico. Pequeñas raciones, adecuadas para compartir entre dos, que forman parte del apartado más ‘creativo’ de la carta.

platoss restaurante Xanverí de MadridMás allá, producto, producto y producto. Tartar de salmón salvaje con aguacate, mollejitas de ternera a la parrilla o salteado de boletus con garbanzos 0,0 y lascas de bacalao, entre otros, son algunos ejemplos del surtido de entrantes de Xanverí.

Como principal, y como no podía ser de otra manera, un arroz, robado con gamba roja de Denia. Entero, en su punto, sabrosísimo. Preparado con agua del Mediterráneo y ñora picada. Como este, los guiños al Levante se descubren entre platos fieles a la tradición.

Además de arroz, es posible disfrutar de buenas carnes y pescados, con propuestas como bacalao confitado con crema de queso al romero y fideuà verde, magret de pato sobre cous-cous de verduras y reducción de Oporto o angus a la parrilla con tallarines de patata y boletus y jugo ligado al estragón.

De postre, nosotros nos lanzamos a una receta que César ha recuperado de la tradición francesa, el pan perdido, una especie de torrija bañada en chocolate con helado de mantecado. Buenísimo.

Alrededor de la mesa, más referencias que hacen alusión al encuentro entre la capital y Levante. Ilustraciones de personajes ilustres del barrio, una recreación de los azulejos del paseo marítimo de Alicante y hasta un vinilo de los Hombre G.

La Desenfadada, el espacio más casual de Xanverí
La Desenfadada, el espacio más casual de Xanverí

En la zona de ‘La Desenfadada’, como se llama la parte más gamberra de Xanverí, se sirve en horario non-stop y, además, ofrecen desayunos. En el restaurante, una suerte de menú ejecutivo (35 euros) que cambia diariamente, compuesto de dos entrantes, un pescado y una carne. Fuera de carta, las sugerencias en producto del día, son también habituales.

Nunca Madrid y Alicante estuvieron tan cerca ni tan bien conjugados. Sin invadir, sin presión, cada uno en su lugar aportando lo mejor que tienen. Y es que cuando por encima del lugar importa el producto, las cosas salen bien.

Xanverí

Zurbarán, 18 – Tlfno. 910 577 733 – Horario del restaurante de lunes a sábados de 13:30 a 16:00 h y de 20:30 a 00:00 h. Y domingos de 13:30 a 16:00 h. – Horario de La Desenfadada de lunes a sábados de 10:00 a 2:00 h. y domingos de 10:00 a 16:00 h. – Precio medio: 50-60 euros.

Centrar mapa
Tráfico
En bicicleta
Tráfico
Google MapsCómo llegar
Silvia Artaza
Silvia Artaza

Adicta al queso y devota de la mencía. Actualmente coordina contenidos de estilo de vida en Gtresonline y reparte pluma en proyectos editoriales de la A.A. de la Real Academia de Gastronomía. Madrileña, enamorada de San Sebastián, a la que le apasiona comerse el mundo a bocados.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Partner
imagen