Abiertos por vacaciones

Aunque parezca increíble, y más en los tiempos que corren, el verano ha venido cargado de novedades en Madrid que apetece ir a probar y descubrir. Destacamos hoy cinco propuestas, complementarias y apetecibles, para saciar nuestro apetito de nuevas sensaciones.

Captura de pantalla 2013-07-19 a la(s) 10.38.47
Punk Bach.
Desde el propio nombre del local, ya vemos por dónde van los tiros de este nuevo localazo, que ha desembarcado a lo grande en plena Castellana. Por un lado, tradición e incluso barroquismo; por el otro, actitud y atrevimiento. Detrás del proyecto, la facción más joven del imperio joyero Suárez, también responsable de la modernización de la marca bajo el nombre de Aristocrazy. Aunque remite a locales neoyorquinos de mucho fuste a base de retroiluminados y mobiliario classy, en la carta se apuesta por producto patrio y elaboraciones de las de toda la vida, con entrantes como jamón ibérico, salmorejo y mi-cuit de foie. Pescados y carnes, con la merluza y el solomillo mandando, como toda la vida. Hay que fijarse en el vestuario de camareros y camareras, con una actualización del estilo Embassy. Algo viejo, algo nuevo. Precio medio: 40-50 euros.

Captura de pantalla 2013-07-19 a la(s) 12.47.28
El apartamento.
 Con la pretensión (también desde el nombre) de convertirse en un sitio de reunión de amigos en el que todo el mundo pueda sentirse como en casa, abría hace tan solo unos días este restaurante en el Barrio de Las Letras. En la decoración, platos, retratos e incluso teléfonos de pared para lograr un efecto “casero” que invite a relajarse. La carta se compone de recetas clásicas con sorpresas como la ensaladilla rusa coronada por un carpaccio de pulpo o el huevo con pisto acompañado de jamón ibérico crujientito. Se postulan a favoritos de la clientela los chupa chups de pollo de corral con pepitoria de anacardos y las croquetas, para todos los gustos. Por lo visto en su Facebook, su magnetismo ha conseguido atrapar ya a un buen puñado de gente del mundo de la farándula. Buen arranque. Precio medio: 25-30 euros.

INAUGURACIÓN SIFÓN 3
Sifón.
El grupo Moby Dick, animado por el éxito de la fórmula neocastiza de La Revoltosa (cañeo divertido en la Plaza del Rey, decoración old style y raciones de toda la vida con leves toques innovadores) abre  al lado de este local otro bar con aroma vintage. Basándose en el estilo de las antiguas tiendas de ultramarinos, en Sifón conviven una bodega con referencias para llevar a casa, un colmado de productos gourmet y una carta para degustar en el local, que, teniendo terraza, es la apuesta que parece partir con más ventaja entre las tres. Hay tostas y sándwiches en pan tramezzinni, pero nosotros preferimos fijarnos en “aventuras” como el kebab de pato con puré de pera o los garbancitos con perdiz escabechada y pimientos del piquillo. ¿Será que echamos de menos la contundencia del otoño? En septiembre, prometemos hacernos asiduos. Precio medio: 20 euros.

Captura de pantalla 2013-07-19 a la(s) 10.46.58
La Bomba Bistrot.
Tardamos mucho en entrar en La Bomba Rice Bar, lo confesamos. No sabemos por qué, pero su ubicación a un paso del Mercado de San Antón y lo escueto de su espacio, nos parecía sospechoso. Una vez probado, se disiparon los temores y fluyeron los elogios: buenos arroces, independientemente de que llevaran carabineros, fueran risottos italianos o exóticos platos de Bulgogi coreano. Ahora, abren nuevo restaurante en la zona de Cuzco abriendo un poco el objetivo y dejando que entren nuevos compañeros de viaje para los arroces. Su dueño, Christophe Pais, se lleva al nuevo espacio su ensaladilla Mon Dieu!, uno de los entrantes que podían hacer sombra a sus arroces, y pone el énfasis en la chuleta Obelix, asada sobre lecho de encima traída de Extremadura, o el tartar de secreto ibérico. Porque no solo de arroz vive el hombre; ni siquiera en La Bomba. Precio medio: 35-40 euros.

Villoldo Sala
Villoldo.
En el pueblo que da nombre a este restaurante que ahora se instala en el Barrio de Salamanca, está Estrella del Bajo Carrión, un referente de la gastronomía palentina que ahora aterriza, a través de esta sucursal, en el competido universo gastronómico de Madrid. Sus avales, 35 años de historia, y un saber hacer al margen de modas efímeras. Todo viene de la tierra, desde la cecina de vaca de Astorga con rúcula y lascas de queso viejo zamorano a las alubias blancas viudas de la Vega de Saldaña, elegidas con mimo, demostrando a quién aún no lo sepa que no todas las legumbres son iguales. También tienen lechazo y tocinillo de cielo para rematar; sabores de la vieja escuela que prometen  y que tendrán mucho que decir a la vuelta de vacaciones con el, esperemos, descenso térmico. Precio medio: 35-40 euros.

Punk Bach. Paseo de la Castellana, 74. Teléfono 91 562 09 63.

El Apartamento. Ventura de la Vega, 9. Teléfono 917 55 44 02.

Sifón. Plaza del Rey, 4. Teléfono 91 532 61 59.

La Bomba Bistrot. Pedro Muguruza, 5. Teléfono 91 350 30 47.

Villoldo. Lagasca,134. Teléfono 91 022 45 52.

Banda sonora. Ella Fitzgerald and Louis Armstrong – Summertime 

Javier Sánchez
Javier Sánchez

Lleva comiendo prácticamente toda su vida, así que sabe de lo que habla. Un hombre, un reto: conocer TODOS los restaurantes de Madrid. Sigue en ello y empeñado en descubrir las últimas tendencias gastronómicas como coordinador de Cocinatis.com junto a Laura Conde, en el blog de gastronomía Oído Cocina de Yahoo! y como colaborador en sitios como Dominical, VICE o distintos medios del Grupo Prisa.

Sin comentarios aún

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Síguenos en las redes sociales
  • twitter
  • facebook
  • pinterest
  • instagram
  • Spotify
Partner
imagen