Robata, (re)interpretando la brasa japonesa

Levantó la persiana el pasado otoño en la calle Enrique Granados, vía dorada del Eixample barcelonés y, desde entonces, este restaurante de inspiración japonesa está en boca de todos. Robata es el sueño de Fabiola Lairet y Ricardo Figuera, una pareja venezolana establecida en la Ciudad Condal desde hace 14 años donde, hace justo la mitad, abrieron su primer negocio, Monster Sushi, en el carismático barrio barcelonés de Gracia. “Al principio ofrecíamos cocina asiática pero el concepto era demasiado genérico, así que, poco a poco, fuimos acotando los platos hasta centrarnos en la gastronomía japonesa”, explica Fabiola Lairet, la chef ejecutiva de los dos establecimientos. Robata es fruto de este primer acierto y de la inversión personal que precedió el éxito empresarial.

Fabiola Lairet, chef ejecutiva de los restaurantes barceloneses Robata y Monster Sushi.

Los conocimientos culinarios de Lairet provenían de su Caracas natal y de cursos gastronómicos realizados en Barcelona. Enamorada de Asia y consciente de que su preparación no era suficiente se instaló con la familia en Los Ángeles durante una temporada para seguir una formación que completó, poco después y esta vez sola, en Japón donde obtuvo el certificado Nacional de Sushi Chef. “En la capital nipona me maravilló la robata, el auténtico grill japonés, y su ritual. Aquí no estaba expandido el concepto y decidí importarlo y adaptarlo”, cuenta. Así que, al volver, dio un giro a su propuesta. Eran los mismos platos, pero elaborados de forma diferente. Y así se lo enseñó a su equipo de cocina y sala, numeroso y formado en la casa.

¿Quieres probar un poco de todo? Las brochetas pueden pedirse por unidades.

Carnes, pescados o verduras, la brasa japonesa respeta al máximo los sabores de los productos que en Robata acompañan y potencian con salsas caseras de recetas tradicionales. Asimismo, en la carta, extensa y pensada, no faltan algunas de las elaboraciones que su ‘hermano mayor’ los ha hecho conocidos en la ciudad, como uramakis, sashimi, nigiris, makis, tempura rolls y unos espectaculares american cakes que elaboran ellos mismos en un obrador externo y que siven en porciones dobles e incluso venden enteros.

El ‘pie’ de limón de receta familiar de Robata te dejará sin palabras.

Toro Soasado, ventresca de atún BlueFin con una salsa a base de manzana; gyozas de pollo con corteza, creada por su paso final por la sartén sin nada de aceite; costillita de cordero con un punto de sal, nigiri de salmón y dorada, cada uno con su salsa; Anticuchero, langostino en tempura, aguacate, queso crema, escolar negro, chips de raíz de loto y salsa anticucho, lemon pie… La idea es que todo tipo de público encuentre algún plato que le plazca en el establecimiento. Igual con las bebidas. Su recomendación es maridar las propuestas con cerveza o sake aunque la oferta de vinos, e incluso de cócteles, es amplia.

La interiorista Cristina Güell ha colaborado en la decoración del establecimiento.

La decoración es otro de los fuertes del restaurante. Pese a sus dimensiones, tiene una capacidad para 125 personas más otras 24 en la terraza, han conseguido crear un espacio elegante y respetuoso con la filosofía oriental gracias a múltiples detalles y colaboraciones. A destacar el mostrador de bienvenida, realizado por la ceramista Carmen Balada; la vajilla, “toda comprada en Osaka“, la mesa de carpintero del patio con claraboya y el rincón creado por la interiorista Cristina Güell. Piezas que encajan a la perfección gracias a muchas complicidades y a la gestión diaria de Ricardo Figuera.

Robata
Enric Granados, 55. Barcelona
Tel. 937 826 000
Precio medio: 45€
Menú degustación grupos: 45€ y 55€
Horario: de lunes a jueves, de 13.30 a 23.30h; viernes y sábado, de 13.30 a 24; domingos y festivos, de 13.30 a 23.30h.
www.robata.es

Loading
Centrar mapa
Tráfico
En bicicleta
Tráfico
Google MapsCómo llegar
Carme Gasull
Carme Gasull

Se inició como periodista en la radio y con el gastrónomo Jordi Estadella en las cosas del comer. Hoy, modera ponencias y demostraciones culinarias en ferias y congresos, colabora en el programa 'Àrtic' de betevé y comparte experiencias en blogs diversos. Comisaria del proyecto 'Catalunya Regió Europea de la Gastronomia 2016', es autora del libro 'Catalunya en el paladar' (Austral Media, 2004) y del cuento 'Petita història de la Festa de la Ratafia' (Editorial Mediterrània, 2016).

Sin comentarios aún

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Síguenos en las redes sociales
  • twitter
  • facebook
  • pinterest
  • instagram
  • Spotify
Partner
imagen