Los roscones de Reyes más redondos de Madrid

Los dulces navideños padecen una enfermedad: la de la mediocridad. Este es el mal que hace que hayamos comenzar a despreciar mazapanes, polvorones y turrón. Al final, prevalecen las versiones industriales sobre las que nos seducían de pequeños: las artesanas. Esto se agudiza en el caso del roscón de Reyes, sobreexplotado por las grandes superficies y donde podemos encontrar versiones por pocos euros que deslucen la versión original de este dulce que ha de hacerse con masa madre, agua de azahar (no aditivos) y almendras laminadas, entre otros ingredientes de altura.

Por eso, si vivís en Madrid y vais a comprar un roscón, haceros un favor y apostad por uno de estos. Son artesanos y, sí, son caros en comparación con los industriales, pero, qué diablos, es una vez al año.

laduquesita_roscon

La Duquesita. Oriol Balaguer prepara un brioche tradicional elaborado con harina de azúcar, miel, huevos, mantequilla y agua de azahar y con 18 horas de fermentación. En rellenos, muchas opciones: desde crema a nata montada, pasando por trufa. Decorados con frutas escarchadas y dos azúcares.

Precio: Sin rellenar, 26 euros (500 gramos). Relleno, 36 euros (500 gramos).

formentorFormentor. Este veterano obrador de Madrid acaba de estrenar un nuevo local y la llegada de su tradicional roscón de Reyes parece el momento ideal para estrenarlo. De masa muy fina, los venden sin relleno o con nata, con trufa, cabello de ángel.

Precio: Sin rellenar, 27 euros (600 gramos) Relleno, 33-35 euros (600 gramos).

roscon_isabel-maestre

Isabel Maestre. Lo preparan únicamente por encargo y es un clásico que nunca falla. Se trata de un brioche amasado con harina de gran fuerza, masa madre dulce y que se decora con trozos de crujiente almendra y frutas confitadas. Tampoco se sirve relleno y destaca por su masa esponjosa y suave.

Precio: 30 euros/medio kilo.

 

moulinchocolat

Moulin Chocolat. Ricardo Vélez es uno de esos pasteleros que persiste en su labor (noble, por cierto) de ir perfeccionando año a año su receta de roscón. Si algo destaca dentro de su receta es el agua de azahar, que trae directamente de Sevilla. Por encima, almendras de primera calidad y azúcar. Prescinde de la fruta confitada, aunque no del relleno: el de nata tiene justa fama.

Precio: 39 euros/kilo.

pomme-sucre

Pomme Sucre. El buen hacer de Julio Blanco, una institución pastelera de Gijón, se mantiene año tras año con recetas en las que no falla. Tras su panettone, que vale un potosí, es el momento de probar su roscón, que apuesta por el clasicismo y el azúcar crujiente. No está relleno y no se caracteriza por su aroma, aunque sí por su sabor a mantequilla y su suavidad.

Precio: 32 euros/kilo.

lamiguin%cc%83a

La Miguiña. Mucho se ha hablado desde el año pasado del roscón que hace Clara P. Villalón, ex concursante de Masterchef, para este obrador ecológico madrileño y lo cierto es que la fama es merecida: es muy esponjoso y las rodajas de naranja confitadas que lleva por encima están de muerte. Los tienen también individuales, en forma de bollito redondo.

Banda sonora. Rihanna – Love on the brain

 

Javier Sánchez
Javier Sánchez

Lleva comiendo prácticamente toda su vida, así que sabe de lo que habla. Un hombre, un reto: conocer TODOS los restaurantes de Madrid. Sigue en ello y empeñado en descubrir las últimas tendencias gastronómicas como coordinador de Cocinatis.com junto a Laura Conde, en el blog de gastronomía Oído Cocina de Yahoo! y como colaborador en sitios como Dominical, VICE o distintos medios del Grupo Prisa.

2 Comments
  1. El día 04/01/17, por la mañana, reservamos en La Miguiña un roscón de 1/2 kg. con nata para recogerlo al día siguiente. El día 05, cuando fuimos a recoger el roscón, nos sorprendió la cantidad de gente que había en el local, tuvimos que esperar más de 45 mins. para que nos entregaran nuestro pedido. Percibimos que estaban desbordados y no daban más de sí. Había niños montando las cajas de los roscones, y nos pareció un error importante que dos de ellos lo hicieran en el suelo, sin cuidar las medidas de higiene. Nos entregaron el roscón recién hecho con la nata en un envase aparte, un detalle insólito para nosotros porque es la primera vez que nos ocurre algo así. No es normal que el cliente tenga que cortar el roscón y rellenarlo él mismo. Nosotros compramos el roscón para regalarlo, y finalmente no lo hemos hecho porque no podemos obsequiar un roscón en esas condiciones. Nos vimos en la necesidad de comprar otro en una pastelería cercana a La Miguiña. Al llegar a casa decidimos rellenar el roscón y este no contenía la sorpresa ni el haba tradicional. Invitamos a La Miguiña y a Clara P. Villalón a analizar los detalles antes descritos y a tomar medidas correctivas para mejorar la experiencia de compra de sus clientes. A favor podemos decir que Clara, a pesar de tener una fractura en el pie, estaba intentando agilizar el proceso de entrega de los roscones. Clara demostró ser una persona agradable, al igual que el resto del personal con el que tratamos brevemente.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Síguenos en las redes sociales
  • twitter
  • facebook
  • pinterest
  • instagram
  • Spotify
Partner
imagen