Sanbermut: santo tapeo y vermuteo de toda la vida

Sanbermut. Cuando escuchas a alguien pronunciar su nombre, imaginas que se escribe o se llama Sant Vermut. Pero no. Es Sanbermut. Imagino que sus propietarios son muy laicos o muy originales (o las dos cosas a la vez) y han elegido ese nombre que te parece tan raruno cuando lo lees en la fachada. Anécdotas al margen, la cuestión es que aquí veneran el vermut y las tapas como si fueran santos.

Porque, en este agradable bar de la zona alta de Barcelona, que cuenta con una especie de terraza a cubierto y otra en la calle, los devotos de las croquetas, las bombas y otros platillos de toda la vida encontrarán tapeo sin inventos pero bien hecho, cosa que se agradece, como la salsas, todas ellas caseras.

Digo lo de la salsas porque con un chimichurri con mostaza convierten la pulga de rosbif en un bocadillo por el que regresar en peregrinación a Sanbermut. Llega a la mesa con un mollete crujiente porque ha pasado por la plancha. De vicio.

Y digo lo de las croquetas y las bombas porque son impecables. Las primeras, crujientes por fuera y con una masa espesa por dentro, poco cremosa, pero con tropezones que aportan fundamento y sabor al asunto. Las segundas, también crujientes, también densas, llevan un picante agradable y equilibrado con un toque a pimentón. Eso sí: ¡ojo que queman!

La carta es sencilla. Bravas, gildas, ensaladilla rusa, huevos estrellados, pepito (me gustó la calidad y la textura suave de la carne), steak tartar (con el detalle de las esferificaciones de aceite por encima pero falto de punch)… En fin, sota, caballo y rey del vermuteo y el tapeo.

En la parte líquida hay buenas noticias. Una: tiran la cerveza de maravilla. Dos: tienen vermut casero. Y tres: quien quiera un cóctel, ¡bingo!, siempre llevan vermut como base.

En este caso, los dueños de Sanbermut han sido asesorados por la gente de Solange, un templo al que hay que ir una y otra vez para idolatrar sus creaciones (en el 2016 fue elegida Mejor Coctelería de España en el 2016 y se clasificó en 90ª posición entre los 100 mejores bares del mundo en The 50 World’s Best Bars).

Sanbermut

Calle de Mandri, 34. Barcelona.
Teléfono: 93 157 38 89.
Horarios: lunes y martes, de 12.00 a 16.00 y de 20.00 a 22.30 horas (miércoles y jueves, hasta las 23.00; viernes y sábados, hasta 23.15, y domingos, hasta 22.30).
Precio medio: 15-20 euros (hay un menú de mediodía con primero, segundo, postre y café con bebida por 14,9).

Ferran Imedio
Ferran Imedio

En los últimos dos años ha visitado más de 300 restaurantes, pero su colesterol sigue en niveles normales. Esta rareza sin explicación biológica le permite seguir escribiendo sobre gastronomía en El Periódico de Catalunya, donde antes fue responsable de la sección de Gente y ahora, de Cocina's de la revista 'On Barcelona'.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.