Cinco superalimentos en cápsulas, del krill al kelp

Sí, la fiebre de los superalimentos está aquí. El boom ‘foodie’ y la cantidad de información que manejamos sobre salud y nutrición  hacen que cada vez más surjan nuevos alimentos hasta ahora prácticamente desconocidos que resultan ser grandes aliados para nuestra salud por sus altísimas dosis de nutrientes. Muchos de ellos suelen presentarse en forma de cápsulas, que pueden adquirirse a precios moderados en herboristerías, cuya inclusión en nuestra dieta es sencilla (en la mayoría de casos basta con acordarse de tomarlas después del desayuno) y sus beneficios inmediatos.

Hemos seleccionado cinco de estos superalimentos mágicos por sus propiedades prácticamente milagrosas, del krill al kelp pasando por el hipérico. Os los presentamos, no sin antes recordar que si llevamos una dieta equilibrada en la que prevalezca el sentido común no deberían hacernos falta grandes aportes nutricionales extra. O lo que es lo mismo, que tampoco nos volvamos locos.

krillAceite de krill. El krill tiene una cosa que no tiene el resto: omega 3 a raudales. El krill es un pequeñísimo crustáceo de aspecto similar al de una gamba que contiene, entre otros nutrientes, altísimas cantidades de ácidos grasos esenciales omega-3. ¿Qué significa ácidos grasos esenciales? Que nuestro propio cuerpo no es capaz de fabricarlos, de manera que tenemos que hallarlos en la dieta, lo mismo que ocurre con los también imprescindibles omega-6.

El omega-3 no sólo reduce los niveles de colesterol y favorece la actividad cardiovascular y cerebral, sino que además es un potente antiinflamatorio, mejora notablemente nuestra condición física y nuestro estado de ánimo. El problema es que en occidente especialmente solemos consumir mayor cantidad de omega-6 (presente en lácteos y carnes) que de omega-3, y este desequilibrio, dicen los estudios, puede ser profundamente perjudicial para nuestra salud.

Conviene, pues, equilibrar los niveles de ambos ácidos grasos esenciales, y eso se consigue mediante la ingesta de omega-3, presente en muchos pescados (salmón, atún…) y en las cápsulas de aceite de krill que se han revelado como milagrosas.

cocoAceite de coco. Es el último boom entre las actrices de Hollywood (Gwyneth y Aniston no pueden vivir sin él) y, además de en cápsulas, puede consumirse de muchas maneras. Blanquea los dientes, hidrata el pelo y, además, tiene propiedades adelgazantes, dicen sus defensores, absolutamente incontestables, pues quema grasas, acelera el metabolismo y favorece la absorción de nutrientes.

Al aceite de coco le debe Angelina Jolie sus 47 kilos, pues parece ser que la actriz comienza la mañana con una cucharadita y continúa con una dieta basada en líquidos y cereales. La Aniston, al parecer, es de las que consigue perder nada menos que cinco kilos en tres semanas con una dieta milagro consistente en la combinación de verduras y frutas con la ingesta de aceite de coco, que puede ser en cápsulas o a cucharadas.

kelpKelp. Si hay un producto de moda son las algas. Y una de las más populares es el alga kelp, un tipo de alga que crece en zonas poco profundas del litoral de la Patagonia y que causa furor por la gran cantidad de oligoelementos que contiene. El alga kelp es una fuente de calcio (perfecta, pues, para todas aquellas personas que no son demasiado amantes de los lácteos), de fibra, de manera que mejoran el tránsito intestinal, y de yodo, que contribuye a regular la actividad de la glándula tiroides.

Si se aplica directamente sobre la piel mejora el aspecto del acné y los puntos negros, aunque el modo más habitual de consumirla es en cápsulas, especialmente por parte de todas aquellas personas que buscan regular la actividad intestinal de forma sana y natural.

hipericoHipérico. Es un clásico que se consume regularmente en nuestro país desde hace muchos años, pero que en otros países es un producto de uso absolutamente generalizado, especialmente en estudiantes y personas sometidas a grandes cantidades de estrés en su vida diaria.

El hipérico, también conocida como hierba de San Juan, es, para que nos entendamos, una especie de antidepresivo y ansiolítico absolutamente natural pensado para tratar estados de depresión leve (la asociada a los cambios de estacion, por ejemplo), ansiedad o estrés.

cafeverdeCafé verde. Acabamos de descubrirlo, y aunque nos reconozcamos escépticos ante los productos milagro y seamos enemigos de esa obsesión que nos sobreviene por perder en dos semanas los kilos ganados durante meses, lo cierto es que incluso la American Chemical Society certifica que el café verde es un potente quemagrasas gracias a la acción de termogénesis de la cafeína, que reduce la cantidad de grasa acumulada. Esto provoca, además, una disminución de la celulitis y la retención de líquidos.

Una maravilla, pues, que no es más que algo tan natural como los granos de café antes de tostarse, que mantienen intactas todas las propiedades del café antes de ser sometido a altas temperaturas. También, ojito, su capacidad de ponernos como motos, así que atentos todos aquellos a quienes se les disparen los niveles de adrenalina con un simple cortado. Esto puede ser una bomba de relojería.

 

 

 

Laura Conde

Laura Conde

Como directora de la revista Guía del Ocio BCN se recorrió gran parte de restaurantes de Barcelona y escribió sobre ellos durante siete años. En la actualidad coordina mano a mano con Javier Sánchez www.cocinatis.com, el portal vertical de cocina de Antena 3, y escribe en diversas revistas, entre ellas Time Out Barcelona. Es autora del libro ‘La felicidad en una croqueta’ (Now Books, 2014) y de 'Hecho en casa' (Now Books, 2015).

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de email no se publicará.

Puedes usar estas etiquetas y atributos <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> HTML

Suscríbete a nuestra Newsletter

Síguenos en las redes sociales
  • twitter
  • facebook
  • pinterest
  • instagram
  • Spotify
Partner
imagen