Tres panaderías de Barcelona para celebrar el Día Mundial del Pan

Esta semana ha empezado con efemérides complicadas y ha acabado con efemérides estupendas, lo que demuestra que en las semanas, y en la vida, las cosas no siempre acaban como empiezan. Y es que la cabra de la Legión ha dado paso al Día Mundial del Pan, una fecha que nos ha servido para recordar tres panaderías de Barcelona que nos vuelven locos. Y nos gustan porque tratan el mundo del pan con el respeto que se merece, porque apuestan por el amasado manual, las masas madres y las fermentaciones largas, porque creen, y en eso estamos con ellos, que ya va siendo hora de que el mundo del pan vuelva a ser lo que era.

HORNO SANTA MADRONA
Es un horno centenario ubicado en la calle Blai del Poble-Sec, que había sido la clásica panadería de barrio (con unos donuts de chocolate industriales de escándalo, todo hay que decirlo) y se ha convertido en una panadería bio con panes de todo tipo, bollería, minipizzas y algún producto salado, además de pasteles artesanales y una serie de delicias que tienen en común la voluntad de volver a hacer el pan como lo hacían nuestras abuelas, huyendo de los procesos industriales y, por tanto, creando productos “que son casi seres vivos, que no salen igual todos los días”, como nos explica David, uno de los socios del local y artesano panadero. Le acompaña tras el mostrador su socia, una simpática austríaca a la que se ve la mar de feliz embadurnándose las manos de harina porque, asegura, “yo siempre quise ser panadera”. Horno Santa Madrona es, además de una panadería estupenda, un buen ejemplo del a todas luces irreversible proceso de ‘hipsterización’ del Poble-Sec, un establecimiento impensable hace unos años que convive con restaurantes de nuevo cuño como The Box Social del Hotel Brummel, Malamén o Mano Rota, o incluso con locales como una peluquería moderna en plena calle Blai, dispuesta a plantar cara al inexpugnable reino de barberos pakis y peluquerías dominicanas.

Horno Santa Madrona. Blai, 59.

LA FABRIQUE
Seguimos en Poble-Sec, en esta ocasión en una callejuela menos concurrida, en la que hallamos el pequeño y coqueto horno La Fabrique, que ya existía antes de que Horno Santa Madrona llegase para confirmar que sí, que la cosa se está gentrificando y que no parece que haya vuelta atrás. En La Fabrique hacen, y ahí va una afirmación incendiaria pero contrastada con creces, el mejor cruasán de Barcelona, pese a las maravillas que puedan perpetrar Escribà, Ochiai u Oriol Balaguer. Y no lo digo sólo yo, lo corrobora mi ayudante en la materia, un ortodoxo del cruasán y la típica pesadilla tiquis-miquis para cualquier panadero, ese tipo temible que juzga hasta el más mínimo detalle y al que por desgracia nadie se toma en serio porque en este país aún existen muchos prejuicios por cuestiones de raza, género y edad, y se le menosprecia por tener 8 años. Y es que la filosofía de La Fabrique es elaborar productos íntegramente ecológicos y artesanales, y todo en el local, desde el primero de sus bollitos hasta el último de sus empleados, destilan ese ‘savoir faire’ francés que se traduce en sus estupendos dulces y sus diferentes panes elaborados con diferentes tipos de harinas y condimentos.

La Fabrique. Radas, 35.

L&R BOULANGERIE
El barrio de Sant Antoni tiene uno de sus puntales panaderos en este establecimiento de la calle Manso, uno de los mejores lugares para comprar pan y pastelería del barrio siempre con permiso de la gente de Triticum, en la Fábrica Moritz. Antes de pasar a detallar los encantos de L&R Boulangerie, y ya que hablamos de buena panadería y pastelería francesa en el barrio, no podemos dejar de recordar al ya desaparecido La Mie Câline, ese lugar desangelado con ‘look’ de franquicia, que ocupaba una gran esquina en la Ronda Sant Antoni y contra todo pronóstico ofrecía auténticas ‘delicatessen’ de bollería francesa a precios bastante ajustados. Toma el testigo en la materia esta L& R Boulangerie en la que hay colas, especialmente los fines de semana por las mañanas, y donde podemos encontrar desde panes (atención a sus baguettes), bollería, pastelillos y unos fantásticos ‘macarons’ muy top que tienen mucho éxito entre la clientela.

L&R Boulangerie. Manso, 40.

Laura Conde

Laura Conde

Como directora de la revista Guía del Ocio BCN se recorrió gran parte de restaurantes de Barcelona y escribió sobre ellos durante siete años. En la actualidad coordina mano a mano con Javier Sánchez www.cocinatis.com, el portal vertical de cocina de Antena 3, y escribe en diversas revistas, entre ellas Time Out Barcelona. Es autora del libro ‘La felicidad en una croqueta’ (Now Books, 2014) y de 'Hecho en casa' (Now Books, 2015).

1 comentario
  1. Es verdad esas panaderías son maravillosas y han llegado más lugares maravillosos, en la calle salva una nueva pastisseria ecológica nos está haciendo adictos a las madalenas de chocolate. Tenéis que probar.

Deja una respuesta

Tu dirección de email no se publicará.

Puedes usar estas etiquetas y atributos <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> HTML

Suscríbete a nuestra Newsletter

Síguenos en las redes sociales
  • twitter
  • facebook
  • pinterest
  • instagram
  • Spotify
Partner
imagen