Tres recetas con pan duro: picatostes, pan rallado y pudín

Por mucho que nos lo propongamos, es habitual que no consigamos cumplir el objetivo de no tirar comida. Siempre encontramos unas verduras tristes en el cajón que finalmente, a causa de varias comidas fuera que no habíamos previsto o alguna que otra semana frenética, no hemos podido consumir. Lo mismo ocurre con embutidos, yogures (si eres de esas personas que no se los comen caducados), quesos y cualquier cosa que haya que consumir en un período corto de tiempo.

Pero el rey de estropearse es, probablemente, uno de los alimentos más perecederos que tenemos en nuestra despensa: el pan. Ya sea ‘baguette’, de molde, torta o una flamante pan elaborado con masa madre y harinas alternativas que nos ha costado un ojo de la cara, siempre acaba poniéndose duro y, por tanto, dando irremediablemente con sus huesos en la basura.

Para que esto no ocurra te proponemos tres maneras muy sencillas de aprovechar el pan duro y convertirlo en otros ingredientes de uso habitual en nuestros hogares, desde el socorrido pan rayado a los picatostes, sin olvidar un pudín del cual, si eres de los vagos, te vamos a ofrecer también una receta exprés la mar de resultona. Vamos allá.

1- Pan rallado. Es tan fácil de hacer que te arrepentirás de haberlo comprado durante años. Corta el pan del día anterior en rodajas finas e introdúcelo en el horno durante 30 minutos hasta que pierda toda la humedad, a unos 150º. A continuación, extraelo del horno, déjalo enfriar y tritúralo. También hay quien hace el proceso a la inversa: tritura primero el pan, dándole el grosor que desees, y posteriormente introdúcelo en el horno para que se seque. En el momento de triturarlo, puedes añadirle condimentos al gusto: lo más habitual es ajo y perejil, pero también puedes optar por añadirle hierbas provenzales, por ejemplo, perfectas para rebozar carnes.

pan-rayado

2- Picatostes. La técnica es la misma que la del pan rallado, simplemente dejar secar el pan duro a golpe de horno, sólo que aquí no utilizaremos el robot de cocina para triturar. Corta el pan en rebanadas y éstas en pequeños cuadraditos. Introdúcelos en el horno precalentado a 200º durante 10 minutos y ya tendrás tus picatostes. No olvides que cuanto más fresco esté el pan, más tiempo de horno va a necesitar, ya que tendrá más humedad. Lo recomendable es que abras el horno a la mitad del proceso y vayas comprobando si tu pan ya está listo.

picatostes

3-Pudín. Es un postre de aprovechamiento que nació en el seno de las clases más humildes para acabar popularizándose, de manera que ahora podemos incluso encontrarlo en los restaurantes de alta cocina.

Ingredientes:

– 250 gr de pan duro.
– 500 ml de leche.
– 250 gr de azúcar.
– 3 huevos.

Elaboración:

– En un bol, mezcla el azúcar con los huevos.
– Calienta en un recipiente la leche y el pan hasta que éste quede completamente triturado.
– Añade la mezcla de pan y leche al azúcar y los huevos.
– A continuación, en una sartén pequeña pon a calentar unos 100 g de azúcar a fuego medio hasta que se transforme en caramelo.
– Coloca el caramelo en un molde alargado, vierte la mezcla y hornéala durante una media hora a 180º.
– Si quieres hacer una versión exprés que podrá salvarte la papeleta, sin que su sabor, textura y consistencia estén a la altura de la receta que acabamos de presentarte, puedes comprar en el súper un flan de sobre y seguir paso a paso las instrucciones de elaboración, sólo que añadiendo pan duro triturado a la masa antes de dejarla enfriar.

pudin

Laura Conde
Laura Conde

Como directora de la revista Guía del Ocio BCN se recorrió gran parte de restaurantes de Barcelona y escribió sobre ellos durante siete años. Es autora del libro ‘La felicidad en una croqueta’ (Now Books, 2014) y de 'Hecho en casa' (Now Books, 2015). En la actualidad escribe y habla, las dos cosas que más le gusta hacer además de comer, en diversos medios.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.