Un tour por 5 bistronómicos del Lyon post Bocuse

Que en Lyon se come de maravilla ya no lo decimos gastronomistas como Josep Sucarrats en este post o la menda en estas líneas sino que quienes la viven, frecuentan, disfrutan y/o padecen a diario confirman nuestras impresiones. Por motivos profesionales que no vienen ahora a cuento estoy en permanente contacto con gente de Lyon. Digamos que entre mi última escapada a la ciudad y las recomendaciones que recibo y leo por varios lados me atrevo a recomendaros los siguientes bistronómicos. La mayoría está al cargo de generaciones salidas de las aulas de Paul Bocuse que sienten auténtica vocación por la gastronomía. La reciente muerte del mito no impedirá que sigamos conociendo y degustando su magnífico legado; también a partir de sus innumerables discípulos.

 

@Les Apothicaires


Les Apothicaires
. Una chef brasileña carne de Top Chef y un cocinero francés se conocen en Lyon y deciden montar juntos este coqueto bistró de alma hipster, ambiente acogedor y cocina de pocos ingredientes y mucho sabor que tanto me gusta. Producto de primera, cocina vista y menús económicos para escoger a este local como el primero donde yo volvería a reservar de volver a Lyon ya.

©Nicolas Villion


La Bijouterie
. Las presentaciones de las propuestas de este otro bistronómico lionés son tan preciosistas como las pretensiones del nombre del local. Por suerte para el comensal, sus chefs no se quedan en la estética de la composición sino que otorgan toda la prioridad al sabor de conjunto. Reinterpretan platos de siempre, invierten formas y sorprenden con nuevos planteamientos de recetas y rellenos.

©Anne Bouillot

Café Sillon. Es otro referente en la ciudad desde que el chef Mathieu Rostaing-Tayard se hiciera con el premio a la apertura del año en 2015. Más allá de su envolvente interiorismo, sus platos también invitan a quedarse por la originalidad de la propuesta. Hay técnica asiática magníficamente adaptada al paladar occidental, guiños a la comida callejera, querencia por el patrón vegetal en la formulación de la mayoría de platos…

©Le Kitchen Café

Le Kitchen Café. Alejado del centro y ubicado en una esquina entre callejas que aún permite disponer de unas mesas a modo de terraza, este Café con mayúscula sirve sobre todo desayunos y fórmulas de varios platos al mediodía. Hay que reservar para probar las sabrosas propuestas que salen de una cocina diminuta. Nuevamente, muy buenas propuestas de mercado, buen pan y exquisitos postres por pocos euros en un entorno apacible.

©Bones and bottles


Bones and Bottles
. Otro ingenioso nombre a tener en cuenta que apela tanto al continente como el contenido de cuanto ofrece. Podría quedarse en el mero bar à vins, pero ambiciona mucho más gracias a una cocina que está a la altura de la carta de bebidas, a cuál más seleccionada. Referencias francesas para armonizar platillos de todas las culturas en constante evolución.

Belén Parra
Belén Parra

La primera vez que se sentó a una mesa para contarlo en las páginas de El Mundo aún no se comía bien en los hoteles. Ha probado las mieles del oficio en una editorial gastronómica y en congresos especializados. Mata el hambre y la sed con las historias que encierran restaurantes, cocineros y emprendedores del buen vivir.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.