El vino este verano se toma con hielo, ¿a favor o en contra?

El mundo de los vinos, cavas y champagnes se suelta la melena y, para alegría de unos y para horror de otros, se presenta en su versión más ligera, refrescante y estival para tomar acompañado de hielo. Incluso algunos proponen remates varios (frutas, especias…) para una copa más redonda. Cuatro etiquetas rosadas -sigue la tendencia de los vinos rosados este verano aún con más fuerza- que apuestan por que el vino este verano se tome con hielo:

Lolea Rosé

La firma pionera en la hipsterización del mundo de la sangría lanza este verano su primer cóctel de vino rosado, un elegante frizzante con aromas florales y frutales. Elaborado con uvas garnachas y tempranillo, luce un sensual color rosa palo que nos trae al paladar a la flor de hibisco y al jengibre. Es perfecto para tomar con hielo, solo, y/o añadiendo alguna rodaja de fruta. La botella de lunares de la casa es ya de lo más reconocible y en su versión rosa les ha quedado la mar de femenina y mona.

Fresh Rosé by Ramón Bilbao

Ramón Bilbao ha querido dar la vuelta al consumo de vino rosado, multiplicando su poder refrescante y su sabor cítrico: propone tomarlo en una copa balón con hielo, una rodaja de pomelo y sirope de fresa Monín. “Tres ingredientes que complementan las notas de cata del vino, con recuerdos de pomelo y matices de fresa, sin alterar su esencia floral y delicada”, explican.

Veuve Clicquot Rich Rosé

En 2015 fue la marca pionera en crear un champagne para ser tomado con hielo y con un ingrediente: Rich. Este verano lanza su versión rosada, que igualmente se sirve en copa de balón con hielo y añadiendo algún ingrediente para potenciar su sabor. Rich Rosé cuenta con un fondo afrutado con intensas notas a frutos del bosque gracias a su sistema de doble vinificación: añaden algo de vino tinto pinot noir al champagne blanco. Una copa aún más explosiva si incluyes estos ingredientes: piña o lima para un resultado aún más afrutado, jengibre para darle frescor o té para un resultado elegante.

Freixenet ICE Rosé

Tras crear el verano pasado su cava “on ICE”, este amplia la gama con una versión rosada. Elaborado con las variedades garnacha y pinot noir, en nariz trae aromas a frutos del bosque y a frutas tipo albericoque y nectarina, mientras que en boca resulta laminero y fresco. La versión rosé pide ser servida en copa amplia con cubitos de hielo, con decoración frutal al gusto e, incluso, combinado con licores. Javier de las Muelas lo mezcla con licor de lychee y una vaina de vainilla bourbon en su cóctel Asian Ice, y con pisco peruano, licor de pera, grosellas y anís estrellado en el Velvet Rosé.

Isabel Loscertales

Isabel Loscertales

Prueba nuevos restaurantes con la misma pasión con la que devora un buen libro o visita una expo. Responsable de la sección de cultura y ocio en la revista Woman Madame Figaro, trata de descubrir nuevas tendencias y de promulgar que lo culinario está de moda.

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de email no se publicará.

Puedes usar estas etiquetas y atributos <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> HTML

Suscríbete a nuestra Newsletter

Síguenos en las redes sociales
  • twitter
  • facebook
  • pinterest
  • instagram
  • Spotify
Partner
imagen