Winter is coming: vinos que surgen del frío

La viña es muy sensible a las temperaturas extremas, particularmente al frío, de modo que su cultivo solo puede prosperar con éxito en latitudes medias, cuyas condiciones climáticas permiten completar el ciclo de maduración y reposar en invierno, poniendo en stand by sus funciones bajo temperaturas lo suficientemente frías para permanecer en letargo, pero sin llegar a morir por congelación. Todo lo que hay que saber al respecto nos lo cuenta Rafa Moreno de Vinacora.com.

Las temperaturas medias de las regiones productoras suelen oscilar entre los 13 ºC en las zonas más frías y los 21ºC las más cálidas, considerándose un clima fresco para la viticultura el comprendido entre los 13ºC y los 15ºC. Los vinos de clima frío, por lo general, destacan por una menor graduación, una mayor acidez y una carga aromática menos contundente y más compleja que los vinos que proceden de climas cálidos.

Hoy, prestaremos atención a las zonas que, por su clima frío requieren de una viticultura casi heroica y fronteriza con lo imposible. Estas son las 5 regiones más frías del planeta capaces de elaborar vino:

  1. Kremstal, Austria (14’7º)

Siempre a la sombra de sus vecinos de Wachau, los vinos de esta región austríaca regada por el Danubio se reivindican.

Blancos complejos, con la variedad local grüner veltliner y la eterna riesling como protagonistas. Malat y Nigl son las bodegas a seguir.

  1. Champagne, Francia (14,7º)

Pinot noir, pinot meunier y chardonnay visten de burbuja fina a los viñedos de esta aclamada (y fría) región francesa de la que poco o nada se puede decir que no se halla dicho ya.  Bollinger, Krug, Pol Roger, Dom Pérignon… Pues eso.

  1. Tasmania, Australia (14,4º)

El estado australiano más meridional e influido por el mar, pronto pasará a ser más conocido por sus increíbles vinos que por el cabroncete, pero adorable, demonio de ídem.

Pinot noir y chardonnay para espumosos excelsos como los de Hardy; riesling para unos blancos que van de secos a dulces, todos para soñar.

  1. Inglaterra y Gales (14,1º)

Inglaterra y Gales son tierra de vinos blancos secos y espumosos. Entre los dos países suman 1.600 ha de viñedos, principalmente repartidas en el sudeste, entre los condados de Kent, East y West Sussex y Surrey.

Chardonnay y pinot noir para la elaboración de espumosos a parte,  las principales variedades cultivadas son la Seyval Blanc, la Reichensteiner, la Müller-Thurgau y la Bacchus (blancas) y las tintas Dornfelder y Rondo, con las que se elaboran vinos con un gran margen de mejora por delante.

  1. Región del Ruwer, Alemania (13,8º)

La región del río Ruwer, afluente del Mosela, es la más fría. Aquí ven la luz algunos de los mejores rieslings del país germano y por extensión, del mundo.

Entre las fincas con más solera destacan Von Schubert y Karthäuserhof. Muller-Thurgau y Eibling completan el mapa varietal destinado por completo a los vinos blancos.

 

 

 

Rafa Moreno
Rafa Moreno

Editor de Contenidos y Social Media Strategist. Guionista de formación, escritor de vocación y 'wine lover' por convicción. Soñador frecuente, viajero ocasional. No le gusta bailar.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Partner
imagen