We Bistrot, ‘vintage’, mediterráneo y mestizo

Molan los restaurantes vintage, pero los que son auténticos, los que mantienen la estética de antes. Pienso en Betlem, en Bodega Balmes, en El Tiet, en Fonda España, en El Sortidor, en Reñé, en La Confitería… A esta lista habría que añadir ahora We Bistrot.

Está al ladito del Arc de Triomf barcelonés, donde parece que se está reactivando una oferta gastronómica interesante, con plazas como Flax & Kale Passage (de los creadores de Flax & Kale y Teresa Carles) y Glups!, entre otras.

Vayamos a We Bistrot. Ocupa lo que fue un comercio de ultramarinos de finales del siglo XIX que los empresarios Lorenzo Fragola y Fernando Pérez Pradells han convertido en un restaurante cálido y acogedor. El nuevo establecimiento completa su hotel boutique de solo seis habitaciones (se llama We Boutique), que está justo unos pisos más arriba, en la misma finca. En definitiva, lo que en Italia sería una locanda (la trattoria con tres o cuatro habitaciones encima).

Los estantes de maderas siguen como hace decenios, igual que el suelo con baldosas hidráulicas, lo que le aporta esa atmósfera tan auténtica y tan difícil de conseguir. Un trabajo fino, lleno de sensibilidad que acompaña una carta mediterránea llena de guiños a otros países y con pocos fritos (¡hasta las bravas son asadas!).

Hay muchos ejemplos de ese mestizaje que practican en We Bistrot: las alitas de pollo deshuesadas y confitadas con salsa kimchi, las gambas al ajillo con mole negro, la burrata con tomate marinado en soja y lima, los espárragos cojonudos con mayonesa de ají amarillo, el potaje de lentejas con curry, la crema catalana con puré de maracuyá y mango liofilizado…

Todo esto lo encontrarás si pides de la carta, donde hay tapas y unos platos para compartir de primero y donde puedes elegir un segundo más contundente. De postre, recomiendo sus tartas ecológicas artesanas: quitan el sentido hasta a quienes no son de dulces, como es mi caso. La de zanahoria es brutal.

Si quieres menú de mediodía, que se sirve de martes a viernes y cambia cada día, tampoco te equivocarás. Platos hechos al momento y bien presentados, alejándose del impersonalismo de tantos otros establecimientos que van a piñón. Pienso en las gyozas rellenas de cerdo y verduras, servidas con canónigos sobre una tabla de madera, y en el arroz con conejo y calçots.

Y si vas al restaurante un sábado o domingo por la mañana, hay brunch, con los típicos huevos y con los poké bowl, que tan de moda están.

Ah, y nunca olvides pedir un chupito de limoncello. Hazme caso. Es el mejor que he probado en mi vida, con diferencia.

 

We Bistrot

Ronda de Sant Pere, 70. Barcelona
Horarios: lunes, de 8.00 a 12.00 (solo desayunos); de martes viernes, de 13.00 a 16.00 y de 20.00 a 23.00 horas; sábados, de 11.00 a 17.00 (hay brunch) y de 20.00 a 23.00; domingos, de 11.00 a 17.00 horas.
Precio medio: 20 euros (el menú de mediodía laborables, de martes a viernes, cuesta 14,90 euros).

 

Cómo llegar
Ferran Imedio
Ferran Imedio

En los últimos dos años ha visitado más de 300 restaurantes, pero su colesterol sigue en niveles normales. Esta rareza sin explicación biológica le permite seguir escribiendo sobre gastronomía en El Periódico de Catalunya, donde antes fue responsable de la sección de Gente y ahora, de Cocina's de la revista 'On Barcelona'.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.