Woki Playa o el mismo mar de todos los veranos

La primera vez que fui a Woki Playa, poco después de su apertura hace algo menos de una década, el concepto de este establecimiento ubicado a pie del mar de la Barceloneta me sorprendió. Ofrecía un ‘take away’ saludable a base de cocina al wok, que servían en unos cuencos cuquis de cartón. Por un lado escogías el arroz o los fideos y por el otro te montabas un plato a medida con las verduras a tu gusto. Te lo cocinaban al momento, sin trampa ni cartón y en tan solo unos minutos, y te ibas a la calle con tu receta saludable hecha a medida, barata, resultona, perfecta tanto para llevar a la oficina como para comer de forma informal en un local de aspecto nórdico y agradable, abierto a la calle. O en la playa, a pie del restaurante, en cualquier momento del año.

Hoy en día este concepto, más que extendido en Barcelona, ya no sorprende a nadie, y casi ni recordamos cuando el ‘fast food’ saludable era una rara avis en la ciudad. Aquellos tiempos en que la cocina asiática era apenas conocida y nadie sabía lo que era un wok, una época en que para muchos la única manera de comer verdura era hervida con patata y zanahoria (y mayonesa, a ver si pasaba mejor). Y tampoco hace tanto.

Las modas avanzan a un ritmo difícil de procesar y Barcelona rebosa ahora de locales de vocación ‘healthy’, con un bonito interiorismo y una propuesta económica e informal para un público que hasta hace poco no acababa de encontrar su sitio en el panorama gastronómico local. Y entonces, cuando nadie hablaba de quinoa, de detox o de chía, Guido Weinberg ya actuó como un visionario con aquel establecimiento enclavado en una de las zonas con más carisma de Barcelona.

woki_playa

 

 

 

 

 

 

Además de este Woki especializado en woks, la familia Tribu Woki, de la mano de Weinberg, fue abriendo también una serie de supermercados de producto íntegramente bio para ofrecer a los barceloneses una cesta de la compra saludable, libre de pesticidas y, por supuesto, carísima, mucho antes incluso de que nosotros mismos supiésemos que la necesitábamos.

Es precisamente por su condición de pionero en muchos aspectos que es difícil no tener cariño a un local que recientemente ha cambiado su propuesta y nos hace pensar en una especie de extraña, pero por otra parte coherente, cuadratura del círculo. Mientras infinitas propuestas de ‘fast food’ sano, con cuatro mesillas y propuestas take away, se consolidan en la ciudad, y ahora Woki Playa decide mantener ese espíritu pionero de nadar a contracorriente para dar paso a un restaurante de tapas de siempre en plena Barceloneta.

Cuando tú vas nosotros venimos, parece recordarnos constantemente Tribu Woki. Y en materia gastronómica todo indica que la cosa es cíclica: se trata de hacerlo saltar todo por los aires para luego volver a reconstruirlo. Y así sucesivamente.

woki_playa

 

 

Y entre esta maraña de reflexiones metafísicas sobre los vaivenes de las modas, y sobre quiénes éramos hace diez años –cuando la única opción que se nos ocurría para una cena rápida, barata y ‘take away’ era el Conesa de Plaça Sant Jaume, y bendito sea–, reservamos mesa en Woki Playa y nos encontramos con una carta que no decepciona en absoluto.

Ubicado junto a Barraca –otro de los restaurantes del grupo especializado en paellas y cocina marinera–, Woki Playa comparte filosofía con su hermano mayor y, al fin, con el resto de establecimientos del grupo. Ingredientes de proximidad, frescos y en gran parte ecológicos, tapas clásicas, arroces, frituras y una cocina basada en el mejor producto local presentado sin excesivas florituras.

woki_playa

 

Entre nuestros platos preferidos se encuentra una burrata fantástica, que llega a la mesa acompañada de rúcula y un delicado pesto. Los boquerones rebozados, o unos calamares a la andaluza muy ricos, los pimientos del Padrón o las bravas son una buena manera de abrir boca antes de decantarse por uno de los arroces de la carta.

Nuestra recomendación es escoger la paella marinera, aunque tienen curiosidades como una paella de pulpo que al parecer está levantando pasiones o incluso una paella vegana. Y recuperar la tradición de tapeo y paellas de la Barceloneta, en esta ocasión en un ambiente cosmopolita y moderno, ocupado ahora por algunos de esos jóvenes que hasta hace poco salían de tapas con sus padres.

woki_playa

 

 

 

 

Conviene maridar el surtido de tapas con alguno de sus cócteles, una novedad en este establecimiento que acaba de renovar su imagen por dentro y por fuera. Y que, sin duda, sientan la mar de bien a pie de playa de la Barceloneta. También en invierno, claro.

Woki Playa
Passeig Marítim de la Barceloneta, 1.
Horario: de viernes a domingo de 12 a 24 h.

Loading
Centrar mapa
Tráfico
En bicicleta
Tráfico
Google MapsCómo llegar
Laura Conde
Laura Conde

Como directora de la revista Guía del Ocio BCN se recorrió gran parte de restaurantes de Barcelona y escribió sobre ellos durante siete años. Es autora del libro ‘La felicidad en una croqueta’ (Now Books, 2014) y de 'Hecho en casa' (Now Books, 2015). En la actualidad escribe y habla, las dos cosas que más le gusta hacer además de comer, en diversos medios.

Sin comentarios aún

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Síguenos en las redes sociales
  • twitter
  • facebook
  • pinterest
  • instagram
  • Spotify
Partner
imagen